Internacional

Avión solar comienza última etapa para completar la vuelta al mundo

 El Solar Impulse II, el avión que funciona exclusivamente con energía solar, despegó el sábado del aeropuerto de El Cairo con rumbo a Abu Dabi, en su última etapa para completar la vuelta al mundo, que comenzó en marzo del 2015.

Por El Cairo/EFE

Con el piloto Bertrand Piccard a los mandos, el avión despegó en torno a la 01.00 de la mañana hora local  (23.00 hora GMT) , como estaba previsto.

El vuelo hasta Emiratos rabes Unidos durará 48 horas, según indicaron los organizadores en su página web oficial, quienes temían que el avión no pudiera despegar debido al viento.

El despegue del Solar Impulse II, previsto en un primer momento para el pasado día 16, se retrasó primero por un “malestar estomacal”  de Piccard y posteriormente debido a las altas temperaturas sobre la península arábiga.

Según explicó la organización en su página web, las altas temperaturas reducen la densidad del aire que, a su vez, disminuye cuanto mayor es la altitud, por lo que el avión solar necesitará un mayor gasto de energía para que las hélices impulsen el avión.

Cuando aterrice en Abu Dabi, el Solar Impulse II habrá recorrido más de 40.000 kilómetros, y sobrevolado el mar de Arabia, India, Myanmar, China, los océanos Pacífico y Atlántico, Estados Unidos, el sur de Europa y el norte de frica desde marzo del 2015.



El avión Solar Impulse 2 cobrevuela la ciudad de El Cairo, Egipto. (EFE).
El avión Solar Impulse 2 cobrevuela la ciudad de El Cairo, Egipto. (EFE).


Este monoplaza, equipado con más de 17 mil células fotovoltaicas, está fabricado con fibra de carbono y se sustenta con una envergadura alar mayor que la del Boeing 747, pero desplaza un peso similar al de un automóvil familiar vacío.

Además, mantiene una velocidad de travesía de entre 45 y 90 kilómetros por hora, y alcanza un techo de vuelo máximo de ocho mil 500 metros de altitud.

Solar Impulse 2, emblema de la energía solar

El éxito del Solar Impulse 2, que despegó el sábado de Egipto para cubrir la última etapa de su vuelta al mundo, ilustra los avances realizados en los últimos años en materia de energía solar y los usos potenciales de esta fuente renovable.

¿Qué innovaciones aporta el Solar Impulse 2?

Contrariamente a sus predecesores, el Solar Impulse 2 es capaz de almacenar suficiente energía en sus baterías durante el día como para volar durante toda la noche.

Se trata de un avance logrado gracias a varias innovaciones tecnológicas de los industriales asociados al proyecto y potencialmente duplicables.



El Solar Impulse II se dirige a Abu Dabi en el tramo final de su gira mundial.(AFP).
El Solar Impulse II se dirige a Abu Dabi en el tramo final de su gira mundial.(AFP).


El fabricante químico belga Solvay, por ejemplo, ha desarrollado baterías que almacenan más energía siendo más ligeras, así como un material compuesto que aligera varias partes del avión.

El fabricante de paneles solares estadounidenses Sunpower ha puesto a punto las células fotovoltaicas con rendimiento más importante que la media.

El proyecto cuenta así con “la mayor potencia posible con una superficie reducida” , explica Cédric Philibert, especialista en energías renovables de la Agencia Internacional de la Energía  (AIE) .

La gran innovación de Solar Impulse “es sobre todo el sistema”  en su conjunto, es decir, la combinación de “lo que genera electricidad, lo que la almacena y los materiales que permiten transportar a los pasajeros” , considera por su parte Vincent Jacques Le Seigneur, director del Observatorio francés de Energías Renovables.

El avión “ha debido ser concebido aplicando los principios de eficiencia” , apunta Adnan Z. Amin, director general de la Agencia Internacional de las Energías Renovables  (IRENA) , un concepto esencial en la óptica de un mundo más sobrio en materia de consumo energético.

¿Usos futuros para la energía solar? -

Más allá de la producción de electricidad a través de las centrales en el suelo o sobre los tejados de los edificios, el reto es extender los usos de la energía solar.

En el transporte marítimo, ya existen en la actualidad embarcaciones solares, sobre todo pequeños cruceros. En el 2012, el PlanetSolar ha dio la primera vuelta al mundo de un barco con energía solar. Este catamarán es el navío solar más grande construido hasta la fecha.



El avión Solar Impulse se prepara para despegar desde el aeropuerto de El Cairo. (AFP).
El avión Solar Impulse se prepara para despegar desde el aeropuerto de El Cairo. (AFP).


La energía solar también es empleada en drones militares, con características parecidas al Solar Impulse.

Los avances en el almacenamiento de electricidad también están permitiendo instalar paneles solares en zonas sin tendido eléctrico.

Y los progresos en la densidad energética de las baterías son interesantes para las “microaplicaciones”  en ciertos objetos eléctricos o que siguen empleando carburantes fósiles, apunta Philibert.

¿Es factible un avión solar de línea?

Solar Impulse no se parece en nada a un avión de línea regular. Fabricado en fibra de carbono, aunque es tan ancho como un Boeing 747, es mucho más ligero, mucho más lento, y solo tiene capacidad para un pasajero.

“La superficie de células necesarias para transportar solo a dos seres humanos corresponde al tamaño de un Airbus o de un Boeing, por lo que un avión de línea es inconcebible”  a día de hoy, afirma Vincent Jacques Le Seigneur.

La industria aeronáutica trabaja más bien en aviones eléctricos alimentados por baterías recargables en tierra como E-Fan, pequeño aparato bimotor desarrollado por Airbus.

Los esfuerzos se encaminan asimismo hacia el desarrollo de aviones que consuman menos combustible y del bioqueroseno, producido a partir de vegetales.

El desafío medioambiental también es importante: el transporte aéreo representa el 3% de las emisiones mundiales de CO2.

¿Qué papel para la energía solar, hoy y mañana?

A finales del 2015, en el mundo había instalados cerca de 224 gigavatios de capacidad eléctrica de origen solar, un aumento del 21 % frente al 2014 gracias a la caída de los costes de esta tecnología y la mejora de los rendimientos de los paneles solares.

La energía solar representa actualmente menos del 1% del mix energético mundial, dominado por las energías fósiles  (petróleo, carbón y gas) , pero la AIE prevé que la capacidad solar se sitúe entre los 430 y los 515 GW en el 2020.

Los costes de la solar fotovoltaica podrían caer hasta un 59% para el 2025, según el IRENA.

Pero incluso en la actualidad, en numerosos países situados en el ecuador terrestre la energía solar es la menos cara para producir corriente y es rentable sin subvención.