Internacional

China prevé 50 millones más de habitantes en 2030 tras anunciada reforma

La nueva autorización para que todas las parejas de China puedan tener dos hijos, y no sólo uno como hasta ahora, hará que la población del país alcance los mil 450 millones de habitantes en 2030, frente a los mil 393 millones proyectados por Naciones Unidas, previeron este viernes responsables gubernamentales.

Por Pekín/EFE

Cada vez es menos frecuente escenas donde se ven niños en los parques de China debido a la política del hijo único que rige en el país desde la década de los 70. (Foto Prensa Libre: AP).
Cada vez es menos frecuente escenas donde se ven niños en los parques de China debido a la política del hijo único que rige en el país desde la década de los 70. (Foto Prensa Libre: AP).

Según señaló en declaraciones a Xinhua el subdirector de la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar, encargada de la aplicación de estas limitaciones, la relajación de la política del hijo único tras 35 años podría hacer que el número de nacimientos anuales en el país ascienda a 20 millones.

La última vez que se alcanzó esa cifra fue en 1997, y en lo que va de siglo el país más poblado del mundo (casi 1.400 millones de habitantes en la actualidad) nunca ha alcanzado los 17 millones de nacimientos anuales.

Se calcula que entre 90 y 100 millones de familias se beneficiarán del fin de la política del hijo único, o su sustitución por esta nueva "política de los dos hijos", que se aplicará oficialmente una vez sea aprobada por el Legislativo chino.

Países más poblados del mundo, cifras en millones de habitantes

  • China,           1,355
  • India,              1,236
  • EE. UU.             318
  • Indonesia         253
  • Brasil                 202
  • Pakistán            196
  • Nigeria               177
  • Bangladés        166
  • Rusia                 142
  • Japón                 127

Los expertos consideran que las zonas rurales, donde vive el 60 por ciento de esos núcleos familiares, serán más activos a la hora de tener más hijos que en las áreas urbanas, donde los altos costes de la educación y la sanidad pueden disuadir a muchos matrimonios en los que tanto la madre como el padre suelen trabajar fuera de casa.

Pese a las nuevas cifras aportadas hoy por el Gobierno chino, se mantiene la previsión de que China dejará en breve de ser el país más poblado del mundo y será superado por la India, ya que el Fondo de Población de Naciones Unidas proyecta que el número de habitantes en aquel país superará los mil 520 millones en 2030.

Acogen noticia con frialdad

Los chinos acogieron con frialdad el fin de la política del hijo único y la autorización de tener dos hijos por pareja, en un país donde el coste de la vida y las obligaciones laborales hacen poco probable que se produzca un "baby boom".

Muchos consideran que la abolición de la norma llega demasiado tarde para invertir el preocupante envejecimiento de la población.

"Para las mujeres que nacieron en los años 1970, ésta debería ser su última oportunidad" de tener un segundo hijo, considera el profesor Lu Jiehua, de la universidad de Pekín, citado por el diario Beijing Times.

En 2013, el gobierno autorizó a tener dos hijos a las parejas en las que uno de sus miembros fuera hijo único, pero la medida tuvo una acogida "poco entusiasta", según Joan Kaufman, experta en política familiar china y directora del Columbia Global Centers en Pekín.



El mercado de los artículos para bebés podría experimentar un crecimiento en los próximos años. (Foto Prensa Libre: AP).
El mercado de los artículos para bebés podría experimentar un crecimiento en los próximos años. (Foto Prensa Libre: AP).


"Preveían un fuerte crecimiento de la natalidad y es cierto que la gente fue a apuntarse para tener un segundo hijo. Hubo más registros, pero el movimiento no siguió, no hubo más niños o muchos menos de lo esperado", explicó.

En las redes sociales, los internautas chinos acogieron el anuncio del jueves con cierta indiferencia.

La página web de noticias Sina publicó este viernes una encuesta realizada con 150 mil personas, de las que sólo el 30% aseguraba querer tener un segundo hijo.

