Internacional

Dos paracaidistas mueren tras salto tándem en California

Dos paracaidistas murieron el sábado durante un salto tándem en el norte de California, informaron las autoridades.

Por San Francisco/AP

Archivado en:

California Estados Unidos
Un grupo de participantes participa en un salto tándem en California.
Un grupo de participantes participa en un salto tándem en California.

Sus cuerpos fueron hallados en un viñedo en la región Lodi luego de que alguien informara que los paracaidistas chocaron contra el suelo sin un paracaídas abierto, indicó Les Garcia, subjefe del departamento policial de San Joaquín.       

Al parecer el paracaídas no se abrió hasta después del impacto, agregó.      

Las autoridades intentan identificar los cadáveres, pero el sargento Brandon Riley dijo que parece que las víctimas, ambos varones, tenían alrededor de 20 años. Uno era el instructor, agregó.      

Habían saltado desde el Parachute Center, una popular escuela de paracaidismo en el Central Valley del estado y cuyo portal de internet indica que es “una de las zonas de saltos más grandes y antiguas en Estados Unidos”, inaugurada en 1964.      

¿Qué es un salto tándem?

  • El Salto Tándem es una variación del paracaidismo convencional, en la cual un aprendiz de paracaidismo salta junto a un instructor unidos por medio de un sistema de doble arnés. Se usa un arnés especial de tándem que se ciñe al cuerpo del estudiante.
  • El salto se efectúa desde una altura que fluctúa entre los 5.000 y 2.700 metros sobre el nivel de la tierra, lo que da entre 75 a 25 segundos de caída libre. Aproximadamente a 1.500 metros de altura se abre el paracaídas, quedando entre 5 y 10 minutos de vuelo para aterrizar.

El portal ofrece un salto tándem inicial con un instructor desde cuatro mil metros  (13.000 pies) de altura por cien dólares.  

Uno de los dos paracaidistas que murieron al caer en un viñedo del norte de California tenía 18 años, saltaba por primera vez y su familia lo estaba viendo cuando cayó a tierra, dijeron el domingo las autoridades y el dueño del centro de paracaidismo. 

La Policía del condado de San Joaquín dijo que hasta el domingo no habían identificado públicamente al paracaidista nuevo ni al instructor que murieron el sábado en Lodi, California, situado a 137 kilómetros  (85 millas) al este de San Francisco.       

Las autoridades siguen tratando de ubicar a familiares de uno de los hombres para notificarlos, dijo el sargento del sheriff Brandon Riley. El otro hombre tenía alrededor de 25 años, agregó Riley.       

Uno de los dos era de otro país, dijo Bill Dause, dueño del Centro para Paracaidistas de Lodi, donde ocurrió el accidente.      

El joven que saltó por primera vez estaba con su hermano y varias otras personas en el centro.

El grupo con el muchacho de 18 años también iba a saltar el sábado, agregó Dause. 

El hombre más joven había estado saltando en tándem con un instructor de caída libre, un paracaidista que había saltado unas 700 veces, dijo Dause.

La Policía dijo el sábado que los paracaídas no se abrieron y los hombres cayeron a tierra. Agentes encontraron los cadáveres en un viñedo, al sur de la zona de aterrizaje del centro.    



Una avioneta con 17 paracaidistas aterrizó de emergencia en mayo último. (Foto Prensa Libre:AP).
Una avioneta con 17 paracaidistas aterrizó de emergencia en mayo último. (Foto Prensa Libre:AP).


Reportan varios incidentes

El centro ya ha salido antes en las noticias. En mayo, una avioneta con 17 paracaidistas despegó de ahí y aterrizó con las ruedas al aire luego de engancharse con una camioneta tipo pickup.

En ese incidente los lesionados sólo presentaban pequeños cortes y rasguños.      

Y en febrero, el diario "Lodi News-Sentinel" reportó que un paracaidista solitario murió luego de que fallara su paracaídas en el centro.      

Un hombre que respondió al teléfono en el Parachute Center dijo que estaba ocupado y no estaba informado de la muerte de los hombres.

El propietario del lugar, Bill Dause, se negó a hacer comentarios al periódico "Sacramento Bee".      

La causa exacta de la muerte será determinada por la Administración Federal de Aviación, indicó Riley.