Internacional

Comunidad internacional condena crimen de opositor

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, Gobiernos de América y Europa, opositores latinoamericanos y organismos de derechos humanos condenaron este jueves el asesinato de un dirigente de un partido de la oposición en Venezuela durante un mitin electoral al que asistía la esposa de Leopoldo López.

Por Bogotá/EFE/AFP

El jefe de campaña del chavismo, Jorge Rodríguez, muestra una imagen del opositor asesinado. (Foto Prensa Libre: EFE).
El jefe de campaña del chavismo, Jorge Rodríguez, muestra una imagen del opositor asesinado. (Foto Prensa Libre: EFE).

La reacción más dura a este episodio de violencia que enluta la campaña para las elecciones legislativas del 6 de diciembre en Venezuela fue Almagro, quien hace pocos días había puesto en tela de juicio las garantías democráticas del proceso electoral venezolano.

“Lo sucedido no es un episodio aislado, sino que se da conjuntamente con otros ataques realizados contra otros dirigentes políticos de la oposición en una estrategia que procura amedrentar a la oposición”, señaló Almagro en un comunicado en el que pidió al Gobierno de Venezuela actuar para que las elecciones no sean “un ejercicio de fuerza, violencia y miedo”.

“En realidad el temor llega a la sociedad entera y estremece a toda la comunidad internacional”, añadió el antes canciller uruguayo sobre la muerte de Luis Manuel Díaz, del partido Acción Democrática (AD), a causa de un disparo que recibió al finalizar un acto de campaña electoral en Altagracia de Orituco, centro del país.

Lilian Tintori, esposa del también opositor y líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión, se encontraba en el mismo mitin y denunció que querían matarla a ella.

Fuentes del chavismo dijeron que el fallecido formaba parte de una banda criminal y era investigado por homicidio, al tiempo que anunciaron que se busca a los miembros de otra banda como los principales responsables del hecho.

El Ministerio Público venezolano informó este jueves de la apertura de una investigación por la muerte por Díaz.

“El asesinato de un dirigente político es una herida de muerte a la democracia y una sucesión de hechos de violencia política en un proceso electoral es la muerte de mucha democracia”, consideró este jueves Almagro en su comunicado.

EE. UU. y España

El Gobierno de Estados Unidos condenó el asesinato de Diaz y señaló que se enmarca en una serie “de ataques y actos de intimidación recientes”  contra los candidatos de la oposición a pocos días de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

“Pedimos al Gobierno de Venezuela que proteja a todos los candidatos políticos y llamamos al Consejo Nacional Electoral a que garantice que esta campaña se lleva a cabo de una manera que se fomente la participación completa del pueblo de Venezuela ” , dijo hoy el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby.





“Las campañas de miedo, violencia e intimidación no tienen cabida en democracia”, añadió el portavoz en una breve nota.

“Condeno el asesinato en Venezuela de Luis Manuel Díaz, de Acción Democrática, tras un acto electoral. Mi apoyo a los demócratas venezolanos”, escribió el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en su cuenta de la red social Twitter.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, rechazó “la violencia como arma política”  e instó al gobierno venezolano a “investigar a fondo y llevar ante la justicia a los asesinos”, además de “garantizar a todos los venezolanos el derecho a votar en paz”.

Chile

Al lamentar y condenar el asesinato de Díaz, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, expresó su deseo de que las elecciones legislativas del 6 de diciembre se celebren en un “clima de paz”.

Por su parte, el presidente del Senado chileno, el democristiano Patricio Walker, dijo que la muerte del opositor venezolano es un “hecho gravísimo que tiene que ser investigado acuciosamente por el Poder Judicial en Venezuela, que desgraciadamente carece de independencia”.

Miembros de la oposición uruguaya también condenaron este jueves la muerte del opositor venezolano Luis Manuel Díaz por un disparo.

Para el diputado Jaime Trobo, del Partido Nacional , la muerte de Díaz es “un grito”  a los Gobiernos de América Latina, “especialmente”  a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Mercosur. “¿Qué esperan?”, se preguntó en la red social Twitter.





“En Venezuela no se están dando las garantías democráticas. Lo pensamos nosotros y el secretario general de la Organización de Estados Americanos”, Luis Almagro, dijo el senador por el Partido Colorado , Pedro Bordaberry.

El senador por el Partido Independiente de Uruguay Pablo Mieres,  señaló en Twitter que “hace rato que se debió haber activado (la) cláusula democrática” del Mercosur.

El senador oficialista uruguayo Rafael Michelini no ocultó su preocupación por que “la violencia se instale en Venezuela”.

“Si bien no conocemos los hechos todavía en detalle queremos que las elecciones no solo sean claras y transparentes sino también pacíficas”, señaló.

Amnistía Internacional pidió este jueves a Venezuela que “investigue de manera urgente”  el asesinato del político Luis Manuel Díaz, ya que lo contrario sería dejar “la puerta abierta a más violencia” de cara a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

“El asesinato de Luis Manuel Díaz brinda una visión aterradora sobre el estado de los derechos humanos en Venezuela”, dijo en una nota el director de Amnistía Internacional de Venezuela, Marcos Gómez, quien pidió investigar la “tragedia”  y “llevar a los responsables a la justicia”.

Chavismo

En tanto, el jefe de campaña del chavismo, Jorge Rodríguez, afirmó este jueves que el opositor muerto de un disparo, el miércoles último en Venezuela, formaba parte de una banda criminal y era investigado por homicidio, al tiempo que anunció que se busca a los miembros de otra banda como los principales responsables del hecho.

Luis Manuel Díaz, secretario general municipal del partido Acción Democrática, era “ampliamente conocido por el prontuario delictual del que fungía en el estado Guarico”, aseguró Rodríguez a los periodistas ante la sede del Consejo Nacional Electoral.

El también alcalde del capitalino municipio Libertador anunció además que presentarán una denuncia por difamación ante la Fiscalía contra el secretario general de AD, Henry Ramos Allup, quien este miércoles atribuyó el crimen a bandas armadas del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela.

“En las próximas horas se va a confirmar lo que lo que pasó”, dijo y señaló que ya los presuntos asesinos fueron identificados y están siendo buscados por las fuerzas del orden público.

“Era el último integrante de una banda criminal dedicada a la extorsión, dedicada al sicariato, dedicada al abigeato (robo de ganado), dedicada al secuestro en el estado Guarico, una banda denominada Los Plateados”, afirmó Rodríguez al referirse a Díaz.





Señaló, además, que era “público, notorio y comunicacional”  que Díaz tenía “nexos con bandas sindicales de la construcción”  y que supuestamente se peleaba “por el control sindical de la zona”  con un militante del partido opositor Primero Justicia.

“Este señor Luis Díaz tiene una averiguación desde el año 2010 por homicidio intencional, pertenecía a las bandas sindicales del partido AD”, indicó.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró antes desde el estado occidental de Portuguesa que hay elementos que señalan que la muerte del dirigente opositor fue consecuencia de un enfrentamiento de bandas.

“El ministro de Interior ya tiene elementos que apuntan hacia un sicariato de ajustes de cuentas de bandas rivales, dedicadas a las situaciones criminales irregulares”, afirmó el mandatario.





La Fiscalía anunció en un comunicado la designación de dos fiscales encargados de dirigir la investigación, así como de coordinar las actuaciones de la Policía científica “orientadas a determinar las responsabilidades derivadas de este hecho” .

De acuerdo con el MP, la víctima “recibió un disparo, luego de haber estado presente en un acto proselitista en la mencionada localidad del estado Guárico”.