La voluntad de tener más hijos quizá era más alta hace años, pero, a medida que China se urbaniza y se enriquece las parejas tienden a aplazar el nacimiento de su primer hijo para dedicarse a su carrera, explican varios expertos.



Un hombre lleva en brazos a un niño en las calles de Beijing. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un hombre lleva en brazos a un niño en las calles de Beijing. (Foto Prensa Libre: AFP).


Muchos internautas aseguraban el viernes que, aunque quisieran tener un niño, no tendrían bastantes medios económicos para criarlos. "El país no da ningún apoyo financiero", lamentaba uno de ellos, que se quejaba del coste de tener un segundo hijo.

"Los pisos son caros. ¿Quién puede permitirse tener un hijo?", se preguntaba otro.

No obstante, la decisión del Gobierno chino ha sido bien acogida por parte de académicos, aunque se advierte de que sólo es el primer paso para frenar las consecuencias del envejecimiento del país más poblado del planeta y con alrededor del 15 por ciento de la población mayor de 60 años.

Convertida en segunda economía mundial gracias en parte a la potente mano de obra, el modelo ha quedado agotado y los tres trabajadores que hoy se requieren para mantener a un jubilado se reducirán a 1,3 dentro de 35 años, un panorama casi insostenible.

“El envejecimiento es una tendencia irreversible. Esto puede suavizar el proceso, pero es difícil cambiarlo”, apunta Lu Jiehua, del Instituto de la Población de la Universidad de Pekín.



Niños chinos observan un espectáculo en una de las calles de Beijing. (Foto Prensa Libre: AP).
Niños chinos observan un espectáculo en una de las calles de Beijing. (Foto Prensa Libre: AP).


Lu y otros académicos, como Wang Feng, investigador de tendencias demográficas y sociales en China de la Universidad Tsinghua y del Instituto Brooking, llevaban tiempo instando al Gobierno a que la erradicara definitivamente.

“Yo creo que los legisladores de este país viven anclados en los 70”, señala a Efe Wang. “Mires donde mires... Europa, EE.UU... La situación ha cambiado. La gente no quiere tener muchos hijos”.

Disney sí está optimista

El presidente de Disney se felicitó este viernes del abandono de la política del hijo único en China, que coincide con la apertura el año que viene en Shanghai de un parque de atracciones de la marca.

"La decisión llega en el buen momento. Naturalmente los niños son buenos para Disney", dijo Robert Iger en una conferencia en Shanghai, provocando las carcajadas del público.

Walt Disney y su socio chino Shanghai Shendi Group, empezaron en 2011 a construir un parque de atracciones en Shanghai que costará unos US$5 mil 500 millones y será inaugurado en 2016.



Los chinos solo puede tener hasta hoy un solo hijo. (Foto Prensa Libre: AP).
Los chinos solo puede tener hasta hoy un solo hijo. (Foto Prensa Libre: AP).


Disney también ha abierto una tienda en Shanghai y se ha aliado con el japonés Fast Retailing para vender ropa a través de su tienda Uniqlo.

"China es un bueno mercado, haya o no cambio de política", dijo Iger. "Por supuesto nos encantan los niños pero nos gusta todo el mundo", aseguró.

China empezó a aplicar la política del hijo único, que pronto será derogada, a finales de los años 1970 para frenar la enorme natalidad de la época, estimulada durante años por el fundador del régimen, Mao Zedong (1949-1976), bajo cuyo mandato la población casi se duplicó hasta alcanzar los 950 millones de habitantes.

Según las autoridades de China, que tiene hoy 1.370 millones de habitantes, la medida evitó 400 millones de nacimientos adicionales, pero el resultado ha sido el enorme envejecimiento de la población y un gran desequilibrio entre hombres y mujeres, a menudo en las zonas rurales donde los hijos varones son preferidos a las mujeres.

Esa política provocó numerosos abusos y casos de violencia contra las mujeres, que sufren con frecuencia abortos selectivos y esterilizaciones forzosas.