Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

14/10/12 - 00:00 Internacionales

Reacomodo de carteles mexicanos

Las autoridades de México no pudieron festejar el golpe perfecto tras haber matado al fundador del cartel de las drogas de los Zetas, Heriberto Lazcano, alias el Lazca, quien vivo fue un dolor de cabeza para el Gobierno, pero muerto aún más, porque su cadáver fue robado de una funeraria. En tanto, los carteles se reacomodan en sus mandos.

El mapa del narcotráfico cambió radicalmente en México por la ofensiva militarizada lanzada en el 2006 contra los carteles por el presidente Felipe Calderón, que logró la captura o muerte de 25 de los 37 principales capos, aunque ello no acabó con los grupos criminales que dirigían.

En medio de esta estrategia, dos poderosos grupos delictivos se robustecieron más: la Federación de Sinaloa, que opera con sus grupos aliados, sobre todo en la costa del Pacífico, y los Zetas, un grupo paramilitar extendido sobre la costa del Golfo.

La Federación de Sinaloa es liderada por Joaquín el Chapo Guzmán, de 47 años y prófugo desde el 2001, cuando escapó de una cárcel en un carro de lavandería. Ahora es considerado como el delincuente más poderoso del planeta por la revista Forbes.

Junto con sus socios Ismael el Mayo Zambada y Juan José Esparragoza, el Azul, Guzmán ha convertido a su cartel en una federación, poniendo a su servicio a otros grupos reducidos por las acciones militares del Gobierno como los de Tijuana y Juárez, en las ciudades homónimas en la frontera con Estados Unidos, según cita la Fiscalía mexicana y la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, en inglés).

Al mismo tiempo estableció alianzas con los Caballeros Templarios y el cartel del Golfo, dos grupos fragmentados por escisiones internas, para enfrentar a los Zetas.

Gana terreno

Según la consultora estadounidense Stratfor, la Federación de Sinaloa opera en 16 de los 32 estados mexicanos y utiliza a los hombres del cartel de Jalisco Nueva Generación como una especie de brazo armado.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito estima que la Federación de Sinaloa opera en la mayor parte de América Latina con presencia de células en Colombia, Argentina, Ecuador, Perú, Panamá, Costa Rica y Guatemala, pero también ejecuta operaciones en Europa, Asia y Australia.

Los Zetas es la otra gran organización del narcotráfico de México creada en la década de 1990 a partir de un grupo de militares de fuerzas de élite, que se integraron como sicarios al cartel del Golfo, dirigido por el capo Osiel Cárdenas.

Después de la detención de Cárdenas y su extradición a Estados Unidos en el 2007, los Zetas se independizaron de sus antiguos jefes y conformaron su propia organización extendiéndose a lo largo de la costa del Golfo, en medio de una sangrienta disputa marcada por la utilización de métodos brutales como la decapitación y el cercenamiento en vida de sus víctimas.

Actualmente opera en 17 estados de México. En los últimos años intentó apoderarse de plazas sobre la costa del Pacífico para garantizar el acceso a los suministros de cocaína provenientes de Colombia, Ecuador y Perú. Los Zetas se han extendido a Guatemala, El Salvador y Honduras.

Tras la muerte de su líder, Heriberto Lazcano, el Lazca, el domingo último, el nuevo jefe del grupo es Miguel Ángel Treviño, alias Z-40, un expolicía de 40 años conocido por su carácter despiadado y métodos sanguinarios.

Además del narcotráfico, los Zetas han incursionado en el tráfico y secuestro de migrantes que van hacia Estados Unidos, el robo y contrabando de combustible, así como extorsiones para mantener una fuerza estimada entre seis mil y 10 mil hombres.

La Familia Michoacana surgió en el 2006 y fue formado por migrantes del Estado de Michoacán que a finales del siglo XX viajaron a regiones de Texas, sur de Estados Unidos, para trabajar, pero terminaron involucrados con carteles de la droga.

Tras la muerte de su fundador Nazario Moreno el Chayo en el 2010, enfrentó la escisión de la mayor parte de sus miembros, que formaron los Caballeros Templarios.

El cartel del Golfo es la más antigua organización del narcotráfico en México, que surgió de los grupos que contrabandeaban alcohol y marihuana en la frontera con Texas.

Gracias a su estratégica ubicación en el Estado de Tamaulipas, que les permitía un rápido acceso al sur y este de Estados Unidos, se convirtieron en los poseedores de una ruta muy apreciada por el envío de cocaína de Sudamérica a Estados Unidos, a partir de 1980.

Su máximo líder Osiel Cárdenas Guillén fue detenido en el 2003 y extraditado a Estados Unidos a principios del 2007.

Luego de la extradición de Osiel, el cartel del Golfo enfrentó una brutal disidencia de los Zetas, que hasta entonces operaban como su brazo armado, lo que causó a partir del 2010 sangrientas matanzas en el noreste de México.

Grupos medianos

Los otros carteles de la droga que asuelan México son el cartel del Pacífico Sur, que es el sucesor del llamado cartel de los hermanos Beltrán Leyva.

A estos se agregan el cartel Independiente de Acapulco, el cartel de Tijuana, que fue dirigido por años por la familia Arellano Félix, y el cartel de Juárez, según la consultora Stratfor.

POR REDACCIÓN* /

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.