Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

06/02/13 - 09:02 Internacionales

Parlamento venezolano investigará al partido de Capriles por corrupción

El Parlamento venezolano aprobó el marte último abrir una investigación contra unos dirigentes del partido Primero Justicia (PJ), del que forma parte el líder opositor, Henrique Capriles, después de que el vicepresidente del oficialista Partido Socialista de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, presentara supuestas pruebas de corrupción en su contra.

POR AGENCIA AFP VENEZUELA

CARACAS.- "Vamos a preparar los escritos y vamos a llevar el caso al Ministerio Público. Nosotros no los vamos a meter presos, la justicia los va a meter presos", dijo Cabello, presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), sobre los dirigentes de PJ, después de que la mayoría oficialista aprobara investigar la denuncia de corrupción.

En medio de una acalorada y acontecida sesión parlamentaria -y después de anunciar durante días que el martes presentaría elementos contra la dirigencia de PJ-, Cabello mostró en la plenaria cheques y depósitos a nombre de varios diputados opositores, supuestamente recibidos para financiar su actividad política y que, dijo, no fueron debidamente declarados.

"Esto no es nada personal, sino la denuncia de una organización mafiosa, de un cártel", dijo Cabello, añadiendo que "usan la fachada de un partido político para hacer negocios". "Esto es sólo una muestra" de la corrupción opositora, añadió Cabello, que pidió investigar "a fondo", tras acusar también a Capriles -gobernador del Estado Miranda (norte) y excandidato presidencial- de ser el "Pablo Escobar venezolano".

En Venezuela, la actividad política puede ser financiada por donaciones "privadas" e "ilimitadas", siempre y cuando no sean anónimas ni extranjeras y sean declaradas ante el Consejo Nacional Electoral.

Los opositores -que mostraron carteles con escritos del tipo: "Otra sesión sin hablar de la inseguridad"- solicitaron también discutir otros casos de corrupción en el país, pero la iniciativa fue denegada. "Nosotros estamos abiertos a cualquier investigación. Vamos a suministrarle a la Comisión de Contraloría todos los recaudos que necesite. A Primero Justicia ni tú ni nadie nos va a intimidar", dijo a Cabello el diputado Gustavo Marcano.

Mientras tanto, el también opositor Tomás Guanipa, secretario general de PJ y señalado por Cabello en sus denuncias, devolvió las acusaciones de corrupción al oficialismo. "Creen que nos pueden acusar a nosotros de lo que ellos hacen todos los días con el dinero del pueblo", sentenció Guanipa.

GENERA CONTROVERSIA

La sesión se sintió también en Twitter, donde Capriles llamó a Cabello "Al Capone", devolviéndole así el apodo de "Pablo Escobar" recibido.

En la sesión, de más de cinco horas de duración, el diputado Hernán Núñez retiró su apoyo a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), mostrándose indignado por la forma en que los opositores se tomaban las denuncias. Núñez, que fue candidato opositor a la gobernación de Sucre (noreste) en diciembre, fue recibido entre abrazos y alabanzas por los chavistas.

Tras las decisiones tomadas el martes, al menos tres diputados de PJ serán investigados por la Comisión de Contraloría del Parlamento, un procedimiento que luego podría pasar a los tribunales y significar la pérdida de la inmunidad parlamentaria de los señalados.

Esta no es la primera vez que desde el gobierno se acusa de corrupción a PJ, que hace algunos años incluso fue señalado de financiarse con dinero recibido ilegítimamente por parte de la estatal petrolera PDVSA cuando aún era una asociación civil, en 1998.

Asimismo, los diputados oficialistas y opositores se disputaban el martes el uso simbólico de una gorra con el tricolor venezolano, al lucirla por igual durante una sesión parlamentaria.

A ambos lados del hemiciclo de sesiones de la Asamblea Nacional, los diputados llevaban la polémica gorra, que Capriles popularizó durante la pasada campaña presidencial como símbolo de los detractores del gobierno y que el vicepresidente Nicolás Maduro reivindicó el lunes como gorra de la "revolución" durante una manifestación.

Y aunque ningún diputado se refirió al uso de la gorra, los comentarios en las redes sociales se multiplicaban mientras transcurría la sesión. "No puedes ver una dirigencia nacional seria cuando ves que en la AN compiten por quién tiene la gorra tricolor más bonita...Diossss!", escribió en Twitter la usuaria @Copcita.

El lunes, Maduro presentó la misma gorra tricolor de Capriles con la inscripción añadida "4F" -en referencia al fallido golpe de Estado que el presidente Hugo Chávez lideró el 4 de febrero de 1992- y dijo que ésta "no se la pueden robar" los opositores.

A lo que Capriles, que perdió los comicios de octubre ante Chávez, respondió en Twitter: "Jamás podrán expropiarla ni tampoco el futuro de los venezolanos!".

Durante la campaña de los comicios presidenciales de octubre, que Capriles perdió ante Chávez, el oficialismo criticó el uso de la gorra tricolor por parte del opositor, aduciendo que legalmente estaba prohibido el uso de los símbolos patrios en las campañas políticas. El Consejo Nacional Electoral instó, por su parte, a Capriles a dejar de usarla durante sus mitines, algo que el líder opositor se negó a hacer.

La gorra lleva los tres colores de la bandera venezolana: amarillo, azul y rojo, además de las ocho estrellas del pabellón nacional.


Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.