Internacional

Centroamericanos buscan apoyo para asilos en Congreso EE.UU.

 Decenas de familias centroamericanas pidieron el miércoles a congresistas demócratas en el Capitolio apoyo para sus solicitudes de asilo.     

Por Washington DC/AP

Una inmigrante guatemalteca se une a las familias afectadas por deportaciones. (AP).
Una inmigrante guatemalteca se une a las familias afectadas por deportaciones. (AP).

Julie Contreras, experta migratoria de la League of United Latin American Citizens  (LULAC) , dijo que las familias de El Salvador y Honduras —asentadas en Waukegan, Illinois— visitaron el Congreso porque sus solicitudes de asilo han tenido resultados distintos pese a que reúnen circunstancias similares.       

Depende de los oficiales que ven los casos. A veces vemos que tienen sentimiento anti-inmigrante. Tenemos que asegurarnos que tenemos una oportunidad al debido proceso” , dijo Contreras a The Associated Press. “Si podemos tener una carta de apoyo de algún congresista, eso le da más apoyo a estos niños” .       

LULAC es una de las cinco entidades que presta asesoría legal gratuita a los 29 integrantes de la delegación, que incluyó 12 menores de edad.       

María Corpeño exhortó al presidente Barack Obama a suspender las deportaciones de personas que huyen de la violencia y las pandillas en Guatemala, Honduras y El Salvador.       

“No queremos más sufrimiento ni tampoco el brazalete electrónico, que me causó la fractura de tobillo” , dijo entre lágrimas al mostrar cicatrices a ambos lados de su pierna derecha.       

La salvadoreña de 31 años espera comparecer ante un juez el año próximo para solicitar asilo, tras llegar a la frontera estadounidense en diciembre de 2014 con sus dos hijos de 13 y 7 años.       

Antes de reunirse con diputados, los visitantes ofrecieron una conferencia de prensa encabezada por los representantes demócratas Luis Gutiérrez, Zoe Logfren y Lucille Roybal-Allard, autores de un proyecto de ley que busca garantizar asesoría legal obligatoria a niños y otras personas vulnerables que acuden al sistema migratorio estadounidense. 

La ley actual no otorga asesoría legal a quienes enfrentan órdenes de deportación, ni siquiera si se trata de niños.  

Los tres demócratas aseguran que la mayoría de los niños que no cuentan con abogado son deportados mientras que los menores con asesoría legal tienen más probabilidades de obtener protección.