Internacional

Al menos 23 muertos al caer bus a un río en región Cusco de Perú

Al menos 23 personas murieron y otras 32 resultaron heridas el viernes luego de la caída de un bus de pasajeros a un río en la región andina del Cusco, en el sureste de Perú, informó la Policía.

Por Lima/AFP

Al menos 23 personas murieron al caer el autobús al río. (Foto tomada del sitio: www.andina.com.pe).
Al menos 23 personas murieron al caer el autobús al río. (Foto tomada del sitio: www.andina.com.pe).

“Le confirmo que hay 23 personas muertas y 32 heridas por la caída del autobús al río Mapacho”, dijo el oficial Linio Sánchez, de la comisaría de Urcos, en la región Cusco, a unos mil 100 km al sureste de Lima.

El accidente se produjo en la madrugada a la altura del kilómetro 72 de la carretera Interoceánica, en el centro poblado de Inti, distrito de Ocongate, provincia de Quispicanchi en Cusco, señaló Sánchez.

“El bus terminó casi sumergido en el río, esto dificultó las labores de rescate de los brigadistas”, dijo el policía luego de señalar que los heridos, varios de ellos de gravedad, fueron trasladados a los hospitales de Ocongate y Cusco.

El autobús de la empresa Civa había partido con 56 pasajeros la noche del jueves de la ciudad amazónica de Puerto Maldonado, en la región Madre de Dios, a la ciudad del Cusco con algunos pobladores que iban a sufragar en las elecciones del domingo.

Según las primeras investigaciones un camión se cruzó intempestivamente con el bus provocando que el piloto perdiera el control y el vehículo saliera abruptamente de la carretera y cayera al río, dijo Sánchez.

Los accidentes con muertes y heridos en las rutas internas de Perú se han vuelto una constante por la falta de control policial en las vías y del Ministerio de Transporte a las empresas de transporte interprovincial.

De acuerdo con la más recientes cifras del ministerio del Interior, los accidentes de tránsito dejaron en el país dos mil 798 muertos en el 2014.

  • Además, en VIDEO/archivo: En marzo del 2015 un accidente de tránsito cobró la vida de 37 personas en Perú