Internacional

Chiíes y Suníes: un conflicto de mil 300 años de existencia

Con la ejecución del líder chií en Arabia Saudí, Nimr el Nimr, ocurrida el sábado por parte de Riad, se avivaron las tensiones entre Arabia Saudí (suní)  y sus aliados, e Irán (chií).

Por Sergio Morales

Pero, ¿qué diferencia a estas dos ramas del islam?, ¿cuáles son sus creencias y con base a qué se rigen?

El origen de la división se remonta al año 632 d. C. con la muerte del profeta Mahoma, precursor del islam y la pugna por liderar a los musulmanes en el mundo.

Los chiíes son una secta minoritaria (del 10% al 14% del total de musulmanes en el mundo), que sostiene que sólo los descendientes del profeta Mahoma y algunos de sus socios tienen derecho a liderar la comunidad musulmana, creen en la "designación divina" y afirman que el simple hecho de ser familiar de Mahoma es suficiente para hacerse de esa "designación".

Grupos

  • A los suníes pertencen: Al Qaeda, Hamás, los Talibanes, Estado Islámico, Hermanos Musulmanes.
  • A los chíies: Hizbulá.

Veneran a todos los profetas mencionados en el Corán, pero particularmente a Mahoma, quien es considerado el profeta definitivo.

De hecho el nombre  chií es la abreviatura para el término árabe "Shi'atu Ali", que significa seguidores de Ali (quien fue cuñado de Mahoma). Después de la muerte de Mahoma, los primeros chiíes se reunieron bajo su dirección.

En cambio, la secta suní, que es mayoritaria (del 86% al 90% de la población musulmana),  afirma que cualquier musulmán puede llegar a ocupar el liderazgo, acá los líderes religiosos más importantes han sido históricamente controlados por el estado, contrario a los chiíes que creen en la infalibilidad de sus clérigos espirituales.

Desde sus orígenes, los suníes no siguieron a un solo líder, sino a los compañeros de Mahoma, a menudo llamados los "sahaba", finalmente eligieron a Abu Bakr como su líder.

El conflicto de liderazgo temprano produjo peleas, pero la batalla de Karbala en el año 680 d.C., finalmente consolidó la división entre las dos sectas.

Los suníes consideran como sus líderes aparte de Abu Bakr a  los tres primeros califas justos: Umar, Uthman y Alí (Ali ibn Abi Talib). En cambio los chiíes solo reconocen a Alí.

A partir de 2011, los musulmanes chiíes alcanzaron a representar la mayoría en Irak, Irán, Kuwait y Azerbaiyán, no obstante a pesar de que muchos países tienen importantes minorías chiíes.



El líder chií, Nimr al-Nimr,cuya ejecución por parte de Arabia Saudí atizó las tensiones en Oriente Medio. (Foto Prensa Libre: AFP).
El líder chií, Nimr al-Nimr,cuya ejecución por parte de Arabia Saudí atizó las tensiones en Oriente Medio. (Foto Prensa Libre: AFP).


¿Qué profesan, qué creen?

Ambas ramas del islam profesan devoción a Mahoma pero a diferencia de los suníes, los chiíes creen en que aún debe llegar al mundo el último heredero directo del profeta quien vendrá junto con Jesucristo para instalar la tierra de Dios.

En cuando a los lugares sagrados, los suníes cuentan con tres, los cuales es obligatorio visitarlos al menos una vez en la vida, La mezquita Masjid al-Haram en la Meca, la mezquita del Profeta en Medina y la mezquita de Al-Aqsa en la explanada de las mezquitas de Jerusalén.

Los chiíes, además de a estas tres mezquitas, peregrinan también al mausoleo del imam Hussein en la ciudad de Karbala, en Irak.



Cientos de personas portan retratos del clérigo opositor chií saudí, Nimr Baqir al Nimr durante una manifestación en Bagdad, Irak. (Foto Prensa Libre: EFE).
Cientos de personas portan retratos del clérigo opositor chií saudí, Nimr Baqir al Nimr durante una manifestación en Bagdad, Irak. (Foto Prensa Libre: EFE).


