Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

27/07/13 - 00:00 Internacionales

Papa pide a jóvenes no perder esperanza

El papa Francisco, que enfrenta el desafío de revitalizar la Iglesia, pidió ayer a cientos de miles de jóvenes católicos que lo aclamaron en la playa de Copacabana conservar la fe pese a los malos sacerdotes.

RÍO DE JANEIRO - “Jesús se une a tantos jóvenes que han perdido su confianza en las instituciones políticas porque ven egoísmo y corrupción, o que han perdido su fe en la Iglesia, e incluso en Dios, por la incoherencia de los cristianos y de los ministros del Evangelio”, dijo el Papa en un discurso, al terminar de presidir el viacrucis celebrado en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

“¡Cuánto hacen sufrir a Jesús nuestras incoherencias!”, exclamó el Pontífice ante un mar de peregrinos.

“En la Cruz de Cristo está el sufrimiento, el pecado del hombre, también el nuestro, y Él acoge todo con los brazos abiertos, carga sobre su espalda nuestras cruces y nos dice: ¡Ánimo! No la llevas tú solo”, añadió Francisco.

El primer papa de origen latinoamericano, entronizado en marzo último, enfrenta el desafío de renovar una Iglesia en crisis tras escándalos de corrupción y pederastas, y de frenar la sangría de fieles mientras crecen las iglesias pentecostales y el laicismo.

Francisco cumplió al pie de la letra su prédica de sacar la Iglesia a la calle, paseándose también en la mañana por el centro de Río de Janeiro en la primera mañana sin lluvia desde hace varios días.

Ayer en la noche, el Papa presidió el viacrucis, el camino de la Cruz, que representa los diferentes momentos vividos por Jesús desde que fue detenido hasta su crucifixión, y en la cual participaron 280 actores y voluntarios, un clásico.

“Candelaria, nunca más”, pidió Francisco tras haberse reunido horas antes con ocho presos menores de edad, en referencia al asesinato en 1993 de ocho niños y adolescentes de la calle por parte de la Policía delante de la Iglesia de la Candelaria, en pleno centro de Río, que estremeció a ese país.

Los jóvenes reos le ofrecieron como regalo un rosario artesanal. Sobre la cruz figura la inscripción “Candelaria, nunca más”. En las cuentas están inscritos los nombres de los niños asesinados. El Papa repitió entonces: “Candelaria, nunca más” y pidió“rezar por todos los menores víctimas de violencia” que están en prisión o viven en las calles.

Francisco también almorzó ayer con 12 peregrinos del mundo entero. Más temprano, el Papa confesó a cinco jóvenes —tres brasileños, una venezolana y una italiana—. La venezolana Estefani Lescano dijo: “Al verlo, claro que lloré. El Papa se quedó observando, fue cariñoso, lo abracé, tenía que abrazarlo. Me dijo que los venezolanos no tienen pecados”.

Agenda final

La anulación de dos grandes eventos  en Guaratiba, a 60 km al oeste de Río, a causa de la lluvia torrencial de los últimos días, generó cuestionamientos a la organización de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Ahora, los jóvenes peregrinarán 9.5 km del centro de la ciudad hasta Copacabana, hoy. Luego dormirán en la playa de Copacabana, en una vigilia en la que el Pontífice hará una oración.

Mañana, la misa de clausura de la JMJ también fue trasladada a Copacabana.

Por aparte, el grito “esta es la juventud del papa”  de los peregrinos asistentes al viacrucis oficiado  por Francisco se confundió con las consignas en contra del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, entonadas por manifestantes en una protesta pacífica.

AFP / Brasil

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.