Internacional

Atentados en Barcelona abren ola de señalamientos políticos 

Ataques en Barcelona se convierten en material de señalamientos entre países y pasan al plano político con divisionismo en policías. 

Por AFP y EFE

Las fuerzas policiales han emprendido una ola de señalamientos contra otras autoridades, lo que ahonda la tensión independentista en Cataluña. (Foto Prensa Libre: AP)
Las fuerzas policiales han emprendido una ola de señalamientos contra otras autoridades, lo que ahonda la tensión independentista en Cataluña. (Foto Prensa Libre: AP)

La policía de Vilvoorde (Bélgica) comunicó hace 17 meses al número dos de los servicios de información de la Policía autonómica de Cataluña sus sospechas sobre Abdelbaki Es Satty, el imam cerebro de la célula terrorista que atacó en Barcelona y Cambrils  (Tarragona) y que causó 15 muertos.

Según publican varios medios de comunicación, el aviso se produjo en marzo del 2016 durante la estancia de Es Satty en Vilvoorde, ciudad a la que había llegado dos meses antes y que durante años fue uno de los principales focos yihadistas de Europa.

Esta fue la primera alerta que tuvieron las fuerzas de seguridad sobre Es Satty, que poco después se desplazó a la localidad catalana de Ripoll  (Gerona) para ejercer como imam.

El jefe de la Unidad de Análisis Estratégicos de la comisaría general de información de la Policía catalana  (Mossos dEsquadra), Daniel Canals, respondió por correo electrónico a las sospechas de la policía de Vilvoorde sobre los posibles lazos terroristas de Es Satty, según publica El País.

El 8 de marzo, Canals, número dos del servicio de información de la policía autonómica, respondió a la policía belga que Abdelbaki Es Satty “no era conocido”, si bien una persona con el mismo apellido había sido investigado por sus vínculos, según el diario español.

Se trataba de su pariente Mustafa es Satty, imam suplente en 2006 en una mezquita en Vilanova i la Geltrú  (Barcelona) y que vivió en un apartamento por el que pasaron al menos dos terroristas directamente implicados en los atentados de Madrid de 2004, que causaron 192 muertos y más de mil 800 heridos.

Gobierno catalán lo niega

La policía belga se limitó a pedir a las fuerzas de seguridad catalanas “de forma absolutamente informal”  datos del imam Abdelbaki es Satty, considerado el cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils, pero sin alertar sobre el mismo, según el Gobierno regional de Cataluña  (noreste español) .

En conferencia, el responsable regional de Interior, Joaquim Forn, negó que la policía catalana hubiera cometido un “fallo”  en el contacto “informal”  con la policía de Vilvoorde  (Bélgica).

Además de mostró muy molesto y preocupado por que algunos medios quieran -a su juicio- “ensuciar”  y “desacreditar”  la labor de los agentes de policía.

Argumentó que si la petición de información hubiera sido formal, se tendría que haber hecho a través del Ministerio español del Interior, ya que las autoridades regionales no pueden tener relación directa con las policías del extranjero.

Según confirmaron fuentes catalanas de Interior, un agente de la policía de Vilvoorde remitió en marzo de 2016 un correo electrónico a un mando de la Policía de Cataluña preguntándole si había datos sobre el imam, que quería pedir trabajo allí, sin que constara información en los archivos policiales catalanes.

Pugna en policías

Los atentados en Barcelona abren una polémica en España por la colaboración policial tras los atentados.

Cataluña vive una confrontación con el gobierno central por su intenciones de celebrar un referendo para independizarse de España, hecho que ahora se mezcla con los señalamientos policiales. 

Un policía abraza a una familia a la que ayudó durante el ataque en Barcelona. (Foto Prensa Libre: AP)
Un policía abraza a una familia a la que ayudó durante el ataque en Barcelona. (Foto Prensa Libre: AP)

Holanda: suspende concierto

La policía holandesa recibió “una información concreta”  de su par española sobre un proyecto de atentado en la sala de conciertos Maassilo de Róterdam, lo que provocó la anulación del concierto de un grupo de rock, anunció este jueves.

“Había una información concreta de que ese día se cometería un atentado en ese lugar, contra ese grupo de rock”, los californianos Allah-Las, declaró este jueves el jefe de policía de Róterdam, Frank Paauw.

Después de la anulación del concierto en el último momento, tras una advertencia de la policía española recibida hacia las 17.30 horas locales, se procedió a dos detenciones.

Un habitante de 22 años de Brabante, provincia del sur del país, fue detenido como “sospechoso de estar implicado en la preparación de un atentado terrorista”, señaló Paauw.

Otro hombre, el chofer de una camioneta con matrícula española que transportaba “cierta cantidad”  de bombonas de gas, fue arrestado horas antes, aunque sigue habiendo dudas sobre su implicación.

Estas detenciones se producen en un tenso clima, seis días después de dos atentados con vehículos en Cataluña  (noreste de España), reivindicados por el grupo Estado Islámico  (EI), que dejaron 15 muertos.

La Policía sigue investigando sobre posibles ramificaciones internacionales de la célula que causó los ataques, y de los desplazamientos al extranjero -en particular Francia y Bélgica- de algunos de sus miembros.