Internacional

El FBI enviará una delegación a Bruselas

Una delegación del FBI y de la Policía de Nueva York viajará a Bruselas, anunció el martes el responsable de la lucha antiterrorista de la policía neoyorquina John Miller, mencionando la existencia de estadounidenses entre las víctimas de los atentados.

Por Nueva York/AFP

Varios heridos por explosiones en aeropuerto en Bruselas. (Foto Prensa Libre: EFE)
Varios heridos por explosiones en aeropuerto en Bruselas. (Foto Prensa Libre: EFE)

Una delegación del FBI y de la policía de Nueva York viajará a Bruselas, anunció el martes el responsable de la lucha antiterrorista de la policía neoyorquina John Miller, mencionando la existencia de estadounidenses entre las víctimas de los atentados.

“Porque hay víctimas estadounidenses y personas originarias de Estados Unidos en los atentados de Bélgica habrá una investigación del FBI en conjunto con la fuerza antiterrorista de Nueva York”, declaró Miller durante una conferencia de prensa.

La delegación podría partir hacia la capital belga “esta noche o mañana”  miércoles, agregó.

Cuatro misioneros mormones fueron heridos, tres de ellos de gravedad, según esta Iglesia, así como un miembro de la Fuerza Aérea estadounidense, de acuerdo a esta institución, en la serie de atentados perpetrados en la mañana del martes den Bruselas y reivindicados por el grupo Estado Islámico.

El Departamento de Estado se ha negado hasta ahora a dar un detalle preciso de las víctimas estadounidenses de estos atentados.

“Hemos estado en permanente contacto con nuestros socios del otro lado del Atlántico”, indicó Miller.

La seguridad fue sensiblemente reforzada en Nueva York el martes, sobre todo en los aeropuertos y los servicios de transporte.

Terror en Bruselas

Al menos 34 personas han muerto y otras 136 han resultado heridas en los atentados de el martes en el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, y la estación de metro de Maalbeek, el Estado Islámico (EI), se atribuyó la autoría de los hechos.

En un comunicado, difundido en inglés y que no pudo ser verificado, señala que combatientes del EI “detonaron una serie de bombas, cinturones y aparatos explosivos, el martes, contra el aeropuerto y una estación de metro del centro de Bruselas, capital de Bélgica, un país que participa en la coalición internacional contra el Estado Islámico” .

El atentado en la estación de metro, ubicada en el barrio donde se encuentran la mayor parte de las sedes de las instituciones europeas, ha causado al menos 20 muertos y 106 heridos, dijo Yvan Mayeur, alcalde la ciudad en una conferencia de prensa.

En los ataques del aeropuerto han fallecido al menos 14 personas y 30 han resultado heridas. 

Bélgica elevó su nivel de alerta y desvió trenes y autobuses con destino a la ciudad, ordenando a la gente que se quedara donde estaba. Los aeropuertos de toda Europa reforzaron su seguridad mientras una flota de vehículos de emergencia se ponía en marcha para gestionar los daños en Bruselas.       

Las explosiones, que la fiscalía de Bruselas describió como atentados terroristas, se produjeron días después de que el principal sospechoso de los atentados de París en noviembre fuera detenido en la capital belga. Luego de su arresto, Salah Abdeslam, de 26 años, dijo a las autoridades que había creado una nueva red y preparaba nuevos atentados.        Nadie reclamó en un primer momento la autoría de los atentados del martes.       

Los medios belgas informaron de 14 muertos en el aeropuerto. Varias personas murieron el martes en una explosión en la estación de metro, indicó el portavoz de la policía Christian De Conick, que no tenía todavía cifras concretas de muertos o heridos.       

En el aeropuerto de Bruselas, dos explosiones mancharon de sangre la terminal de salida y derribaron parte del techo. 

Los testigos dijeron a Associated Press que una de las detonaciones se produjo en el mostrador de pago por exceso de equipaje y la otra cerca de una cafetería Starbucks. Después de las detonaciones se veía humo alzándose desde la terminal.       

Anthony Deloos, que trabaja en el aeropuerto para Swissport, que gestiona los servicios de facturación y equipajes, dijo que la primera explosión se había producido cerca de los mostradores de Swissport donde los pasajeros pagan por el exceso de equipaje. La segunda detonación golpeó una cafetería Starbucks de la terminal, dijeron Deloos y un compañero.       

“Oímos una gran explosión. Es como cuando uno está en una fiesta y de pronto no oye, como por un fuerte ruido” , explicó Deloos, añadiendo que un compañero le había dicho que corriera mientras trozos de papel flotaban por el aire.        “Salté en una salida de equipaje para estar seguro” , dijo.       

Tom de Doncker, de 21 años y que trabajaba como becario de facturación, estaba cerca del lugar de la segunda detonación.   

“Vi a un soldado sacando un cuerpo” , dijo. “Me sentí como si también me hubiera llevado un golpe” por la onda expansiva de la explosión.       

Todos los vuelos con salida en Bruselas fueron cancelados, los aviones y trenes que llegaban a la ciudad fueron desviados y Bélgica elevó al nivel máximo la alerta por terrorismo. Las autoridades pidieron a la gente en Bruselas que evitara los desplazamientos, congelando la ciudad. También se estrechó la seguridad en los aeropuertos de París, Londres y otras ciudades europeas.       

