Internacional

Aumenta a 76 la cifra de muertos por terremoto de 7.3 grados en Nepal

El número de muertos por el terremoto de 7,3 grados que ayer azotó Nepal se elevó este miercoles a 76 y el de heridos a 2 mil 374, según los últimos datos ofrecidos por la Policía de ese país asiático.

Por Katmandú/EFE

 Una mujer camina entre los escombros un día después del nuevo terremoto de 7.3 en Bhaktapur, Nepal.(Foto Prensa Libre:EFE)
Una mujer camina entre los escombros un día después del nuevo terremoto de 7.3 en Bhaktapur, Nepal.(Foto Prensa Libre:EFE)

Las operaciones de rescate continúan en marcha, indicó en su cuenta de Twitter el cuerpo de seguridad, que este mediodía rescató con vida a doce personas, entre ellas un estadounidense y una coreana, en la localidad de Chautara, en el golpeado distrito de Sindhupalchok.

El Ministerio del Interior nepalí informó a primera hora de la mañana local que la fuerte réplica de ayer al terremoto de 7.8 grados del 25 abril recién pasado causó además daños en 32 de los 75 distritos de Nepal.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) situó el epicentro a 18 kilómetros al sureste de la localidad nepalí de Kodari, en el distrito de Sindhupalchok, próxima a la frontera tibetana.

Los temblores del martes recién pasado terminaron de derrumbar decenas de viviendas y edificios dañados el 25 de abril recién pasado.

“La gente está aterrorizada. Todo el mundo tiene miedo aquí. Pasaron la noche fuera, al aire libre“, dijo Lamichane.

Según el Gobierno nepalí, al menos 300 mil viviendas fueron devastadas por el terremoto del día 25 abril, una cifra que se eleva por encima del medio millón si se le suman aquellas con algún daño.

La fuerte réplica del martes último volvió a golpear los distritos nororientales de Dolakha y Sindhupalchok, este último el más castigado por el sismo de 7.8 grados del 25 de abril recién pasado, ya que registró más de la tercera parte de las víctimas.

El temblor de tierra del martes recién pasado dejó también al menos 17 muertos y 39 heridos en el norte de la India y un fallecido en el Tíbet, además de sentirse en Bangladés.

-Piden evacuar edificios dañados-

Funcionarios armados con altavoces recorrieron este miércoles las calles dañadas por el terremoto en un pequeño pueblo de Nepal, pidiendo a los residentes que abandonen los edificios dañados.

Las órdenes de evacuación llegaron un día después de que ese país, que estaba empezando la reconstrucción tras el devastador sismo del 25 de abril recién pasado, fue golpeado por un sismo de magnitud 7.3.

El temblor del martes mató a al menos 65 personas y causó mas de 2 mil heridos, además de deslaves que bloquearon carreteras y ralentizaron la entrega de suministros de primera necesidad.

“¡Hay peligro!”, dijeron los funcionarios a través de los altavoces. “¡Abandonen los edificios!”.

La mayoría de la gente, sin embargo, habían huido a espacios abiertos el día anterior y pasaron la noche en tiendas de campaña o bajo lonas de plástico.

El movimiento telúrico del martes golpeó con fuerza Chautara, una localidad a los pies de la montaña que se había convertido en un centro de distribución para rescatistas y ayuda humanitaria tras el primer terremoto.

Por otra parte, un helicóptero de la Infantería de Marina de Estados Unidos en el que viajaban seis efectivos de esa fuerza y dos soldados nepalíes desapareció cuando transportaba asistencia en el noreste de Nepal, dijeron funcionarios estadounidenses, aunque no ha habido indicios de que se haya estrellado.

Laxmi Dhakal, funcionario del Ministerio del Interior, dijo que helicópteros del ejército estaban sobrevolando la zona de Sunkhani, a casi 80 kilómetros (50 millas) al noroeste de la capital, Katmandú, para intentar dar con el helicóptero desaparecido.

El sismo del martes recién pasado, de magnitud 7.3 y cuyo epicentro estuvo entre Katmandú y el monte Everest, sacudió con mayor fuerza las laderas del Himalaya.

La mayoría de los 65 muertos confirmados hasta el lunes recién pasado por la mañana estaban en el distrito de Dolakha, al noreste de Katmandú, dijo el máximo responsable del distrito Prem Lal Lamichane.

“La gente está aterrorizada. Todo el mundo tiene miedo aquí. Pasaron la noche fuera, al aire libre“, dijo Lamichane añadiendo que el gobierno se estaba quedando sin materiales de primera necesidad.

Pidió al gobierno que enviase más helicópteros y suministros al tiempo que explicó que había muchos heridos atrapados en aldeas.

El sismo del martes dejó también cerca de 2.000 heridos, según el último recuento del Ministerio del Interior.

Pero se espera que la cifra aumente a medida que llegan reportes de personas atrapadas bajo los escombros en aisladas en aldeas del Himalaya, dijo la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas.