Internacional

Venezuela: Helicóptero ataca Tribunal Supremo y un ministerio

El Gobierno de Venezuela informó que el helicóptero que sobrevoló el Tribunal Supremo y que atacó también el Ministerio del Interior fue robado por un policía investigado por sus "vínculos con la Agencia Central de Inteligencia" de EE.UU.

Por AFP/EFE/AP / Venezuela

Helicóptero que sobrevoló y desde donde atacaron el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela. (Foto Prensa Libre: El Estímulo).
Helicóptero que sobrevoló y desde donde atacaron el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela. (Foto Prensa Libre: El Estímulo).

El ministro de Comunicación venezolano, Ernesto Villegas, explicó que la aeronave fue hurtada de la base aérea militar de La Carlota, en Caracas, y que el responsable es Oscar Pérez, inspector adscrito a la división de transporte aéreo de la policía científica (CICPC).

En cadena obligatoria de radio y televisión el ministro señaló que "el complotado" voló la aeronave hasta el Ministerio de Interior en el centro de la capital y "efectuó alrededor de 15 disparos contra la edificación", mientras en la terraza de ese organismo se realizaba un "agasajo" con unas 80 personas.

Luego, se dirigió a la sede del Poder Judicial donde "fueron efectuados disparos y lanzadas al menos cuatro granadas de origen colombiano y fabricación israelí, de las cuales una no estalló y fue colectada".





Según Villegas, estos ataques forman parte de "una escalada golpista contra la Constitución y sus instituciones", y aseguró que Pérez está siendo investigado por sus "vínculos con la Agencia Central de Inteligencia" y la embajada de Estados Unidos en el país caribeño.

"Así como sus vínculos con un exministro del Interior quien recientemente ha confirmado públicamente sus contactos con la CIA", dijo en alusión al Miguel Rodríguez Torres, quien hoy denunció la "falsedad" de un documento hecho público por un medio progubernamental que le relaciona con este organismo norteamericano.

El presidente Nicolás Maduro calificó el incidente como un "ataque terrorista" que sería parte de una conspiración para desestabilizar su gobierno socialista. 





"La Fuerza Armada toda la he activado para defender la tranquilidad. Más temprano que tarde vamos a capturar el helicóptero y a los que han realizado este ataque terrorista", señaló el mandatario durante un acto por el Día del Periodista en el palacio presidencial de Miraflores.

Un inspector de la Policía científica de Venezuela, identificado como Oscar Pérez, sobrevoló la sede del Supremo en Caracas en un helicóptero de este cuerpo de seguridad con un mensaje por la "libertad" del país y más tarde pidió a través de un vídeo la renuncia del presidente, Nicolás Maduro.



Una publicación compartida de OSCAR PEREZ (@oscarperezgv) el



El agente del cuerpo de investigaciones científicas (CICPC) fue fotografiado junto a otros uniformados a bordo de la aeronave con una pequeña pancarta en la que se leía "350 libertad" en alusión al artículo de la Constitución que llama a desconocer "cualquier régimen" que contraríe las garantías democráticas.

Mientras se producía el sobrevuelo se difundió a través de la cuenta en Instagram de Pérez un vídeo en el que se le observa leyendo un escrito y dando la cara, acompañado de otros cuatro uniformados encapuchados, en el que pide a los venezolanos ir "a cada base militar" del país.

"Somos una coalición entre funcionarios militares, policiales y civiles en la búsqueda del equilibrio y en contra de este Gobierno transitorio criminal. No pertenecemos ni tenemos tendencia político partidista, somos nacionalistas, patriotas e institucionalistas", leyó el inspector.





En el momento en que el helicóptero sobrevoló la sede del Supremo se escucharon varias detonaciones, según muestran varios videos difundidos por habitantes de la zona en las redes sociales.

Las inmediaciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el oeste de Caracas fueron resguardadas con cordones policiales.

Esta situación se produce en el marco de una ola de protestas a favor y en contra del Gobierno que se inició el pasado 1 de abril, algunas de las cuales se han tornado violentas y han dejado 76 muertos, y más de mil heridos, según la Fiscalía.