Internacional

Atacante de Múnich tenía problemas psíquicos y de drogas

El atacante que mató el martes a puñaladas a un hombre y causó heridas a tres más en una estación de trenes en las afueras de Múnich tenía problemas mentales y de consumo de drogas, afirmó el ministro del Interior del estado de Baviera, Joachim Herrmann.

Por Grafing /DPA

Expertos forenses de la policía trabajan frente de la estación de tren en Grafing.(Foto Prensa LIbre:AP).
Expertos forenses de la policía trabajan frente de la estación de tren en Grafing.(Foto Prensa LIbre:AP).

El funcionario descartó que el ataque tuviese una motivación islamista.

La Policía sospechó en un principio que podría tratarse de un atentado terrorista basándose en declaraciones de testigos según los cuales el atacante gritó "Allahu Akbar" ("Dios es grande", en árabe) mientras arremetía a cuchillazos contra pasajeros en un tren suburbano y posteriormente en una estación.



Restaurante donde ocurrió el ataque cerca de la estación de tren en Grafing.(AFP).
Restaurante donde ocurrió el ataque cerca de la estación de tren en Grafing.(AFP).


Las autoridades siguen investigando también en esa dirección. Sin embargo, Herrmann dijo que el atacante había sufrido últimamente problemas mentales y con drogas.

El asaltante, un hombre de 27 años de nacionalidad alemana, asestó puñaladas sin previo aviso a varios hombres en un tren y en la estación interurbana de Grafing, a unos 30 kilómetros al sureste de Múnich.

Tras el ataque, que se produjo a las cinco de la mañana locales, un horario en el que muchos viajaban a Múnich a trabajar, fue reducido por otros pasajeros y detenido por la Policía en la estación. Iba descalzo.



Expertos forenses trabajan frente a un restaurante cerca de la estación de tren.
Expertos forenses trabajan frente a un restaurante cerca de la estación de tren.


Según dijo el ministro, el agresor confesó el delito.

Un hombre de 56 años falleció poco más tarde en el hospital y otros tres hombres de 58, 43 y 55 años sufrieron heridas. Uno de ellos sigue en estado crítico.

Los primeros resultados de las investigaciones policiales serán dados a conocer en horas de la tarde. Las imágenes televisivas del lugar mostraban un andén y un tren manchados de sangre.

La alcaldesa de Grafing, Ángelika Obermayr, se mostró consternada y dijo que el ataque en su "localidad pequeña y sumamente pacífica" había sacudido a los residentes. "Hasta ahora era impensable que algo así pudiera pasar aquí".



Un experto forense trabaja frente a un restaurante en Grafing, cerca de Munich.
Un experto forense trabaja frente a un restaurante en Grafing, cerca de Munich.