Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

13/01/13 - 22:00 Internacionales

Rusos marchan contra ley que prohíbe adopción

iles de personas marcharon este domingo por las calles de Moscú para protestar contra una nueva ley que prohíbe que las familias estadounidenses adopten niños rusos, una manifestación multitudinaria que fue más grande de lo esperado y que le dio aire fresco a lo que hasta ahora era un desinflado movimiento de oposición contra el Kremlin.      

MOSCÚ.- Coreando gritos como “vergüenza por la escoria”, los manifestantes portaban carteles con el retrato del presidente Vladimir Putin y los miembros del Parlamento ruso que votaron arrolladoramente a favor de la nueva ley el mes pasado.

La prohibición de las adopciones atizó la indignación de la misma clase media, profesionales urbanos que participaron ampliamente en las protestas del año pasado cuando más de cien mil personas exigieron elecciones libres y que se ponga fin al poder de Putin, que se ha prolongado 12 años.      

Entre los carteles se leían algunos cargados de sarcasmo como, “diputados del Parlamento que vayan a orfelinatos, Putin al asilo”. Otro decía: “Por una Rusia sin Herodes”.       

La prohibición de Rusia a las adopciones fue en represalia por la nueva ley estadounidense dirigida a los rusos acusados de abusos de derechos humanos. Asimismo tiene que ver con un resentimiento acumulado en Rusia por los 60 mil  niños rusos adoptados por estadounidenses en los últimos 20 años, 19 de los cuales han muerto.       

Los casos de niños rusos adoptados que han muerto o han sufrido abusos a manos de sus padres adoptivos en Estados Unidos han sido publicados ampliamente en Rusia.

La ley fue patrocinada después que un pequeño murió en 2008 cuando lo dejaron en un vehículo en medio de un calor sofocante.  

POR AGENCIA AP / RUSIA

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.