Internacional

Puertorriqueños a oscuras 10 días después del paso de huracán

A 10 días del azote del huracán "María" en Puerto Rico solo el cinco por ciento de la Isla tiene energía eléctrica y el 49 por ciento tiene servicio de agua potable. 

Por DPA / Puerto Rico

Un barrio de Puerto Rico destruido por el huracán. (Prensa Libre Foto: AP)
Un barrio de Puerto Rico destruido por el huracán. (Prensa Libre Foto: AP)

Además las comunicaciones siguen enfrentando dificultades y escasea el combustible diésel para suplir los generadores de electricidad de los que dependen hospitales, plantas de acueducto y otras importantes infraestructuras.

La recuperación, advirtió el director regional de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), John Rabin, podría tomar sobre seis meses y aún entonces podrían quedar áreas rezagadas que requerirán más tiempo.

“No sé si habrá electricidad en todas partes, espero que sí”,  sostuvo en entrevista que publica hoy el diario "El Nuevo Día" en la que afirmó que la operación de recuperación se complica en Puerto Rico por su condición de isla, y la imperante necesidad de importar materiales.

Poblados enteros se quedaron sin electricidad ni agua potable. (Foto Prensa Libre: AP/Ramon Espinosa)
Poblados enteros se quedaron sin electricidad ni agua potable. (Foto Prensa Libre: AP/Ramon Espinosa)

Luego de una lenta respuesta, el gobierno de Estados Unidos ha intensificado su gestión de apoyo al gobierno local y envió y otros están en curso, numerosos recursos para auxiliar al país.

Entre ellos hay cerca de 5.000 militares norteamericanos y cientos de miembros de la Guardia Nacional de varios estados que están apoyando los esfuerzos de recuperación y seguridad.

Los botes anclados en el muelle fueron destruidos por el huracán. (Presa Libre Foto: AP /Gerald Herbert)
Los botes anclados en el muelle fueron destruidos por el huracán. (Presa Libre Foto: AP /Gerald Herbert)

Estos militares están proveyendo recursos de transporte terrestre y aéreo para la movilización de suministros a distintas regiones de la Isla, entre otras tareas.

En entrevista con el mismo diario, teniente general Jeffrey S. Buchanan -encargado de las operaciones militares en Puerto Rico tras el paso del huracán María- indicó que la prioridades serán agilizar la entrega de suministros, sobre todo en áreas incomunicadas o de difícil acceso; movilizar un amplio equipo médico, y asistir en la entrega de diésel a los hospitales.

Reconoció la necesidad de aumentar la capacidad de recursos porque los que hay en la isla no son suficientes para cumplir con todo lo que se requiere.

PRC36. TOA BAJA (PUERTO RICO), 30/09/2017.- Fotografía de residencias afectadas por el huracán María, durante un sobrevuelo de la Guardia Costera de Puerto rico en un helicóptero MH60. (Prensa Libre Foto: EFE/Thais Llorca)
PRC36. TOA BAJA (PUERTO RICO), 30/09/2017.- Fotografía de residencias afectadas por el huracán María, durante un sobrevuelo de la Guardia Costera de Puerto rico en un helicóptero MH60. (Prensa Libre Foto: EFE/Thais Llorca)

Hay además en la isla numeroso personal de FEMA y de otras agencias federales, según dijo.

Es cuantiosa además la cantidad de suministros de emergencia que se están recibiendo de parte de entidades privadas y de personalidades puertorriqueñas residentes en Estados Unidos.

Cientos de puertorriqueños siguen, mientras tanto, realizando gestiones para salir del país, para pasar la crisis junto a parientes residentes en Estados Unidos. El aeropuerto Luis Muñoz Marín está operando a capacidad reducida, pero se espera que ya la próxima semana, si recibe el servicio de electricidad retorne a la normalidad.