Internacional

Corte Constitucional de Colombia avala plebiscito por la paz

La Corte Constitucional colombiana avaló el lunes una ley que busca que los ciudadanos manifiesten mediante un plebiscito si apoyan o no la paz.

Por Bogotá/AP

Archivado en:

Colombia Farc Paz Colombia
Los colombianos decidirán si apoyan o no los acuerdos de paz a que lleguen el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc. (Foto Prensa Libre: EFE).
Los colombianos decidirán si apoyan o no los acuerdos de paz a que lleguen el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc. (Foto Prensa Libre: EFE).

La ley busca que los ciudadanos manifiesten mediante un plebiscito si apoyan o no los acuerdos de paz a que lleguen el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Fac, se informó oficialmente.       

La noticia fue confirmada por la oficina de prensa del alto tribunal, que explicó que el debate entre los nueve magistrados se extendió por más de ocho horas.       

Santos siempre ha dicho que si las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia llegan a buen puerto serán los colombianos en las urnas los encargados de refrendarlas.       

En Colombia, las decisiones de la Corte Constitucional son de única instancia y, por tanto, inapelables.       

Para que el plebiscito sea aprobado necesitará al menos el 13% del total del censo electoral, que en octubre del 2015 arrojó que en Colombia había unos 34 millones de personas aptas para votar.

Es decir, necesitaría un poco más de 4.4 millones de sufragios.       

Desde fines del 2012, el gobierno de Santos y las Farc negocian en la capital cubana un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontación.       

Hasta ahora, las delegaciones negociadoras han conseguido acuerdos en temas clave, como una reforma agraria en Colombia, la participación de los rebeldes en la política, la lucha conjunta contra el narcotráfico, el resarcimiento de las víctimas del conflicto armado, la erradicación de minas antipersonales, el blindaje jurídico y político a los puntos que se acuerden en la mesa de negociación, la justicia transicional o la forma como los actores del conflicto armado pagarán por sus crímenes, el cese bilateral y definitivo del fuego, y la dejación de armas por parte de los rebeldes.       

El 23 de junio, las Farc dijeron que acogerían el fallo de la Corte Constitucional, cualquiera que fuera su postura sobre la refrendación de los acuerdos de la capital cubana.