Internacional

La prensa belga se retracta sobre detención de sospechoso de atentados de Bruselas

La prensa belga, que anunció este miércoles la detención de un sospechoso de los atentados de Bruselas, Najim Laachraoui, luego se retractó de esta información.

Por Bruselas / AFP

Najim Laachraui, tercer sospechoso. (Foto Prensa Libre: EFE)
Najim Laachraui, tercer sospechoso. (Foto Prensa Libre: EFE)

El periódico La Dernière Heure y el canal de televisión RTL afirmaron que hay un detenido pero que, contrariamente a lo que habían anunciado anteriormente, no se trata de Najim Laachraoui, sobre quien pesa una orden de captura en relación a los atentados del 13 de noviembre en París.

Las autoridades belgas no habían confirmado la información y remitieron a una conferencia de prensa de la fiscalía prevista para las 12.00 horas GMT (6 horas de Guatemala).

Previamente, la prensa belga había informado que dos hermanos, Khalid e Ibrahim El Bakraoui, fueron identificados como dos de los atacantes suicidas de los atentados perpetrados el martes en el aeropuerto internacional de Bruselas y en la estación Maalbeek del metro de la capital belga.

Aunque Najim Laachraoui no fue detenido, sí fue citado el lunes por los investigadores belgas en el marco de la investigación de los atentados de París y tras el arresto el viernes del sospechoso clave de estos ataques, Salah Abdeslam.

Najim Laachraoui habría viajado a Hungría junto a Abdeslam, último sobreviente conocido del comando que atacó en París, en septiembre utilizando el alias Soufiane Kayal. Las autoridades también creen que Laachraoui viajó a Siria en febrero de 2013.

Una fuente cercana a los investigadores franceses indicó que hallaron rastros del ADN de este hombre de 24 años en material explosivo utilizado en París.

La fiscalía belga indicó asimismo que halló el ADN de Laachraoui en una vivienda del distrito de Schaarbeek en Bruselas allanada en diciembre, en donde material para fabricar bombas y una huella dactilar de Abdeslam fueron hallados en diciembre.

Su ADN también fue hallado en una casa alquilada en Auvelais, cerca de Namur y utilizada para preparar los atentados de París.