BBCMundo

¿La tumba perdida de Jesús?

Jesús tuvo un hijo llamado Judas y fue enterrado junto a María Magdalena, de acuerdo con el documental producido por el director de cine de Hollywood James Cameron.

Por BBC Mundo

La cinta, presentada en 2007, examina la tumba encontrada cerca de Jerusalén en 1980 que, de acuerdo con los productores del documental, perteneció a Jesús y su familia.

El director -ganador de un Oscar por Titanic- dice que el hallazgo está respaldo en análisis estadístico y ADN.

Sin embargo, algunos arqueólogos aseguran que el lugar de entierro probablemente pertenece a una familia judía con nombres similares a los de Jesús.

Pero Cameron insiste en que la combinación de nombres encontrada en los ataúdes lo convence de su autenticidad.

Muestras corroboradas

Trabajadores israelíes que construían un complejo de edificios en el distrito de Talpiot, en el este de Jerusalén, desenterraron 10 osarios con 2 mil años de antigüedad en una tumba en marzo de 1980.

De acuerdo con la Autoridad de Antigüedades de Israel, seis de esos cofres estaban marcados con los nombres de María; Mateo; Jesús, hijo de José; María, Jofa (José, hermano de Jesús); y Judas, hijo de Jesús.

El documental, titulado "La tumba perdida de Jesús", asegura que análisis efectuados en muestras de dos de los cofres revelan que Jesús y María Magdalena podrían haber sido enterrados en ellos, y que eran una pareja.

Los cineastas utilizan este hallazgo para asegurar que el ataúd marcado como "Judás, hijo de Jesús" contiene los restos del hijo de Jesús y María.

Sin embargo, aseguran que el descubrimiento de la tumba no significa que Jesús no haya resucitado tres días después de su muerte, una creencia sagrada para los católicos.

El académico Stephen Pfann, de la Universidad de la Tierra Santa en Jerusalén, dijo que no esperaba que los cristianos aceptaran los hallazgos del filme.

"No creo que los cristianos sean convencidos", dijo Pfann, al ser entrevistado por los directores del documental.

"Pero los escépticos en general querrán ver algo que genere huecos en una historia que mucha gente considerada como algo muy querido".

Hallazgo cuestionado

El arqueólogo israelí Amos Kloner, quien fue de los primeros en examinar la tumba en cuanto ésta fue descubierta, aseguró que los nombres inscritos en los cofres eran muy comunes en aquella época.

"No acepto la información de que pertenecieron a Jesús y su familia", le dijo a la BBC.

"Los creadores del documental la están utilizando para vender su filme". El Vaticano, por su parte, no ha hecho ninguna declaración al respecto.

Y James Cameron asegura que no hay más noticias "escondidas". "Hicimos nuestra tarea. Presentamos el caso y ahora el debate puede comenzar", aseguró.

Los vecinos de la zona están contentos con la atención que la tumba ha traído.

"Significa que el precio de nuestras casas subirá porque los cristianos querrán vivir aquí", aseguró uno de ellos.

Nota publicada originalmente el 22 de diciembre de 2005 por BBC Mundo