Internacional

China ejecuta a colombiano condenado por narcotráfico

El colombiano Ismael Enrique Arciniegas, de 74 años, condenado a muerte en China por narcotráfico, fue ejecutado en ese país, informaron este martes fuentes oficiales.

Por Bogotá/EFE

Archivado en:

China Colombia Narcotráfico
La mayoría de colombianos presos en China está siendo procesados por narcotráfico.
La mayoría de colombianos presos en China está siendo procesados por narcotráfico.

La cancillería colombiana escribió en su cuenta de Twitter que “expresa sus condolencias a los familiares de Ismael Enrique Arciniegas Valencia. Se luchó hasta el último minuto por su vida” . 

Arciniegas, detenido en el 2010, estaba preso en la ciudad de Guangzhou, capital de la provincia de Guangdong, y fue condenado a pena de muerte en el 2013 tras haber reconocido que llevaba casi cuatro kilos de droga.

El caleño es el primer colombiano ejecutado por narcotráfico en el mundo, según la cartera de relaciones Exteriores del país andino.

En un mensaje anterior, la cancillería señaló que por gestión del consulado colombiano en Guangzhou, Arciniegas se había despedido por teléfono de sus familiares.

En esta última conversación, divulgada por la emisora de radio “La FM” , Arciniegas da unas recomendaciones a su hijo Juan José, al que le dice que está muy orgulloso de él por su trabajo como tatuador antes de expresarle que se va definitivamente.

La cancillería, que brindó permanente acompañamiento a Arciniegas por medio de sus oficiales consulares en China, añadió que “después de varios años de gestiones diplomáticas las autoridades chinas rechazaron las solicitudes de súplica para conmutar su condena” .

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia reiteró “categóricamente”  su oposición a la pena de muerte.

Horas antes de la ejecución de Arciniegas, que se hizo con una inyección letal, Juan José Herrera, el hijo del condenado, afirmó que su padre cometió un error al viajar a China llevando drogas pero subrayó que no era una mala persona.

“Tratar en lo más humanamente posible (de) evitar que se vaya a malinterpretar su imagen porque es un periodista, es un gran ser humano, es una gran persona, no es un delincuente, es una persona que realmente se equivocó y ese es el pago por su equivocación” ", dijo el joven en la ciudad de Cali, donde están sus familiares.

En la actualidad hay 15 mil 34 colombianos detenidos en el exterior, de los cuales ocho mil 526, es decir el 56.7 %, lo están por delitos de narcotráfico, según el Ministerio de Relaciones Exteriores.

China defiende “mano dura”  contra narcotráfico

El Gobierno chino defendió su política de “mano dura”  contra el narcotráfico después de que las autoridades judiciales ejecutaran este martes a Ismael Enrique Arciniegas Valencia, un ciudadano colombiano detenido en el 2010 por transportar casi cuatro kilos de droga.

“Todos somos iguales ante la ley” , afirmó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang, en una rueda de prensa en la que confirmó la ejecución del colombiano.

Arciniegas Valencia, de 74 años, fue ejecutado esta mañana en la provincia sureña de Cantón, donde había permanecido bajo custodia desde hace unos siete años.

La cancillería colombiana expresó esta mañana sus condolencias a través de Twitter y aseguró que “se luchó hasta el último minuto”  por la vida del condenado.

La embajada y los consulados colombianos en China rechazaron dar más detalles y se remitieron al comunicado de su Cancillería.

El portavoz chino aseguró que las autoridades respetaron “los derechos e intereses legítimos”  del preso colombiano “en base a la ley”  y realizaron las gestiones necesarias para responder a las peticiones consulares.

No obstante, China rechazó conmutar la sentencia a muerte de Arciniegas Valencia a pesar de las solicitudes de súplica de Bogotá.

“Las autoridades judiciales chinas toman medidas muy duras contra este tipo de delitos (...) Se tratará por igual a cualquiera que incumpla la ley” , advirtió Geng Shuang.

“Esperamos que los ciudadanos extranjeros en China cumplan la legislación china y no violen las leyes o participen en actividades criminales” , añadió.

En un momento en el que Colombia y China están aumentado su cooperación en múltiples ámbitos, incluido el judicial, Geng confió que esta ejecución no perjudique los lazos.

“Creemos que estos casos judiciales individuales no deberían afectar esta larga cooperación” , manifestó el portavoz de la cancillería china, al recordar que Pekín aceptó en el pasado el traslado de dos presos colombianos a su país por razones humanitarias.

En materia judicial, China y Colombia trabajan desde hace al menos tres años en un convenio de repatriación de presos que permitirá trasladar a colombianos sentenciados a penas inferiores a la pena de muerte o cadena perpetua al país latinoamericano para cumplir allí el resto de su condena.

Ambos países aún continúan tratando el asunto y se desconoce cuándo podría ser firmado. Preguntado por EFE, el portavoz chino rechazó tener información al respecto.