Internacional

Detienen a cuatros sospechosos tras atentado contra iglesie en El Cairo

El presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi anunció este lunes la detención de cuatro sospechosos del atentado cometido el domingo contra una iglesia copta de El Cairo que dejó 25 muertos, el cual aún no ha sido reivindicado.

Por El Cairo/AFP

Archivado en:

Atentado Egipto Religión
Los ataúdes de las víctimas del atentado presentes durante un servicio fúnebre el Cairo, Egipto. (AP).
Los ataúdes de las víctimas del atentado presentes durante un servicio fúnebre el Cairo, Egipto. (AP).

La comunidad copta egipcia no había vivido un atentado tan mortífero desde el ataque suicida que dejó más de 20 muertos, el 1 de enero del 2011 a la salida de una iglesia en Alejandría.

El autor del atentado es Mahmud Chafiq Mohamed Mostafa, tenía 22 años y se hizo estallar con un cinturón de explosivos, no era una bomba, precisó Al Sisi, quien se expresaba durante el funeral de las víctimas. Añadiendo: la policía pasó la noche juntando las partes del cuerpo del kamikaze e identificándolo.

Tres hombres y una mujer (sospechosos de implicación en el atentado) han sido detenidos y otras dos personas todavía están siendo buscadas, agregó.



Servicio fúnebre para las víctimas del atentado en la iglesia de la Virgen María, en el Cairo, Egipto. (AP).
Servicio fúnebre para las víctimas del atentado en la iglesia de la Virgen María, en el Cairo, Egipto. (AP).


Ante dignatarios civiles y religiosos, coptos y musulmanes, el presidente afirmó: Es un golpe que nos ha dolido pero que no va a destruirnos.

Durante la ceremonia, retransmitida por varias cadenas de televisión egipcias, el presidente y el patriarca de la Iglesia copta ortodoxa, Teodoro II, acompañaron los ataúdes que eran portados por militares y estaban cubiertos con banderas egipcias.

Fue observado un minuto de silencio.

Por la mañana, el patriarca copto había bendecido los féretros de las víctimas del atentado depositados en la iglesia de la Virgen María en El Cairo, frente a centenares de fieles, muchos de los ellos en lágrimas.

Teodoro II calificó el atentado de golpe en el corazón de Egipto.



Abdel Fattah al-Sisi (d) ofrece sus condolencias al Papa copto egipcio Tawadros II.(AFP).
Abdel Fattah al-Sisi (d) ofrece sus condolencias al Papa copto egipcio Tawadros II.(AFP).


El atentado del domingo por la mañana tuvo lugar dentro de una iglesia contigua a la catedral copta de San Marcos, sede de Teodoro II. El mismo golpeó con dureza a los coptos de Egipto, pero también al régimen de Al Sisi, verdadero blanco de los agresores, según los expertos.

Violencia endémica

Aunque el atentado en la iglesia de San Pedro y San Pablo de la capital egipcia no había sido todavía reivindicado este lunes, estos expertos están de acuerdo en que este ataque pone en dificultades al gobierno.

En primer lugar según Victor Salama, profesor en la facultad de Ciencias Políticas de la universidad de El Cairo, ha sido el apoyo de la Iglesia copta al gobierno lo que fue atacado.



Funcionarios egipcios acompañan a los ataúdes de las víctimas del atentado. (AFP).
Funcionarios egipcios acompañan a los ataúdes de las víctimas del atentado. (AFP).


La reivindicación política de los islamistas podría ser decir que se hizo pagar a los coptos su apoyo a la destitución de los Hermanos Musulmanes (en julio de 2013), explica este especialista.

Atacados en varias ocasiones desde el derrocamiento por parte del ejército del expresidente islamista Mohamed Mursi, los coptos representan un blanco fácil.

Desde el verano  (boreal) de 2013, al menos fueron atacadas 42 iglesias, entre las cuales 37 resultaron incendiadas o dañadas, así como decenas de escuelas, casas y comercios pertenecientes a coptos, según afirma la oenegé Human Rights Watch. La misma acusa a las fuerzas del orden de haber estado ausentes durante estos ataques confesionales.

Hay una violencia que no se ve, que es omnipresente contra los coptos, y endémica en particular en el Alto Egito, subraya Salama.

Este atentado contra la iglesia muestra además las debilidades del poderoso aparato represivo del Estado egipcio.

Es una bofetada para el gobierno, estima Salama.

Para Abdalá al Sennawi, editorialista del diario privado Al Churuq, el ataque revela la ausencia de una real estrategia para luchar contra el terrorismo y la dejadez de los servicios de seguridad.

Al afectar al gobierno, el ataque también sirve a la estrategia de los grupos islamistas que buscan comprometer cualquier oportunidad de recuperación de la economía y del turismo.

El viernes, dos atentados con bomba provocaron la muerte de seis policías en El Cairo y de un viandante en el norte de la capital, los que posteriormente fueron reivindicados por el grupo extremista Hasm.



Cristianos coptos protestan en una calle después de un funeral para las víctimas. (AFP).
Cristianos coptos protestan en una calle después de un funeral para las víctimas. (AFP).


Pero, éste del domingo ha tenido un impacto mucho más importante, puesto que al afectar a los cristianos, su repercusión en el extranjero será mucho más amplia", estima Hazem Hosni, también profesor de Ciencias Políticas en la universidad de El Cairo.

El balance del atentado aumentó este lunes de 23 a 25 muertos, según el ministerio de Salud egipcio. Además, 24 heridos abandonaron el hospital en la mañana de esta jornada, en tanto 20 seguían internados.