Internacional

DACA, muro y armas ocupan agenda en Congreso de EE. UU. 

En una medida de fuerza entre congresistas republicanos y demócratas, varios fueron los temas que ocuparon la agenda en el Congreso de EE. UU. 

Por EFE y AP

Legisladores y beneficiarios del DACA, durante una conferencia en Washington DC. (Foto Prensa Libre: AFP)
Legisladores y beneficiarios del DACA, durante una conferencia en Washington DC. (Foto Prensa Libre: AFP)

Senadores demócratas y republicanos prometieron este martes trabajar por una solución para los jóvenes inmigrantes conocidos como “dreamers”, en la primera audiencia desde que el presidente Donald Trump anunció el fin de un programa federal que les protege de la deportación.

Un funcionario dijo que los jóvenes inmigrantes son buenos para el país y que Trump quisiera que el Congreso encontrara una solución que les permitiese ganar residencia permanente en Estados Unidos.

"Ellos son beneficiosos para este país”, dijo en la audiencia Michael Dougherty, secretario asistente en el Departamento de Seguridad Nacional.  

Pero resaltando los retos en el camino, la audiencia de la comisión judicial del Senado tuvo a senadores republicanos demandando un incremento de la seguridad fronteriza como parte de cualquier acuerdo y los demócratas enfocados en los problemas de los casi 800 mil “dreamers”.

El jefe de la Comisión Judicial del Senado, el republicano Chuck Grassley, inició la audiencia diciendo que el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés) creado por el presidente Barack Obama era inconstitucional.

El DACA brinda protección temporal de la deportación y da permisos de trabajo a unos 800 mil jóvenes migrantes que llegaron de niños a Estados Unidos, ya sea porque sus padres entraron sin permiso al país o porque se quedaron una vez que expiraron sus visas. 

En tanto, tres días después del tiroteo que dejó 59 muertos y más de 500 heridos en la ciudad de Las Vegas, el Partido Demócrata acusó hoy al Congreso de Estados Unidos de haberle "fallado" al pueblo y exigió cambios en la legislación que regula el acceso a las armas en el país.

"Este Congreso ha fallado a la gente. ¿Cuántos cadáveres son necesarios para despertar al Congreso?", preguntó el congresista por el estado de Maryland Elijah Cummings, quien se dirigió a la nación desde una de las entradas del Capitolio, escoltado por el grupo de la minoría demócrata en el Congreso.

En un emotivo discurso, Cummings recordó las matanzas en sitios como Las Vegas, así como los asesinatos del presidente John F. Kennedy (1963) y el líder afroamericano Martin Luther King (1968), todos ellos causa, según dijo, de la política de armas estadounidense.

El muro fronterizo también fue un tema en la agenda de los legisladores: demócratas y republicanos presentaron argumentos en favor y en contra de esa construcción, para la que se busca aprobar unos US$10 mil millones en presupuesto.