Internacional

EE.UU. critica a Trump por ataques contra padres de militar musulmán

Donald Trump era blanco el lunes de duras críticas, provenientes incluso del campo republicano, luego de tomársela con la familia de un oficial estadounidense musulmán caído en combate, un tabú absoluto en Estados Unidos y un paso en falso que podría costarle caro.

Por Washington DC/AFP

Archivado en:

Estados Unidos
Donald Trump lanza ataques contra padres de militar musulmán. (Foto Prensa Libre:AFP).
Donald Trump lanza ataques contra padres de militar musulmán. (Foto Prensa Libre:AFP).

El presidente Barack Obama se lamentó de aquellos que “dicen basuras”  sobre las fuerzas militares estadounidenses y no respetan a “las familias de los soldados muertos” .

“Como comandante en jefe estoy muy cansado con algunas personas que dicen basuras sobre las tropas de Estados Unidos”, dijo Obama en una convención de veteranos de guerra discapacitados reunida en Atlanta, en una alusión indirecta al candidato republicano.

“Es hora de que Donald Trump dé el ejemplo a nuestro país y al Partido republicano” , señaló por su parte con indignación en un comunicado el respetado senador de Arizona John McCain.

Esta vez, Trump ha recibido críticas generalizadas por denostar públicamente a la familia de un capitán musulmán del Ejército estadounidense muerto en Irak en el 2004, cuando intentaba salvar a sus hombres.

En su discurso pronunciado el jueves contra el multimillonario empresario en el último día de la Convención Demócrata que invistió a Hillary Clinton como candidata a la presidencia, Khizr Khan, padre del soldado, compareciendo junto a su esposa, criticó las declaraciones anti-musulmanas y contra los inmigrantes de Trump.

“El señor Khan, quien no me conoce, me atacó viciosamente desde el estrado del Partido demócrata y continúa haciéndolo ahora en la TV - simpático!”, afirmó el magnate inmobiliario el lunes en Twitter, después de haberlo atacado ya en los últimos días.

“Si mira a su esposa, ella estaba parada allí. No tenía nada que decir”, indicó Trump en una entrevista, agregando que “tal vez no se le permitió que dijera nada” . Ella le había respondido el domingo, explicando que su dolor le habría impedido hablar.

“El hecho de que el partido lo haya nominado, no le da derecho a difamar a los mejores de nosotros” , sostuvo McCain en su duro comunicado.

“Un cobarde” 

Él mismo héroe de la guerra de Vietnam, donde estuvo prisionero, McCain agradeció a la familia Khan “por haber emigrado a Estados Unidos” . “Vuestro hijo era lo que Estados Unidos tiene de mejor y la memoria de su sacrificio hará de nosotros una nación mejor, él nunca será olvidado” , añadió.

McCain también fue blanco de las burlas del candidato presidencial republicano, quien puso en duda su carácter de “héroe”  porque había sido capturado en Vietnam. “Yo, quiero a la gente que no fue capturada”, declaró Trump un año atrás.

Después de la nueva bravata, la nieta del senador, Caroline McCain, republicana, anunció este lunes que ella votará por Hillary Clinton el 8 de noviembre, calificando de “imperdonable”  la actitud de Trump, a quien consideró “un cobarde” .

Otro duro golpe para el controvertido candidato provino de las familias de 17 soldados caídos en el campo de batalla, que le criticaron las declaraciones “repugnantes y personalmente insultantes para nosotros” .

“Nadie ha dado más por nuestra libertad y nuestra seguridad que nuestras familias Gold Star”, recordó Obama, aludiendo a los familiares de militares estadounidenses muertos en combate.

Pero Trump tiene la piel dura. Cuando atacó a McCain, la indignación era tal que muchos creían que no la superaría. Sin embargo, logró la nominación republicana contra sus 16 adversarios y en mayo  (...) McCain anunció su apoyo al multimilloniario, aunque no participó en su convención de investidura.

Esa vez, como lo hizo cuando había calificado a los mexicanos de “violadores”  o puesto en duda la integridad de un juez a causa de sus orígenes mexicanos, la dirección del Partido republicano criticó sus declaraciones, aunque no le retiró su apoyo.

El premio Nobel estadounidense de Economía y editorialista del New York Times, Paul Krugman, los fustigó, afirmando que “los verdaderos pecadores son los dirigentes republicanos (...) que apoyan activamente a un candidato que -saben- representa un peligro para la nación” .

Fortalecida por el impulso logrado en la convención partidaria, reflejado en un sondeo de la cadena CBS publicado este lunes, la candidata demócrata Hillary Clinton llamó a los republicanos el domingo a optar por los intereses “del país en lugar de los del partido” .

La encuesta de CBS da ahora a Clinton siete puntos de ventaja sobre Trump, quien a pesar de sus frecuentes improperios se mantenía hasta el momento codo a codo con ella.

Estadounidenses ven al país dividido

Pocos creen que Hillary Clinton o Donald Trump sean capaces de unir a los estadounidenses en caso de llegar a la Casa Blanca, pero el pesimismo con respecto al candidato republicano es mucho mayor, de acuerdo con un sondeo difundido el lunes que refleja las profundas divisiones en ese país.       

Según la encuesta de Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research, el 73% de los estadounidenses creen que Trump acentuará las divisiones en el país, comparado con el 43% que dice lo mismo sobre Clinton.       

Apenas una de cada tres personas cree que el triunfo de Clinton uniría al país, pero los que creen que Trump sería capaz de lograrlo son muchos menos: 34% contra 17%.

Entre los mismos republicanos, apenas el 38% cree que su candidato es capaz de generar una mayor unidad nacional.      

En su totalidad, la encuesta retrata a un país profundamente fracturado.      

El 85% cree que las divisiones políticas son mayores que en el pasado; el 80% sostiene que los estadounidenses están muy divididos en cuanto a los valores más importantes.       

“No es una época agradable en el país” , dijo James Robertson, historiador de la Guerra Civil en la universidad Virginia Tech.

“Es una época tan inestable que resulta imposible vislumbrar el futuro” .       

Robertson, quien advierte paralelismos entre la década de 1850 —los años previos a la guerra de secesión— y la actualidad, sostiene que ésta es la segunda época de mayores divisiones en la historia de Estados Unidos, más grave aún que la década de 1960, dada la incapacidad casi total de los legisladores de hallar consenso y la tendencia a que discrepancias menores se vuelvan desavenencias enormes.       

Cuando se les preguntó cuál es el factor principal de división entre los estadounidenses, uno de cada cuatro encuestados mencionó intereses o valores políticos. El 18% habló de intereses o valores económicos; el 14% mencionó la raza y el racismo. Por otra parte, grandes mayorías culparon a la prensa y los funcionarios electos por hacer demasiado hincapié en las elecciones.       

Y qué une a los estadounidenses? El 16% cita la libertad. Acaso como reflejo de la serie de masacres y otros sucesos dolorosos recientes, el 10% mencionó las crisis o tragedias. A estos siguieron el patriotismo, la lucha contra el terrorismo y otros factores.       

Una pequeña mayoría, 52%, sostuvo que los mejores tiempos de Estados Unidos han quedado en el pasado. Los que tienen posiciones favorables a Clinton mostraron una tendencia mucho mayor al optimismo y que los mejores tiempos están por venir, 61% contra 39% para Trump.       

La encuesta  AP -NORC de 1.008 adultos fue realizada entre el 23 y el 27 de junio, antes de las convenciones partidarias, con una muestra tomada del panel AmeriSpeak de NORC basado en las probabilidades y diseñado para ser representativo de la población. El margen de error fue de más/menos 4,1 puntos porcentuales.