Internacional

Clinton gana en Iowa y ahora todos enfilan a New Hampshire

Hillary Clinton ganó en Iowa y ahora todos los precandidatos presidenciales enfilan hacia la arena siguiente, New Hampshire.

Por Newbury,New Hampshire / AFP/EFE

El candidato republicano Ted Cruz. (Foto: Prensa Libre/AP).
El candidato republicano Ted Cruz. (Foto: Prensa Libre/AP).

Se pondrá a prueba el atractivo de Ted Cruz y dará a Clinton la oportunidad de inyectar nuevo vigor a su campaña.

Clinton se impuso por estrechísimo margen a Bernie Sanders en las asambleas partidarias de Iowa el lunes, pero eso indica una prolongada contienda entre las alas progresista y pragmática del Partido Demócrata.       

Del lado republicano, el triunfo de Cruz fue digno de una campaña llena de giros y sorpresas.

Al ganar con el 27.7%, el senador texano demostró ser el preferido de los evangélicos, aunque muchos en su partido lo detestan y su capacidad para montar una eficiente maquinaria de movilización. 



Los precandidatos a la presidencia con mayor apoyo en sus partidos para lograr la candidatura en las encuestas de opinión
Los precandidatos a la presidencia con mayor apoyo en sus partidos para lograr la candidatura en las encuestas de opinión


Del lado republicano, el triunfo de Cruz fue digno de una campaña llena de giros y sorpresas. Al ganar con el 27.7%, el senador texano demostró ser el preferido de los evangélicos, aunque muchos en su partido lo detestan y su capacidad para montar una eficiente maquinaria de movilización.       

Donald Trump fue segundo con el 24.4%, un revés humillante para el jactancioso empresario que dominó las encuestas durante las semanas previas.

Marco Rubio, con 23.1%, se vio proyectado a la cabeza de los preferidos del establishment partidario que buscan una alternativa a Trump o Cruz. 

“Construimos nuestra campaña como un movimiento para que los estadounidenses se organicen y marchen juntos contra el desastre del cártel de Washington”, dijo Cruz

Cruz, el conservador de Texas conocido por su estrategia de tierra quemada a la hora de negociar, esperaba que su triunfo en Iowa le reafirme como primera opción para los republicanos que buscan un agitador para acabar con el legado del presidente Barack Obama.

En Iowa dirigió una campaña de manual centrada en votantes rurales y evangélicos, pero en Nuevo Hampshire le espera un terreno más difícil dada su tradición de premiar a candidatos más tradicionales.       

Conocidos todos los resultados, Clinton superó a Sanders por menos de tres décimas de 1%.

A pesar de ser calificado del “resultado más estrecho en la historia de las asambleas demócratas en Iowa, los dirigentes dijeron que no habrá un recuento y la campaña de Sanders dijo que no impugnará los resultados.      

“No hay plan de mirar atrás” , dijo Tad Devine, un estratega de Sanders.       

La victoria le dio 23 delegados a Clinton y 21 a Sanders.       

Con su ventaja en superdelegados —los funcionarios partidarios que pueden apoyar al candidato que prefieran—,

Clinton tiene ahora 385 delegados contra 29 de Sanders.       

Se necesitan 2.382 delegados para ganar la candidatura demócrata.      

Con todo, los resultados fueron demasiado estrechos para el gusto de la campaña de Clinton.

Aprovechando el entusiasmo de los jóvenes y el hartazgo del partido con Clinton, Sanders pudo impedir que la ex secretaria de Estado ganara fácilmente la candidatura.

New Hampshire es un reto difícil para Clinton, con un electorado que ha acogido bien el mensaje anti-Wall Street de Sanders, senador por el estado vecino de Vermont.       

Ajustada victoria

  • 49.8% de los distritos válidos los ganó Hilary Clinton
  • 49.6% los obtuvo el senador de Vermont Bernie Sanders
  • 100% de los distritos fueron contabilizados.

Para los republicanos, el viraje hacia New Hampshire significa que el elenco aun nutrido de precandidatos enfrenta un electorado menos religioso que el de Iowa y en su mayor parte indeciso.       

Históricamente, New Hampshire ha preferido candidatos más moderados que Iowa y más del 40% del electorado no está registrado en partido alguno, lo cual les permite decidir en cuál de las primarias participará el 9 de febrero. Las encuestas muestran que los indecisos suman bastante más del 50%.       

Puede ser una buena noticia para Cruz, que espera conjurar la maldición de Iowa. A diferencia de derechistas que en el pasado ganaron en Iowa pero se desinflaron rápidamente, Cruz dijo que su campaña tiene resistencia, recursos y atrae a un sector amplio.





“Este es el poder de las bases conservadoras y hay una mayoría silenciosa en ese país” , dijo Cruz a la televisora CNN.

“Este es un país de centroderecha. Este es un país construido sobre valores judeocristianos. Adicionalmente, el meollo de mi campaña se basa en principios de sentido común” .  

