Internacional

Abaten en Colombia al jefe de un frente de la guerrilla ELN

Un jefe de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), señalado de crímenes como el secuestro de un avión de Avianca en 1999, fue abatido este domingo en el departamento de Antioquia (noroeste), informaron las autoridades.

Por Bogotá/AFP

 José Amín  Hernández Manrique, conocido con el alias de “Marquitos, murió en una operación militar. (Foto Prensa Libre:AFP)
José Amín Hernández Manrique, conocido con el alias de “Marquitos, murió en una operación militar. (Foto Prensa Libre:AFP)

“Abatido alias Marquitos, cabecilla del frente de guerra Darío Martínez y miembro dirección nacional del ELN. Felicitaciones Fuerzas Armadas”, informó en Twitter el presidente Juan Manuel Santos, quien se encuentra en Roma, en medio de una gira por Europa.

La muerte de este guerrillero, identificado como José Amín Hernández, fue catalogada como un “golpe contundente” al ELN, producto de un operativo coordinado entre la Policía Nacional y las Fuerzas Militares, según un comunicado del Ejército.

En el operativo, que permitió tomar por asalto el campamento de Hernández, fue capturado otro guerrillero.

Según las autoridades, el abatido jefe rebelde había ingresado al ELN, segunda guerrilla del país después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), en 1980 y actualmente tenía bajo su mando a cerca de 300 guerrilleros.

Extorsionaba al sector minero

Hernández era señalado de liderar extorsiones al sector minero en la región del Magdalena Medio (centro-norte), así como de participar en actividades de minería ilegal y narcotráfico.

“Felicitaciones a las Fuerzas Militares de Colombia y Policía de Colombia por neutralización de alias Marquitos cabecilla del ELN” , manifestó Pinzón.

Además, las autoridades le responsabilizan del secuestro de un avión de la aerolínea Avianca en 1999, que cubría la ruta Bucaramanga-Bogotá y llevaba 46 pasajeros a bordo.

Más recientemente, se le acusa de ordenar en enero del 2013 el secuestro de cinco contratistas de una empresa petrolera en el departamento de Bolívar (norte), dos de los cuales eran peruanos y uno canadiense.

El ELN, que cuenta con unos 2 mil 500 rebeldes en sus filas, anunció hace un año que mantenía diálogos exploratorios con el gobierno para instalar una mesa formal de negociaciones de paz, paralela a la que se desarrolla con las Farc en Cuba desde el 2012.

Sin embargo, los acercamientos no han dado resultados concretos aún y esta misma semana la Unión Europea y la Celac, en una cumbre en Bruselas, pidieron al ELN y al gobierno que inicien “cuanto antes” conversaciones formales de paz para poner fin al conflicto armado de más de medio siglo.

El conflicto colombiano, en el que han participado guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, ha dejado al menos 220 mil muertos y más de seis millones de desplazados, según cifras oficiales.