Internacional

Alemania prevé llegada de 40 mil refugiados este fin de semana

Alemania espera a 40 mil refugiados este fin de semana, informó este viernes en Praga el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Por Praga/AFP

<em><span class="hps">R</span><span class="hps">efugiados</span> <span class="hps">desayunan</span> <span class="hps">cerca de un campamento</span> <span class="hps">en la ciudad</span> <span class="hps">sureña serbia</span> <span class="hps">de</span> <span class="hps">Presevo.</span></em>
Refugiados desayunan cerca de un campamento en la ciudad sureña serbia de Presevo.

Tras recordar que Alemania acogerá a 800 mil  migrantes este año, el ministro aseguró haber dicho a sus homólogos húngaro, polaco, eslovaco y checo, quienes han rechazado una vez más el sistema de cuotas obligatorias, que hace falta “ponerse de acuerdo sobre un reparto justo de los que aún están de camino” .

Unos 4 mil soldados alemanes están listos para ser movilizados durante el fin de semana, con el fin de “ayudar en casos de emergencia” , ante la llegada masiva de refugiados a Alemania, indicó la ministra de Defensa Ursula von der Leyen.





De ser necesario, se podrían movilizar más soldados, precisó, en declaraciones difundidas por la revista Der Spiegel.

“Solo por el fin de semana, unos 4 mil soldados (de la Bundeswehr, el ejército alemán, ndlr) están dispuestos a ser movilizados”  en caso “de urgencia” , indicó en una entrevista en la edición del sábado del Spiegel, apartes de la cual fueron difundidas el viernes.

Insistió sobre el hecho de que no serían llamados en refuerzo sino en caso “de urgencia” . En el marco de la ayuda y atención a los refugiados, la consigna de la Bundeswehr es “buena voluntad máxima” .





Un poco antes, en una visita a Praga, su colega de Relaciones exteriores, Frank-Walter Steinmeier, había afirmado que su país esperaba 40 mil nuevos refugiados este fin de semana, una previsión que ni la policía, ni el ministerio del Interior, encargado de este expediente, no confirmó a la  AFP .

Alemania espera espera recibir 800 mil demandantes de asilo en el 2015, o sea cuatro veces más que el año anterior y un récord en Europa.





Más de 430 mil migrantes han cruzado el Mediterráneo

Más de 432  mil 761 migrantes y refugiados han cruzado el Mediterráneo desde enero, y cerca de 2.748 han muerto o están desaparecidos, anunció el viernes la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Cerca de 310 mil llegaron a Grecia, y 121 mil a Italia, según el último conteo publicado por la OIM, con sede en Ginebra. Otros 2 mil 166 llegaron a España y cien a Malta.

La cifra de lo que va de 2015 supera con creces el total de 2014, cuando se aventuraron en aguas del Mediterráneo 219 mil migrantes.

Según las cifras de la agencia el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) el año pasado 3 mil 500 personas murieron o fueron reportadas como desaparecidas en el Mediterráneo.

En su informe del 3 de septiembre, la OIM había contabilizado 364.000 migrantes llegados a Europa por el Mediterráneo en 2015.

Un portavoz de la OIM explicó a la AFP que la fuerte aceleración de las llegadas que muestran las cifras se debe a una mejora en el sistema de registro puesto en marcha por las autoridades griegas.

La mayoría de los migrantes llegados a Grecia por mar son sirios que huyen de la guerra en su país. El segundo grupo más numeroso son los afganos, mientras que a Italia, la mayoría de refugiados viene de Eritrea.





Rechazan la cuota  migratoria

Los países del Este europeo rechazaron este viernes las cuotas obligatorias de refugiados propuestas por Alemania, reflejando las profundas divisiones abiertas en Europa ante la crisis migratoria.

Los países “deben poder controlar el número de refugiados que están dispuestos a aceptar y a continuación ofrecerles (su) apoyo” , dijo el ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomir Zaoralek, tras un encuentro en Praga con sus homólogos húngaro, polaco, eslovaco y alemán, Frank-Walter Steinmeier, quien acudió a la reunión para intentar hacerles cambiar de opinión.

Estos países, que ingresaron en el 2004 en la UE con el abierto apoyo de Alemania, desafían hoy a la canciller Angela Merkel que quiere imponer una política “obligatoria”  de cuotas de refugiados en nombre de los valores fundamentales del proyecto europeo.

Hallan poca empatía en el este de Europa

Cuando Letonia decidió el mes pasado aceptar a 250 de los decenas de miles de refugiados que pedían asilo en Europa, cientos de manifestantes, incluidos ancianos y familias con niños, protestaron ante el Parlamento con pancartas advirtiendo de que los extranjeros acabarían destruyendo el país báltico.

Los lemas que coreaban describían una ominosa amenaza para las “naciones blancas” .       

En la vecina Estonia se produjo una manifestación similar con exclamaciones antimusulmanas, para protestar los planes de recibir este año a unos 150 refugiados de Oriente Medio y África.    

Aunque a los nuevos estados miembros de la Unión Europea en el este de Europa se les ha pedido que acojan menos personas que los demás, han presentado la resistencia más dura a la propuesta de que los refugiados sean repartidos de forma más equitativa en el bloque de 28 naciones. Incluso los líderes políticos de partidos mayoritarios en estos países han descrito a los refugiados y emigrantes como oportunistas que quieren aprovecharse de los beneficios sociales, terroristas y portadores de enfermedades.    

Los países bálticos, así como Hungría, Polonia, Eslovaquia y República Checa, han rechazado las cuotas obligatorias de refugiados, a menudo con el argumento de que no quieren que sus sociedades, relativamente homogéneas, se vuelvan multiculturales.       

Altos funcionarios de la UE y grupos de derechos humanos han expresado su decepción por la hostilidad hacia los solicitantes de asilo en países en los que cientos de miles de personas huyeron de dictaduras comunistas hace apenas unas décadas.