Internacional

Chile y Argentina se mantienen en alerta tras nueva erupción del Calbuco

Los servicios de emergencia de Chile y Argentina se encontraban aún en alerta este viernes tras una nueva erupción de menor fuerza del volcán Calbuco, que provocó una nueva columna de cenizas y que mantiene evacuadas a unas 6.600 personas.

Por Santiago/AFP

Escpectacular imagen que muestra la furia del volcán y la ciudad de Puerto Montt. (Foto Prensa Libre: AP).
Escpectacular imagen que muestra la furia del volcán y la ciudad de Puerto Montt. (Foto Prensa Libre: AP).

La zona alrededor del Calbuco, a unos 1.300 km al sur de Santiago, amaneció totalmente nublada, con algunas lluvias menores que han provocado preocupación entre las autoridades chilenas por la posibilidad de que se produzcan crecidas de ríos y aluviones volcánicos.

Ante esto, la zona de exclusión de 20 km alrededor del volcán que se estableció cuando se produjo la primera erupción el miércoles de la semana pasada, estaba fuertemente custodiada por la Policía que suspendió el ingreso a los poblados ubicados dentro del radió dispuesto.

“La medida de hoy día es que nadie puede acceder a los 20 kilómetros de zona de exclusión porque las lluvias claramente van a afectar el cauce de los ríos, y con la cantidad de cenizas acumuladas en torno al volcán obviamente puede haber situaciones de riesgo mayor”, dijo Rodrigo Peñailillo, ministro del Interior.

Peñailillo realizó un recorrido por la zona afectada por la erupción del volcán y se reunió con los vecinos de los poblados, que hoy se encontraban totalmente desiertos ya que sus habitantes fueron evacuados tras la erupción registrada el jueves.



Militares retiran cenizas tras la erupción del volcán Calbuco del jueves último. (Foto Prensa Libre: EFE).
Militares retiran cenizas tras la erupción del volcán Calbuco del jueves último. (Foto Prensa Libre: EFE).


“Nunca pensamos que esto iba a pasar, esto fue repentino, ahora no sabemos hasta cuándo debemos esperar para volver a ver nuestras casas” , dijo al canal 24 Horas Anabel valos, vecina de la localidad de Cochamó, afectada por el último estallido del Calbuco.

Las autoridades chilenas mantienen la alerta roja por la emergencia de la erupción en la región de Los Lagos, y los 6 mil 600 evacuados se mantendrán en esa condición hasta nuevo aviso.

En tanto, el sur de Argentina se mantenía en “guardia pasiva”  ya que la pluma del Calbuco era arrastrada con dirección sureste y cruzó la cordillera de Los Andes amenazando localidades argentinas, algunas de ellas ya afectadas por las dos primeras erupciones.

El gobierno de la provincia argentina e Neuquén anunció que continúa con las tareas de remoción de cenizas iniciadas la semana pasada, “principalmente en las localidades de San Martín y Junín de los Andes” .

En tanto, el Comité de Emergencia de la localidad de Bariloche ordenó que se mantenga “el uso de barbijos para personas con afecciones respiratorias”.

Las autoridades argentinas manifestaron que la actual pluma del Calbuco, que no ha superado los cinco km de altura, es menor a las anteriores, por lo cual no se han registrado situaciones complejas en hospitales a causa de las cenizas, mientras que la conectividad aérea es normal.



Vista del volcán calbuco, en erupción, desde la localidad de Puerto Montt en Los Lagos, Chile. (Foto Prensa Libre: EFE).
Vista del volcán calbuco, en erupción, desde la localidad de Puerto Montt en Los Lagos, Chile. (Foto Prensa Libre: EFE).


 

Más erupciones menores

El Servicio Nacional de Geología y Minería  (Sernageomin) anunció que tras la nueva erupción la actividad del Calbuco continuará por un tiempo aún indeterminado pero que será menor a su primer y sorpresivo estallido, que levantó una columna de más de 15 km de altura.

“Se esperan nuevos pulsos eruptivos menores, de escaso volumen y sin precursores, lo que posiblemente sucederá dentro de las próximas semanas e incluso meses”, indicó un último informe del Sernageomin.

La entidad gubernamental agregó que aún esperan que se produzcan fenómenos como la construcción de domos, “lo que podría implicar una manifestación de mayor energía”  de este volcán cuya actividad fue calificada de “inestable” .

La Oficina Nacional de Emergencia anunció, por su parte, que se mantendrá el “estado de excepción constitucional y zona de catástrofe”, declarado cuando comenzó la emergencia.