Además del Corán, los suníes reconocen la sunna (las tradiciones del Profeta), y los chiíes el Akhbar (noticia sobre el Profeta).

El conflicto ha alcanzado al campo socioeconómico ya que en los países de mayoría suní los chiíes frecuentemente pertenecen a las clases más empobrecidas que son las más afectadas por las guerras de las cuales no se vislumbra una solución ni en el largo plazo ya que una negociación necesariamente involucraría poner en juego las prácticas y doctrinas de casi mil 400 años.

Principales diferencias

Estos son los principales puntos de fricción que dividen desde hace más de 1.000 años a los musulmanes sunitas y chiitas.

  • P: ¿En qué consiste la división?

R: Las divisiones aparecieron cuando se planteó la sucesión del profeta, muerto en 632.

Algunos estimaban que debía elegirse entre sus discípulos y otros (chiíes) afirmaban que Mahoma había elegido a Alí, su primo, para sucederle.

Para los suníes, Abu Bakr, un confidente del profeta, fue el primer sucesor. Le siguieron otras dos personas del círculo más cercano de Mahoma. Alí llegó en cuarta posición.

Los simpatizantes de Alí no reconocieron a Abu Bakr ni a los otros dos sucesores.

Los chiíes sienten devoción por la familia del profeta, en particular por Alí y sus dos hijos Hasán y Husein. El imán Husein fue asesinado con toda su familia en el 680. Cada año celebran el aniversario de su muerte en el día de la Ashura, en la que participan millones de peregrinos.





  • P: ¿Cuáles son las diferencias religiosas?

R: Tienen en común numerosas creencias y prácticas, sobre todo los pilares del islam, que incluyen la peregrinación a La Meca y las cinco oraciones diarias.

Los chiíes consideran a Alí como el primer sucesor del profeta y estiman que tanto él como sus once sucesores (imanes) son modelos a seguir.

El islam chií posee un clero jerarquizado, con religiosos de distintos rangos (imán, ayatolá).

Los chiíes consideran que el duodécimo sucesor del profeta que ha desaparecido volverá a la Tierra para instaurar la justicia y la paz antes del día del juicio final.

Los musulmanes suníes estiman que los cuatro sucesores del profeta son "califas bien guiados" y no otorgan demasiada importancia a los líderes que les siguieron.

Los musulmanes chiíes mencionan a Alí en la profesión de fe (shahada). Tienen días de celebración y de duelo diferentes a los de los suníes basándose en su reverencia a la familia del profeta, como las ceremonias de la Ashura y Arbain, dedicadas a la conmemoración del imán Husein, muerto como mártir.

  • P: ¿Cuántos sunitas y chiitas hay en el mundo?

R: Según un estudio del centro de reflexión Pew Forum de 2015, hay algo menos de 1.600 millones de musulmanes en el mundo, de los cuales alrededor del 90% sunitas. El 10% restante lo forman las distintas ramas del chiismo.

El reparto de las dos ramas del islam es más equilibrado en Oriente Medio, con numerosas comunidades chiitas en Irán, Irak y Bahréin. También están presentes en Siria, Líbano y Yemen.

Irán es el país con más chiitas del mundo, con el 90% de los 79 millones de habitantes de esta confesión y se suele solidarizar con las comunidades menos numerosas de otros países.

También hay ramas del chiismo en tres países vecinos de Irán: Azerbaiyán, Pakistán y Afganistán, así como en India.

Arabia Saudita, donde se celebran las peregrinaciones de La Meca y de Medina, es considerado el centro del islam sunita y su rey, el "guardián de las dos mezquitas santas" de estas ciudades.

La universidad de Al Azhar de El Cairo es la institución académica más importante del islam sunita y una referencia para los creyentes.