Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

15/04/13 - 17:33 Internacionales

Obama: "no tenemos todas las respuestas" de explosiones en Boston

Al menos dos personas murieron y decenas resultaron heridas el lunes en dos explosiones ocurridas en la maratón de Boston, sembrando el pánico y llevando a reforzar la seguridad en varias ciudades del país, cuando aún se desconoce la autoría o causas que lo provocaron, afirmó el presidente Obama.

POR AGENCIA EFE ESTADOS UNIDOS

WASHINGTON.- Las explosiones tuvieron lugar en el centro de la ciudad cerca de la línea de llegada del maratón anual. Una supuesta tercera explosión ocurrida en la biblioteca JFK de la ciudad fue posteriormente confirmada como un incendio y desvinculada por la policía de este suceso.

El presidente del país, Barack Obama, declaró en un breve discurso televisado a la nación que "no tenemos todas las respuestas" sobre las causas de los incidentes. "Seguimos sin saber quién hizo esto o por qué", añadió, dando a entender que las explosiones fueron intencionales pero sin evocar un eventual ataque terrorista.

"Llegaremos al fondo de todo esto. Encontraremos a quien hizo esto", continuó Obama.

"Cualquier responsable individual, cualquier grupo responsable, sentirá como cae el peso de la justicia", prosiguió.

Al menos 26 mil personas participaban en la carrera, la más antigua de Estados Unidos y las televisiones mostraban escenas de sangre en las aceras y calles llenas de escombros, equipos de socorro y camillas.

Explosiones simultáneas

Las dos explosiones, en lugares muy concurridos, se produjeron "simultáneamente" anunció el jefe de policía, Ed Davis, mencionando "numerosas víctimas".

El balance del suceso no dejaba de subir. Hacia las 22.30 (16.30 hora de Guatemala) el periódico local, Boston Globe, hablaba de más de 100 heridos.

En este contexto el jefe de la policía llamó a la prudencia de la población, recomendando que permaneciera en casa, al igual que hizo el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick.

Además de Boston, la seguridad fue incrementada en Nueva York y Washington, ciudades que habían sido blanco de ataques durante los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La explosión de Boston provocó la rotura de mamparas de tiendas y afectó los indicadores bursátiles en el cierre de la jornada.

"Hemos visto a gente a la que les volaron las piernas", relató a la AFP Mark Hagopian, propietario del Hotel Mark, situado cerca de la línea de meta del maratón.

"Una de ellas no tenía más piernas a la altura de la rodilla, pero vivía", añadió, confirmando haber escuchado dos explosiones. Una de ellas habría sido "enorme, sentimos su soplo en nuestra cara".

Otro hombre contaba a la cadena CNN que una de las deflagraciones fue tan fuerte que creyó que su cabeza "iba a estallar. Había mucho polvo, humo, vidrios", afirmó, relatando igualmente que vio a varias personas "gravemente heridas".

"Cuando las escuchamos, todo el mundo se miró y se quedó mudo, y en minutos llegó la policía", afirmó. "Hay miembros humanos, restos de cuerpos", afirmó Zara Bielkus, testigo de 30 años, originaria de Boston.

Centros médicos improvisados

Algunos heridos fueron tratados a la tienda de clasificación de la meta que fue transformada en improvisado centro médico. La mayoría fueron rápidamente trasladados a los hospitales de la ciudad.

"Boston es una ciudad fuerte y resistente", dijo Obama, quien pidió a los estadounidenses que recen por los habitantes de la ciudad.

Elizabeth Warren, senadora de Massachusetts, declaró que estaba "rezando por quienes estaba en el maratón de Boston hoy".

Una paraguaya residente en Nueva York declaró que se salvó de la detonación "de milagro".

"Estábamos a una cuadra del lugar de donde se produjo la primera explosión. Para nosotros sonó como una bomba. Como 10 segundos después escuchamos la segunda explosión. Fue terrible. No sabíamos qué hacer", relató, todavía asustada por lo que pasó.

Lilia Brítez señaló que acompañaba a una amiga a la maratón y que ambas trataron de salir rápidamente, "en menos de 10 minutos el lugar se llenó de policías y ambulancias", señaló.

"Gracias a Dios no nos pasó nada. Nos salvamos de milagro. Espero que ningún compatriota haya resultado herido", comentó la mujer.

El maratón de Boston, el más antiguo del mundo, es uno de los famosos eventos deportivos anuales de Estados Unidos, en el que participan decenas de miles de corredores que deben clasificarse para competir y a la que acuden miles de espectadores.


Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.