Internacional

 Aumentan evacuados e inundaciones en Buenos Aires con pronóstico de más lluvias

 Al menos 1 mil 300 personas permanecen evacuadas por inundaciones que afectan extensas zonas de la rica pampa húmeda argentina, tras varios días de temporal con crecida de ríos que dejó tres muertos, con pronóstico de más lluvias.

Por Buenos Aires/AFP

<em>Argentinos afectados por las inundaciones.</em>
Argentinos afectados por las inundaciones.

Desde una fuerte tormenta que cayó el miércoles recién pasado, la inclemencia del clima causó dos muertos, que las autoridades consideran víctimas de estos aguaceros: un niño de 11 años que cayó en un arroyo y un hombre discapacitado que no pudo escapar del agua en su casa en Quilmes (30 km al sur).

Tras un día de respiro por mejoramiento del clima en la región de influencia del río de la Plata, el Servicio Metereológico Nacional (SMN) pronosticó más lluvias para el miércoles y jueves, aunque de menor intensidad que la caída desde el miércoles de la semana pasada.

EL SMN prevé vientos del sudeste sobre el río de la Plata, el delta del Paraná y el este de la provincia de Buenos Aires, "con velocidades que oscilarán entre 45 y 70 km/hora con ráfagas", según el parte.

La llamada sudestada viene aparejada con la crecida del río de la Plata, que impide el desag e normal de los afluentes.

En gran parte de la rica pampa húmeda, la principal zona agroindustrial del país, se ven campos anegados.

La lluvia que cayó en forma intermitente desde el miércoles recién pasado "acumuló hasta el momento 350 milímetros de agua"y en algunas zonas marcó récord para la epóca, informó Luciano Timerman, director de Emergencias Bonaerense.

En Salto, una rica zona productora de soja y maíz a 200 km al oeste de Buenos Aires, el río homónimo creció hasta 9,30 metros, lo que obligó a evacuar a unas 600 personas mientras otras 400 se autoevacuaron, informó el martes el jefe de Bomberos local, Osvaldo Lori.

Imágenes de televisión mostraron el desborde de varios ríos, entre ellos el Luján, que inundó una ruta principal, al subir 5,36 metros el nivel del agua.

En Luján, 70 km al norte, donde ya estaban evacuadas unas 200 personas, el agua avanzaba este martes por el casco histórico de esta ciudad, destino turístico y atracción para decenas de miles de peregrinos que visitan su tradicional Basílica.

También se vieron afectadas localidades como Pilar (45 km al norte), con 150 evacuados, San Antonio de Areco (113 km al noroeste) y Arrecifes (170 km al noroeste).

En San Antonio de Areco, donde se vivieron dos inundaciones graves en el 2009 y el 2010, "cayeron 340 milómetros de agua el miércoles y el río llegó a desbordar", aunque "ahora las aguas no invandieron el casco urbano", dijo Timerman.