Internacional

Bombardeos sobre un mercado en Siria matan a 21 civiles

Al menos 21 civiles, entre ellos cinco niños, murieron este domingo en bombardeos aéreos contra un mercado popular en la localidad de Idleb, en el noroeste de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos  (OSDH) .

Por Damasco/AFP

Bombardeos en Siria dejan decenas de muertos. (Foto Prensa Libre: AFP)
Bombardeos en Siria dejan decenas de muertos. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Aviones militares perpetraron una masacre al matar al menos a 21 civiles, entre ellos cinco niños, en un mercado popular de Idleb” , capital de la provincia homónima “en manos de la rama local de Al Qaeda y de sus aliados rebeldes”, indicó el OSDH, que no confirmó si se trató de bombardeos rusos o del régimen sirio.

La región se encuentra desde 2015 fuera del control de Damasco y a diario es el objetivo de ataques del régimen o de su aliado ruso.

Un video publicado por el OSDH muestra estructuras de vehículos carbonizadas, cajas de frutas y verduras entre un montón de escombros y a los bomberos que se apresuran a apagar el fuego.

El 31 de mayo, violentos ataques sobre esta misma ciudad dejaron al menos 23 civiles muertos y decenas de heridos. El OSDH responsabilizó de estos ataques a Rusia, pero Moscú lo desmintió.

El OSDH, cuenta con una gran red de fuentes de información - militantes antirrégimen, rebeldes, médicos- en toda Siria. Pero no siempre es posible verificar sus informaciones.



Daños por bombardeos en Alepo, Siria. (AP)
Daños por bombardeos en Alepo, Siria. (AP)


La provincia de Idleb está controlada por el “Ejército de la Conquista” , una coalición compuesta principalmente por el Frente al Nosra, rama siria de Al Qaida, y por otros grupos yihadistas y rebeldes islamistas.

Gracias a la campaña aérea lanzada por Rusia en apoyo del régimen, Damasco pudo recuperar la ventaja en su guerra contra los rebeldes, que quieren derrocar al gobierno, y contra los yihadistas, que ganaron cada vez más poder en este conflicto que en cinco años ha dejado ya más de 280.000 muertos.