Donald Trump ha sacudido el Partido Republicano quizá más que ningún otro candidato, pero no logró convertir su legión de seguidores en una victoria en Iowa.





Se mostró humilde en la derrota, diciendo que se sentía “honrado” por el apoyo de los votantes. Y prometió seguir peleando para obtener la candidatura republicana.

Valores impulsan a Cruz en Iowa

Los asistentes republicanos a las asambleas de partido en Iowa que dijeron querer un candidato que comparta sus valores impulsaron la victoria del senador de Texas Ted Cruz, según un sondeo con entrevistas a los que llegaban a los puntos de reunión.       

“Es poco habitual que tengamos la oportunidad que tenemos ahora, de tener una auténtica carrera de ideas, de pensar de verdad qué representa el Partido Demócrata y cómo queremos que se vea el futuro de nuestro país”, dijo Clinton.

Dos tercios de los asistentes a los caucus o asambleas eran cristianos renacidos, y en ese grupo Cruz tiene más apoyos que el magnate multimillonario Donald Trump y el senador de Florida Marco Rubio, según el sondeo realizado por Edison Research para Associated Press y cadenas de televisión.       

En el lado demócrata, la carrera entre la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el senador de Vermont Bernie Sanders estaba ajustada, con una clara brecha de edad entre sus partidarios.       

A continuación, un vistazo más de cerca a las posturas del electorado:

  • Vea abajo galería de fotos de las primarias en Iowa

Valores cuentan

Más de cuatro de cada 10 personas que acudieron a los caucus republicanos dijeron que el aspecto del candidato que más había influido en su voto era que el aspirante compartiera sus valores. Entre los que expresaron esa opinión, más de tres  de cada 10 se inclinaron por Cruz, frente a los dos de cada 10 por Trump o Rubio.       

  “Suspendo mi carrera presidencial pero no estoy terminando esta lucha” , dijo OMalley

Trump adelantó a Cruz para ganarse el apoyo de 2 de cada 10 que querían un candidato que pueda traer un cambio necesario, mientras que Rubio fue el preferido de los 2 de cada 10 que dijeron querer un candidato que pueda ganar en noviembre.       

Dos tercios de los que querían un candidato que “dice las cosas como son” apoyaron a Trump, pero esa característica quedó por detrás de las otras como la más deseable.    

Brecha de edad

Más de 8 de cada 19 demócratas en las asambleas menores de 30 años acudieron para apoyar a Sanders, mientras que 6 de cada 10 de los participantes entre 45 y 64 años y 7 de cada 10 de los que tienen 65 o más se inclinaron por Clinton.       

Sanders trabajó duro por ganarse a los jóvenes con su campaña populista centrada en temas como la desigualdad y los costes universitarios.       

Clinton encontró un firme respaldo entre los que querían un candidato que pudiera ganar a los republicanos y que tuviera experiencia, mientras que Sanders contó con el apoyo de los que querían un candidato honesto o a quien le interese la gente como ellos. 





Descontentos de votantes

Cuatro de cada 10 republicanos dijo estar enfadado, y la mitad dijeron estar insatisfechos con el gobierno federal. Los asistentes descontentos estaban empatados entre los que preferían a Trump y los que se inclinaban por Cruz.       

Cinco de cada 10 dijo querer un candidato alejado de la política tradicional, y casi la mitad de ellos apoyaba a Trump. Rubio adelantó a Cruz como la opción favorita entre los que querían a alguien con experiencia política.       

Trump y Cruz han intentado canalizar el descontento de los votantes durante su campaña.         

Temas importantes

El gasto del gobierno fue el tema más importante para poco más de 3 de cada 10 republicanos, seguido de cerca por la economía y el terrorismo. Sólo uno de cada 10 dijo que le preocupaba sobre todo la inmigración.       

Entre los que mencionaron la inmigración como prioridad, más de 4 de cada 10 apoyaba a Trump.       

Un tercio de los asamblearios demócratas dijo que la economía es el principal problema que afronta el país, y aproximadamente los mismos optaron por la sanidad. Unos pocos menos mencionaron la desigualdad. Menos de uno de cada 10 dijo que el terrorismo fuera el principal problema.       

Más de la mitad de los asistentes demócratas a caucus quieren un candidato que continúe con las políticas del presidente, Barack Obama.               

Apoyo de los votantes

Cruz fue la primera opción para los participantes más conservadores, y Trump el preferido de los moderados. Los que dijeron ser algo conservadores empataron con Rubio y Trump como los más votados, seguidos por Cruz.       





El 45% de los votantes republicanos dijeron haberse decidido por un aspirante en la última semana. Los preferidos por estos votantes fueron Cruz y Rubio, por delante de Trump.       

En el otro bando, los asistentes a asambleas que se identificaban como demócratas tendían más a votar por Clinton, mientras que 7 de cada 10 independientes preferían a Sanders.    

