Internacional

El Bataclán, una gran sala de espectáculos en el este de París

El Bataclán, donde ocurrió un asalto terrorista con cauda de más de cien muertos, es una de las grandes salas de espectáculos de París, con capacidad para unos 1 mil 500 espectadores.

Por Agencia AFP

Archivado en:

Francia Terrorismo
Policía resguarda el ingreso del teatro Bataclán. (Foto Prensa Libre: AFP)
Policía resguarda el ingreso del teatro Bataclán. (Foto Prensa Libre: AFP)

Situada en el bulevar Voltaire, en el este de la capital francesa, cerca del canal San Martín y de uno de los lugares donde un policía había sido abatido durante los atentados islamistas contra el semanario Charlie Hebdo en enero pasado, esta gran sala con balcón recibía esa noche un concierto del grupo estadounidense de rock Eagles Of Death Metal.

Desde su remodelación en los años 1970, la sala, convertida en un lugar muy frecuentado de lbataclan-061224.jpga noche parisina, ha visto desfilar a grandes estrellas de la música francesa e internacional como Lou Reed, Prince, Oasis, o Stromae.

Construida en 1864 y refaccionada en 1952, su nombre hace referencia a Ba-ta-clan, una opereta de Offenbach.

El edificio está clasificado como monumento histórico.

Desde California

El grupo Eagles of Death Metal es una banda de garage rock creada en California que ha colaborado con algunos músicos famosos.

Sus miembros fundadores son Jesse Hughes y Josh Homme -de 43 y 42 años respectivamente- dos amigos de toda la vida que en 1998 decidieron dar un paso más a su relación y unirse musicalmente.

Ambos decidieron llamarse Eagles of Death Metal al considerar que su música está a medio camino del death metal y el sonido de los Eagles, una de las bandas estadounidenses más legendarias del folk rock y el country rock, mundialmente conocidos por el tema “Hotel California” .

Su particular melodía le has llevado a tocar junto a Dave Grohl, guitarrista de Foo Fighters y Nirvana, y el actor y músico Jack Black.

Las letras y conciertos de la banda son a veces considerados lascivos y libertinos, fieles al lema “sexo, drogas y rockn roll”.