Internacional

Alondra Díaz se reencuentra con su madre; Jueza mexicana valida pruebas de ADN

La jueza mexicana que condujo el polémico caso de Alondra, una niña sustraída por su padre de Estados Unidos a México, permitió este viernes que la menor regrese con su madre, quien la estuvo buscando más de ocho años.

Por Méxco/AFP

Alondra Dìaz (izq) abandona un juzgado del estado de Michoacán, México.( Foto Prensa Libre:EFE)
Alondra Dìaz (izq) abandona un juzgado del estado de Michoacán, México.( Foto Prensa Libre:EFE)

Se hizo “una entrega inmediata de la menor a favor de la madre solicitante”, dijo a medios la jueza Cinthia Elodia Mercado.

Esta misma magistrada autorizó en abril que otra joven mexicana a la que se confundió con Alondra (Alondra Luna), fuera llevada por la fuerza a Estados Unidos, lo que generó un gran escándalo en México.

Madre e hija, que vivieron un emotivo reencuentro el martes, abordaron una patrulla de la policía federal para ser llevadas al aeropuerto internacional de Guadalajara  (oeste), explicó la madre de la niña, Dorotea García, a la  AFP.

La historia de Alondra, de 13 años, saltó a la primera plana en México cuando fue confundida con la otra adolescente, con el mismo nombre y rasgos generales.

Reporte de la cadena C3N de México, cuando es el reencuentro entre Alondra Díaz y su madre ocho años después de sustraída. (YouTube).

La joven Alondra Luna fue sacada de su escuela por la fuerza por policías entre sus gritos y llantos de terror y trasladada directamente a Estados Unidos, donde se le hicieron los exámenes de ADN que decretaron que no era la hija de Dorotea García.

Finalmente el padre de la verdadera hija de Dorotea García, Reynaldo Díaz, decidió el sábado entregar a la menor a través de la abuela paterna.



Dorotea García (de rojo arriba), baja del Juzgado con su hija Alondra Díaz (adelante), durante la comparecencia judicial. (Foto Prensa Libre: EFE).
Dorotea García (de rojo arriba), baja del Juzgado con su hija Alondra Díaz (adelante), durante la comparecencia judicial. (Foto Prensa Libre: EFE).


Madre la buscó por ocho años

Dorotea García concluyó felizmente la búsqueda de su hija pero la otra niña Alondra y su familia se mantienen indignados por el trato que se les dio y este viernes acudieron al juzgado de Los Reyes para reclamar justicia.

De acuerdo con las investigaciones en Estados Unidos y México, Alondra Díaz fue trasladada por su padre al estado de Jalisco, también colindante con Michoacán, donde vivieron por varios años.

La Procuraduría de Justicia  (fiscalía) de Michoacán practicó pruebas de ADN a la joven, las cuales corroboraron la correspondencia de su perfil genético con Dorotea, por lo que ambas viajaron de regreso a Houston, Texas.



Alondra Diaz Garcia arriba al Juzgado en Michoacán para la crucial audiencia, horas después sería devuelta con su madre. (Foto Prensa Libre: AP).
Alondra Diaz Garcia arriba al Juzgado en Michoacán para la crucial audiencia, horas después sería devuelta con su madre. (Foto Prensa Libre: AP).


Madre e hija salieron del juzgado escoltadas por agentes de la Policía Federal, quienes las trasladaron a un aeropuerto del estado de Jalisco para viajar a Estados Unidos.

Dorotea García anunció en días pasados que retiraría los cargos de sustracción de la menor en contra de Reynaldo Díaz en una corte estadounidense, siempre y cuando la justicia mexicana le devolviera a su hija.

Final agridulce

La dramática historia concluyó este viernes con el feliz regreso de ambas a Estados Unidos pero también con otra menor del mismo nombre (Alondra Luna), reclamando justicia por el error del que fue víctima.

“Sí, nos vamos ya a Estados Unidos. Sí estamos muy contentas”, alcanzó a decir la madre de Alondra, Dorotea García, mientras la policía impedía que se acercaran a ellas los periodistas congregados afuera del juzgado de Los Reyes  (estado de Michoacán, oeste).

Sin hacer más declaraciones, madre e hija abordaron una patrulla de la policía federal y partieron con dirección al aeropuerto internacional de Guadalajara  (oeste), según dijo a la  AFP  la propia Dorotea, residente en la ciudad estadounidense de Houston  (Texas) .

La última audiencia estuvo rodeada de tensión por la presencia frente al juzgado de la otra Alondra (Luna), y su familia, que trataron de ingresar para reclamarle a la jueza del caso por el error que cometieron con ella en abril.

Esta joven, de características similares a Díaz, de piel morena y largo cabello negro como la “verdadera”  Alondra, fue sacada por la fuerza de su escuela el mes pasado por policías después de que Dorotea García asegurara a la justicia que se trataba de su hija.

Pese a que ella y su familia negaban la identidad que se le atribuía, Alondra Luna fue trasladada directamente a Estados Unidos donde se le hicieron los exámenes de ADN que decretaron que no era la hija de Dorotea García.

Nota de la cadena Univisión en donde Alondra Luna se separó de Dorotea García al confirmarse que no era su hija. (YouTube).

Las cosas “no van a quedar así”

“¡Abra la puerta y escúchenos, queremos explicaciones!”, gritaba el viernes fuera del recinto la propia Alondra Luna. “No queremos violentar a nadie, venimos buscando respuestas”.

“No nos vamos a quedar así. El trato fue muy injusto para nosotros”, dijo a la prensa Susana Núñez, la madre de Alondra Luna, quienes viajaron desde su vivienda en Guanajuato  (centro) .

Mi hija fue “secuestrada”  y ahora “vamos a proceder legalmente contra la juez y para que nos paguen el daño que nos hicieron. No nos vamos a quedar de brazos cruzados”, clamó el padre, Gustavo Luna.

Sin atender los reclamos de la familia Luna, la polémica jueza del caso, Cinthia Elodia Mercado, dio este viernes por cerrada la historia con la entrega de la custodia de Alondra a su madre. “Esto ya se terminó, aquí concluyó”, recalcó la magistrada a medios.

Este video fue el que causó indignación en México, si la Interpol no se hubiera equivocado de niña posiblemente el padre jamás se hubiera enterado del caso y no se hubiera atrevido a devolverla, consideran algunos. (Youtube).

“La menor manifestó desde el primer momento querer estar con su madre, la madre solicitante”, explicó la jueza, que justificó el dispositivo policial en su salida para “la seguridad y protección hacia la menor”.

Madre e hija habían vivido un emotivo reencuentro el martes. Antes de que los resultados de ADN, realizados esta vez en Los Reyes, confirmaran el parentesco, la propia madre aseguraba estar segura de que se trataba de su hija.

“Estoy segura, mi corazón me lo dice y Dios me lo deja saber, que me voy con mi hija de la mano”, afirmó Dorotea tras abrazar a su hija por primera vez en años.