Las agencias de seguridad europeas llevaban semanas advirtiendo del riesgo de un ataque importante y habían indicado que Estado Islámico trabajaba de forma activa para atentar. La detención de Salah Abdeslam la semana pasada en Bruselas agravó ese temor, y los investigadores dijeron que muchas personas implicadas en los atentados del 13 de noviembre en parís, en los que murieron 130 personas, seguían prófugos.       

Zach Mouzoun, que llegó en un vuelo de Ginebra unos 10 minutos antes de la primera detonación, dijo a la televisora BFM que la segunda explosión, más fuerte, derribó trozos del techo y rompió tuberías, mezclando el agua con la sangre de las víctimas.       

“Fue atroz. Los techos se cayeron” , dijo. “Había sangre por todas partes, gente herida, maletas por todas partes” .        “Estábamos caminando por entre los escombros. Era un escenario de guerra” .       

Cerca de la entrada de la estación de metro de Maelbeek, no muy lejos de la sede de la Unión Europea, los equipos de emergencias habilitaron un hospital de campaña en un pub local. Pasajeros conmocionados salían de las bocas del metro mientras la policía intentaba establecer un perímetro de seguridad.





“El metro salía de la estación de Maelbeek cuando hubo una explosión que sonó muy fuerte. Había pánico por todas partes. Había mucha gente en el metro” , dijo Alexandre Brans, de 32 años y que se estaba limpiando la sangre del rostro.     

Franoise Ledune, portavoz del metro de Bruselas, dijo a la televisora BFM que parecía haberse producido sólo una explosión en el subterráneo, en un automóvil detenido en Maelbeek. 





  

En el aeropuerto, la gente huyó tan rápido como pudo.       

Imágenes de video tomadas por testigos y emitidas en la televisora francesa i-Tele mostraban a pasajeros, incluido un niño que corría con una mochila, huyendo de la terminal en diferentes direcciones arrastrando su equipaje.

Otra imagen mostraba a un agente de seguridad que patrullaba dentro de una sala con desperfectos, donde se veía lo que parecían paneles aislantes del techo tirados por el suelo.      

Otras grabaciones tomadas por algunos usuarios y colgadas en las redes sociales muestran la destrucción causada en un área de la terminal de salida del aeropuerto, donde se pueden ver decenas de paneles caídos y cristales rotos en una zona que ya ha sido controlada por las fuerzas de seguridad.

En la zona próxima a la estación de metro de Malbeek donde se produjo la explosión, testigos describieron el caos provocado en esta área administrativa de la ciudad muy transitada a primera hora de la mañana.

Los aeropuertos de Fráncfort y varios aeródromos franceses han reforzado hoy la vigilancia en sus instalaciones tras las explosiones en Bruselas, que han causado múltiples cancelaciones de vuelos en los aeropuertos europeos.

Disparos y gritos en árabe

Testigos oyeron disparos en el área de salidas del aeropuerto internacional de Bruselas, antes de que una persona gritara algo en árabe y que dos explosiones se escucharan este martes por la mañana, indicaron varios testigos citados por la agencia Belga.

Al menos una persona murió y varias más resultaron heridas en estas dos explosiones, según la policía federal. El balance podría ser más elevado, según fuentes policiales interrogadas por AFP.

Reacciones

Líderes y políticos en toda Europa expresaron su conmoción y solidaridad tras los ataques de Bruselas:  

  • — “Estamos en guerra. En los últimos meses Europa ha sido objeto de actos de guerra” — Manuel Valls, primer ministro de Francia.       
  • — “Somos conscientes de que enfrentamos un momento trágico. Tenemos que tener calma y mostrar solidaridad” — Charles Michel, primer ministro belga.       
  • — “El rey y la reina están devastados por los ataques” — comunicado de la familia real belga. “Los emocionados pensamientos del rey y la reina van en primer lugar para las víctimas y sus familias y para los equipos de rescate que están haciendo todo lo posible para ayudar a las víctimas”.       
  • — “Estos ataques suponen otro golpe de los terroristas al servicio del odio y la violencia”,  — Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo.       
  • — “Los terroristas atacaron Bruselas pero era Europa la que estaba en el objetivo  — y todo el mundo está preocupado” — Francois Hollande, presidente de Francia.      
  • — “Los terroristas nunca ganarán” — Peter Altmaier, jefe de gabinete de la canciller alemana, Ángela Merkel.       
  • — “Con gran pesar supimos de estos ataques despiadados en Bruselas (...) El mundo debe permanecer unido y derrotar al terrorismo” — Salem Al Meslet, del Alto Comité para las Negociaciones, una coalición de grupos opositores sirios que participa en las conversaciones de paz de Ginebra.       
  • — Los ataques “han mostrado una vez más la cara global del terrorismo”  — Ahmet Davutoglu, primer ministro de Turquía.       
  • — “El hora de que Europa entienda que la amenaza real se acerca y una esfuerzos con Rusia” — Alexei Pushkov, legislador ruso.       
  • — Los ataques “llevan una firme cobarde y bárbara” y “Europa debe combatir el terror junta y defender con decisión sus valores europeos”  — comunicado conjunto del canciller de Austria, Werner Faymann, y del vicecanciller, Reinhold Mitterlehner.