Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

04/04/13 - 00:00 Internacionales

Inmigrantes parten con esperanzas

“Partimos, pero quién sabe si volveremos”, dice uno de los emigrantes indocumentados, a bordo de una precaria lancha que desaparece entre la neblina del río San Pedro al amanecer. Así cruza la frontera de Guatemala a México, donde comienza el último y más temido trayecto de su viaje a Estados Unidos.

Tenosique

En la embarcación viajan otras 13 personas con la mirada en el mismo destino. Son parte del éxodo de unos 140 mil hombres, mujeres y niños indocumentados, principalmente centroamericanos, que cada año tratan de cruzar México hacia el norte.

Miles de ellos serán secuestrados y muchos otros sufrirán robos, violaciones, reclutamiento forzado en grupos criminales e incluso serán asesinados, según cálculos de las autoridades mexicanas.

Zarpando de “Los Naranjos”, Guatemala, los viajeros se hunden en un silencio tenso. Nadie quiere decir su nombre, ni de dónde viene ni a dónde va. La única mujer a bordo, los siete jóvenes que parecen menores de edad, el hombre de barba, todos temen que información valiosa pueda llegar a oídos de un “halcón”, como les llaman a los espías de las mafias.

“En mi país hay tierra para trabajar, pero la está acaparando la gente con dinero y nosotros los pobres tenemos que hacernos a un lado. Hay que pagar un impuesto de guerra, si no, lo matan a uno las pandillas”, explica Aurelio, un hondureño de 45 años que aspira a llegar por primera vez a EE. UU. para sembrar chiles.


Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.