BBCMundo

El caso de la adolescente de 15 años acusada de matar a una niña de 7 que estremece a Reino Unido

Es un caso que ha conmovido a Reino Unido.

Por BBC Mundo

Archivado en:

BBC Mundo Reino Unido

Una adolescente de 15 años acudió el miércoles a un tribunal en Inglaterra tras ser acusada de matar a Katie Rough, una niña de 7 años.

La menor fue arrestada después de que Katie resultara herida gravemente en un camino que conducía a un parque, generalmente usado como campo de fútbol, en York, en el noreste del país.

Según la policía, la joven también será imputada de portar "arma ofensiva", que en la audiencia se identificó como un cuchillo.

El término "arma ofensiva" es, de acuerdo con la fiscalía en el Reino Unido, Crown Prosecution Service (CPS), "cualquier artículo hecho o adaptado para causar una herida a una persona o (cualquier artículo) que la persona que lo lleva tiene la intención de usar con ese fin".

La policía halló a Katie luego de recibir una llamada de alguien en el área de Alness Drive el lunes en la tarde.

De acuerdo con la prensa británica, entre ellos el periódico The Guardian, la niña presentaba laceraciones en su pecho y cuello.

Testigos describieron cómo la madre de Katie, a quien los residentes han identificado como Alison Rough, se arrodilló en la calle, llorando y suplicando por ayuda después de que su hija resultara herida.

Katie fue trasladada al hospital, pero murió poco tiempo después.

En silencio

La acusada, quien no puede ser identificada por su edad, no dijo nada durante la audiencia que duró ocho minutos. Su abogado respondió por ella las preguntas relacionadas con su identidad y dirección.





La periodista de la BBC Fiona Trott dijo que algunos familiares de la niña que murió, entre ellos su abuelos paternos, estuvieron dentro del tribunal.

"Debido a la gravedad de los cargos, se trató de una audiencia regular, no una como las que se llevan a cabo en tribunales juveniles, pese a la edad de la acusada", señaló Trott.

Se prevé que la acusada se mantenga bajo custodia y que vuelva a presentarse ante un tribunal, el viernes, en la ciudad de Leeds.

"Una perdida terrible"

Muchos británicos han expresado su consternación por lo ocurrido.

Tanto la primera ministra del Reino Unido, Teresa May, como el líder del partido Laboral, Jeremy Corbyn, le rindieron un tributo a la niña en el parlamento.

"Me uno a ustedes y expreso mis condolencias a la familia y a los amigos de la pequeña Katie, quien murió tan trágicamente", indicó May.

Numerosos vecinos han dejado flores y tarjetas cerca del lugar donde la niña fue agredida.

En un mensaje de sus abuelos se lee: "Buenas noches mi hermosa princesa Katie. Con amor, nana y abuelito".





Nikki O'Donnell, una residente de la zona que fue con su hija Amelia, de 3 años, a dejar flores le dijo al periódico local The Press: "Es una pena terrible porque las dos recién estaban empezando sus vidas".

"Leí sobre lo que había pasado, pero cuando vienes y ves la carpa blanca, te golpea más".

La carpa blanca es parte del operativo policial para acordonar el lugar donde ocurrió el crimen y realizar la investigación forense.

Buscando testigos

Tracey Ralph, directora de la Escuela Primaria de Westfield, dijo que la muerte de su alumna representaba "una pérdida terrible".

"Katie era una niña generosa y amable que era querida tanto por sus compañeros como por el personal", añadió.





"A todos los miembros de nuestra escuela se les está ofreciendo apoyo emocional en este doloroso momento".

Los vecinos de la familia dijeron que la niña era "realmente dulce" y que con frecuencia se le veía jugando afuera con sus amigos.

La policía del condado de North Yorkshire dijo: "La familia de Katie está devastada por esta tragedia y ha pedido que se respete su privacidad en este momento extremadamente doloroso".

"Les pide a testigos que estuvieron en la zona entre 3 pm y 5 pm del lunes y que pudieron haber visto a las dos menores que se comuniquen", señaló una vocera de esa fuerza.