Internacional

Cuatro muertos en ataque de camión contra soldados en Jerusalén

Al menos cuatro personas murieron y 15 resultaron heridas después de que un camión arrollara el domingo a un grupo de soldados que acababan de bajar de un autobús en Jerusalén este, en lo que la policía describió como un ataque terrorista. 

Por Tel Aviv/DPA

Archivado en:

Jerusalén Terrorismo
Rescatistas y la Policía resguardan el lugar donde un terrorista embistió a un grupo de soldados y mató a cuatro en Jerusalén. (Foto Prensa Libre: EFE)
Rescatistas y la Policía resguardan el lugar donde un terrorista embistió a un grupo de soldados y mató a cuatro en Jerusalén. (Foto Prensa Libre: EFE)

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, precisó que el autor del ataque es un simpatizante del grupo terrorista Estado Islámico. Las víctimas son tres mujeres y un hombre de entre 20 y 30 años, según la policía. Otras 15 personas están heridas, una de ellas en estado crítico, informaron los servicios de emergencia.

El conductor embistió con el camión varias veces, dando marcha atrás y volviendo a arremeter para causar el mayor número de víctimas posibles. Imágenes de video muestran también a la gente huyendo del ataque ocurrido en el barrio de Armon Hanaziv.

El atacante, un palestino de Jerusalén este, fue abatido a tiros por los soldados israelíes, informó el jefe de la policía, Roni Alsheich, sin dar más detalles debido al secreto del sumario.

Según la televisión, se trata de un hombre procedente del vecino barrio de Yabel Mukaber.

  • Video que circula en redes sociales del momento en que el camión embiste al grupo de soldados





Alsheich tampoco dijo si el camión era del atacante o si lo robó. El jefe policial aseguró que no hubo señales de alerta antes del ataque pudieran haber permitido impedirlo. El servicio secreto interno Schin Bet está participando en las investigaciones.

3

Los servicios de emergencia siguen trabajando para sacar a varias personas que siguen atrapadas bajo el camión, informaron medios locales. La policía acordonó la zona y varios heridos están siendo tratados por los equipos de rescate.

Uno de los efectivos de rescate dijo a la televisión israelí que se trata de uno de los peores ataques con vehículos vistos recientemente en Jerusalén y contó cómo algunas de las víctimas, entre ellas muertos, quedaron atrapadas bajo el camión, pudiendo sacarse sólo con la ayuda de grúas.

Según el diario "Times of Israel", los soldados se encontraban en Jerusalén en el marco de una iniciativa militar para llevar a los soldados a visitar zonas de interés nacional e histórico.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, visitaron el lugar del ataque. Esta noche el gabinete de seguridad israelí se reunirá para deliberar al especto.

El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, condenó lo ocurrido. "La crueldad de los terroristas no tiene límites ni escatima medios para asesinar a judíos y alterar la vida cotidiana en la capital. Todo el que incita a la violencia y apoya el terrorismo debe pagar un alto precio".



Los terroristas han utilizado camiones para sembrar el pánico. (Foto Prensa Libre:EFE)
Los terroristas han utilizado camiones para sembrar el pánico. (Foto Prensa Libre:EFE)


El movimiento radical Hamas, que controla la Franja de Gaza, saludó sin embargo el ataque en las redes sociales, aunque no lo reivindicó, y aseguró que el conductor era un preso liberado.

El coordinador especial de la ONU para el proceso de paz de Cercano Oriente, Nickolay Mladenov, condenó el ataque en Twitter. Mladenov lamentó que ataques así socaven la posibilidad de un futuro pacífico para palestinos e israelíes en la región.

El camión arremetió contra los soldados en el barrio de Armon Hanaziv, en la zona oriental de Jerusalén ocupada por Israel en la guerra de 1967 y que los palestinos reclaman como parte de su futuro Estado. Israel, sin embargo, considera Jerusalén indivisible.

Esa zona de la ciudad ha sido escenario de una nueva ola de violencia y ataques con arma blanca desde el otoño (boreal) de 2015.

El ataque se produce menos de un mes después de otro atentado terrorista con camión en un mercadillo de Navidad en el centro de Berlín, que mató a 12 personas e hirió a más de 50.