Internacional

Cuba y EE.UU. se preparan para hablar sobre DD.HH.

La reunión programada para el 31 de marzo en Washington entre delegaciones de Estados Unidos y Cuba será de “planificación” y servirá para definir el formato de futuras conversaciones sobre derechos humanos, informó este viernes el Departamento de Estado.

Por La Habana/AFP

Archivado en:

Cuba DDHH Diálogo EEUU

“Habrá una reunión de planificación con el gobierno cubano (...) para discutir la estructura y metodología de las futuras conversaciones sobre derechos humanos“, dijo Jeff Rathke, vocero del Departamento de Estado.

La delegación estadounidense en ese encuentro, añadió Rathke, estará encabezada por el subsecretario para asuntos de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo en el Departamento de Estado, Tom Malinowsky.

Según el portavoz, Estados y Cuba discutirán en la cita la composición de las delegaciones y los temas a discutir en las charlas sobre derechos humanos, un tema destacado por Washington mientras avanza paralelamente con La Habana en el restablecemiento de lazos diplomáticos.

“Habrá una reunión de planificación con el gobierno cubano (...) para discutir la estructura y metodología de las futuras conversaciones sobre derechos humanos“, dijo Rathke.

Según una fuente diplomática estadounidense, “este encuentro preliminar refleja nuestra continua atención a los derechos humanos y los principios democráticos en Cuba. Los derechos humanos son y seguirán siendo una prioridad.”

La víspera, el subdirector de Asuntos Multilaterales de la cancillería cubana, Luis Pedroso, había anunciado en La Habana que Cuba propuso a su contraparte estadounidense la fecha del 31 de marzo para una reunión dedicada al tema de los derechos humanos.

“Estas conversaciones sobre Derechos Humanos son una muestra de la posición de Cuba a abordar con Estados Unidos cualquier tema, a pesar de nuestras diferencias, sobre bases de igualdad y reciprocidad“, indicó Pedroso.

Proceso de reaproximación

Después del histórico anuncio de diciembre del 2014 sobre el comienzo de un proceso de reaproximación entre Estados Unidos y Cuba, delegaciones de alto nivel de ambos países han mantenido encuentros en La Habana y Washington para avanzar hacia el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

En el encuentro realizado en la capital estadounidense en febrero recién pasado, las partes acordaron establecer comisiones temáticas que mantendrán diálogos sobre asuntos específicos, incluyendo este grupo que se concentrará en los derechos humanos.

Esta semana, los dos gobiernos tuvieron discusiones sobre información, tecnología y comunicaciones, dijo Rathke.

A pesar de las declaradas intenciones de ambas partes de avanzar hacia el restablecimiento de relaciones lo antes posible, la marcha de las conversaciones sugiere que las negociaciones son más difíciles de lo esperado inicialmente.

“Estas conversaciones sobre Derechos Humanos son una muestra de la posición de Cuba a abordar con Estados Unidos cualquier tema, a pesar de nuestras diferencias, sobre bases de igualdad y reciprocidad“, indicó Pedroso.

La Casa Blanca había expresado el deseo de alcanzar la reapertura de las respectivas embajadas antes de la Cumbre de las Américas, que se realizará en Panamá dentro de dos semanas.

Pero el portavoz del Departamento de Estado redujo las expectativas, señalando que “ese no era el plan.”

Los presidentes Barack Obama y Raúl Castro ya confirmaron su presencia en la Cumbre, aunque por el momento no hay confirmación de si mantendrán una reunión bilateral al margen del evento.

Hace una semana, la portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki, aseguró que Washington mantenía la expectativa de anuncios antes de la Cumbre, pero admitió que “para eso es necesario que haya progresos en asuntos específicos y acuerdos sobre lo que debe hacerse.”