Clinton tenía el apoyo de los moderados y Sanders el de los que se describen como muy progresistas, mientras los que eran algo progresistas estaban divididos entre los dos.       

Las mujeres eran más propensas a apoyar a Clinton, mientras los hombres tendían a optar por Sanders.       

  • Vea abajo, galería de fotos de las primarias en Iowa

Primerizos   

En torno a 4 de cada 10 demócratas dijeron acudir por primera vez a un caucus. Seis de cada 10 primerizos prefería a Sanders, mientras que 6 de cada 10 personas que habían acudido a asambleas antes optaba por Clinton. 

De igual modo, más de 4 de cada 10 participantes republicanos dijeron no haber acudido antes a una asamblea antes. Tres de cada 10 novatos prefería a Trump, mientras que 3 de cada 10 de los que habían acudido a otras ediciones de los caucus votaron por Cruz.    

Edison Research realizó el sondeo para  AP  y cadenas de televisión a la llegada de los votantes a 40 centros de asamblea demócratas y republicanas elegidos al azar en Iowa.

El estudio incluye resultados preliminares de las entrevistas con mil 660 asistentes a asambleas demócratas y  mil 794 participantes de caucus republicanos. El sondeo tiene un margen de error de más menos 4 puntos porcentuales para ambos partidos, con un margen de error mayor para los subgrupos. 

Abandonan contienda

El aspirante del partido Demócrata, Martin OMalley y el candidato republicano Mike Huckabee, anunciaron este lunes el fin de sus carreras hacia la Casa Blanca luego de unos decepcionantes resultados en las primarias de Iowa.

“Suspendo mi carrera presidencial pero no estoy terminando esta lucha”, dijo OMalley ante sus seguidores en un acto público en la capital Des Moines, admitiendo que “fue difícil superar el umbral”  en las votaciones.

OMalley esperaba sorprender en el “caucus”  de Iowa, el pequeño estado en el centro de Estados Unidos que da el puntapié inicial de las elecciones para suceder al presidente Barack Obama.

Pero el exalcalde de Baltimore y exgobernador de Maryland obtuvo menos de 1% de las opciones, con 98% de los votos contados, lejos de los otros dos aspirantes demócratas: Hillary Clinton y Bernie Sanders.

Clinton y Sanders saldaron un “empate virtual: 49,8% para la exsecretaria de Estado contra 49,6% para el senador ” socialista“.

En tanto, el candidato Republicano y predicador evangélico Mike Huckabee anunció, mediante un mensaje en la red Twitter, que abandonaba la campaña presidencial tras situarse en noveno lugar en la primaria de Iowa, con poco menos del 2% de los votos.

"Estoy suspendiendo oficialmente mi campaña. Muchas gracias por su apoyo", publicó Huckabee.

Al mismo tiempo, el comité de campaña del aspirante Republicano Ben Carson negó que el médico retirado haya abandonado su campaña, después de terminar en cuarto lugar en la primaria de Iowa, lejos de los primeros tres candidatos.

“Suspendo mi carrera presidencial pero no estoy terminando esta lucha” , dijo OMalley

Carson, informó el comité de campaña, precisó que irá ” a casa en busca de ropa limpia" y estará listo para continuar su lucha por los votos a partir del martes.

Con la salida de Huckabee, quedan once aspirantes por la nominación del partido Republicano a la Casa Blanca.

El senador ultraconservador Ted Cruz se adjudicó la victoria en Iowa, por encima del millonario Donald Trump, quien lidera los sondeos desde junio pasado.

Sin tener experiencia en política y sin ser del llamado "establishment" (político tradicional), Trump se mantuvo en todo momento como favorito de las encuestas y obtuvo un encomiable segundo puesto con el 24 % de los votos, depositados en papeletas anónimas tras un debate con representantes de cada candidato.

"Aquí no van a ganar ni Trump ni Cruz", auguraba en la escuela de Mirrell Joe Buxton, votante republicano que reconocía que en el Iowa urbano ambos tienen poco tirón frente a otros como el senador Marco Rubio.

"No sé quién ganará entre los demócratas, pero yo voy a proclamarme ganador de las primarias republicana y ganaré a Hillary o Bernie", aseguró Trump en un breve discurso antes de seguir camino a Nuevo Hampshire, la próxima primaria.

Rubio, con un 23 % de los votos, obtuvo un tercer puesto que lo mantiene como uno de los favoritos en la aún larga carrera por la candidatura republicana, que se formalizará este verano en la convención de Cleveland.

Por debajo de la marca del 10 % quedaron en este orden: el exneurocirujano Ben Carson, el libertario Rand Paul y el que fuera favorito este verano, el exgobernador de Florida Jeb Bush, que solo alcanzó el 2,8 % de los votos.

Los delegados adjudicados a Iowa en las convenciones republicana y demócrata de este verano representan un porcentaje marginal, pero abrir con una victoria la carrera de primarias puede ser vital.