Internacional

Trump gana los estados en disputa y sella su contundente victoria en las primarias

El virtual candidato republicano, Donald Trump, se impuso el martes en California y zanjó su contundente victoria en las primarias del partido conservador, con lo que se certificó el enfrentamiento con la demócrata Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de noviembre en EE.UU.

Por Washington/Agencias

Donald Trump alza la mano a sus seguidores durante una comparecencia pública tras conocerse los resultados. (Foto Prensa Libre: AFP).
Donald Trump alza la mano a sus seguidores durante una comparecencia pública tras conocerse los resultados. (Foto Prensa Libre: AFP).

El magnate neoyorquino, el único aspirante que resta en la contienda republicana, venció con rotundidad en California y se llevó los otros cuatro estados en liza en la jornada de hoy: Nueva Jersey, Nuevo México, Dakota del Sur y Montana.

California es el estado más poblado de EE.UU. y recompensa con un total de 172 delegados al ganador.

Antes de conocerse los resultados del gran estado de la costa oeste de EE.UU., Trump compareció ante sus seguidores en Nueva York, a los que prometió que nunca los va a “decepcionar”  y dijo que ha vencido “a un sistema manipulado”.

Trump ya había logrado hace unas semanas los 1.237 delegados necesarios para asegurarse la candidatura republicana en la convención del partido, en Cleveland  (Ohio) en julio próximo, tras una polémica campaña en la que ha criticado frontalmente al aparato del partido republicano y a los inmigrantes hispanos.

En su discurso de esta noche, apuntó directamente contra Clinton, con la que disputará la llegada a la Casa Blanca en noviembre.

“Los Clinton han conseguido hacer del enriquecimiento personal una forma de arte”, subrayó, a la vez que anunció una rueda de prensa la próxima semana en la que destapará secretos de Hillary y su esposo, el expresidente Bill Clinton.

Como viene sucediendo en los comicios de las últimas semanas, Trump compitió en las primarias sin rivales, tras las renuncias de Ted Cruz y John Kasich a principios de mayo, pese a lo cual los electores pudieron votar por ellos, porque aún están registrados.

Con todo, el magnate neoyorquino acudió a las primarias del martes habiendo obtenido los delegados necesarios para ser automáticamente proclamado candidato en la convención del partido, en julio.

Nueva Jersey, un estado del este, muy urbano y de tendencia fuertemente demócrata, era terreno abonado para Trump, ya que cumple con el perfil de las zonas donde mejor se ha desenvuelto el magnate en las primarias, y además había obtenido el respaldo del gobernador republicano, Chris Christie.

En los casos de Nuevo México y Dakota del Sur, probablemente Trump lo hubiese tenido más difícil si sus rivales todavía siguiesen en la carrera, especialmente Ted Cruz, a quien se le daban particularmente bien los estados marcadamente conservadores y rurales como Dakota del Sur.

Sin embargo, al competir en solitario, y pese a que los electores podían seguir votando por sus rivales ya retirados, el multimillonario se apuntó sendas cómodas victorias tanto en Dakota del Sur como en Nuevo México.