Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

13/04/13 - 08:39 Internacionales

Maduro espera aprovechar ola de dolor para ganar comicios presidenciales

Nicolás Maduro espera aprovechar una ola de dolor para ganar el domingo las elecciones presidenciales extraordinarias de Venezuela y obtener el apoyo de los electores para ocupar el cargo del fallecido presidente Hugo Chávez, el adorado y carismático líder que lo escogió para seguir adelante con la desordenada e inconclusa revolución chavista.  

CARACAS.-  Quien sea que gane, Maduro o el retador de la oposición, Henrique Capriles, heredará numerosos problemas.       

Aunque todavía es el favorito, la gran ventaja de Maduro en las encuestas de opinión se ha reducido significativamente en las últimas semanas en momentos en que los venezolanos se ven obligados a enfrentar una amplia gama de problemas que muchos atribuyen a la mala administración de la economía y la infraestructura por parte de Chávez: apagones crónicos, inflación muy superior al 10% y escasez de alimentos y medicinas. A eso se agrega la rampante ola de delincuencia; Venezuela tiene una de las mayores tasas de homicidios y secuestros del mundo.       

Maduro, un antiguo activista sindical con estrechos lazos con Cuba que fue canciller de Chávez, dio el jueves señales de sentirse abrumado durante el último discurso de campaña ante cientos de miles de fieles con camiseta roja.       

“Yo necesito el apoyo de ustedes. Esta tarea que me dejó el comandante Chávez es una tarea muy difícil” , dijo Maduro, quien se convirtió en presidente encargado después que Chávez falleció de cáncer el 5 de marzo. “Esto de ser presidente y conductor de una revolución es una vaina bien arrecha (algo muy difícil)” .       

Capriles, de 40 años y gobernador estatal que perdió a manos de Chávez en las elecciones presidenciales de octubre, criticó fuertemente el historial del gobierno socialista de promesas incumplidas mientras recorría el país en una gira vertiginosa. El guión de su campaña incluyó leer una lista de proyectos inconclusos de carreteras, puentes y ferrocarriles, antes de preguntar qué productos escaseaban en las tiendas.       

Maduro, de 50 años, presentó un mensaje sencillo, un tema de la campaña presidencial de octubre. “Yo soy Chávez. Todos somos Chávez” , y ha prometido ampliar una amplia gama de programas creados por el hombre a quien llamó el “Jesucristo de América Latina” , financiados por un billón de dólares en ingresos petroleros durante los 14 años que Chávez estuvo en el poder.      

Maduro movilizó a una burocracia estatal de casi 2,7 millones de empleados creada por Chávez mientras cimentaba un control casi monopólico sobre el poder, usando a figuras leales en el poder judicial para intimidar y disminuir a la oposición, en particular a sus medios de radio y televisión.       

Pero no hay soluciones fáciles al desastre venezolano.      

Muchas fábricas en el corazón del país operan a media capacidad debido a los estrictos controles de divisas que las han dejado sin la moneda fuerte que necesitan para importar productos. Líderes empresariales afirman que algunas compañías están al borde de la bancarrota, incapaces de ampliar sus líneas de crédito con proveedores en el extranjero.       

Chávez impuso el control de cambio hace una década para eliminar la fuga de capital en momentos que expropiaba grandes extensiones de tierra y numerosos negocios privados.        Pero el tiro le ha salido por la culata. En el dinámico mercado negro los dólares se venden a tres veces la tasa de cambio oficial y Maduro ya ha devaluado dos veces este año la moneda nacional, el bolívar.       

El gobierno culpa de la escasez de leche, mantequilla, harina de maíz y otros bienes de alto consumo al acaparamiento. Por su parte, la oposición culpa a los controles de precios ordenados por Chávez para controlar la elevada inflación.       

“Chávez es algo único en el sentido de que sobrevivió una gran popularidad durante años de estanflación” , dijo Siobhan Morden, jefe de Estrategia para América Latina de Jefferies LLC. “Los votos de conmiseración (a favor de Maduro) perderán vigencia, y puede él sobrevivir un período (presidencial) de seis años con estanflación? Si él cree que tiene que impulsar la economía, qué hará dadas las limitaciones ideológicas?” , agregó.       

Capriles afirma que dará vuelta atrás a las expropiaciones de tierras, que, argumenta, han arruinado algunas granjas y convertido a Venezuela en un importador neto de bienes, como carne vacuna y café.       

Pero incluso Capriles dice que los controles de cambio y precios no pueden eliminarse de inmediato sin provocar una pérdida desastrosa en el valor del bolívar. Como forma de inyectar dólares de inmediato a la economía, Capriles ha propuesto poner fin a los envíos de petróleo a Cuba en términos preferenciales.       

Capriles también reestablecería relaciones estrechas con Estados Unidos, país al que Chávez denigró después de una intentona golpista en 2002 que Washington apoyó inicialmente.     

La campaña de Maduro no ha sido de ideas, sino de alabanzas a Chávez.      

Maduro ha seguido el guión de su mentor de culpar de los problemas del país al sabotaje y a los subterfugios de “la extrema derecha” , a los paramilitares colombianos, a los que desde Estados Unidos presionan por un golpe y a otras fuerzas oscuras. Pero nunca presenta pruebas. Los sospechosos “capturados” rara vez son identificados.  

/

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.