Internacional

El lenguaje corporal de Clinton y Trump durante el primer debate

Fuera de temas como seguridad, terrorismo, inmigración o economía, millones de personas en el mundo también se percataron de los gestos  el lenguaje corporal de los candidatos a la Casa Blanca.

Por Redacción

Saludo entre Hillary Clinton y Donald Trump al empezar el debate. La candidata demócrata pudo extender más el brazo que su oponente lo que demuestra fortaleza, según analista. (Foto Prena Libre: AP).
Saludo entre Hillary Clinton y Donald Trump al empezar el debate. La candidata demócrata pudo extender más el brazo que su oponente lo que demuestra fortaleza, según analista. (Foto Prena Libre: AP).

El debate entre los aspirantes Donald Trump por el lado republicano, y Hillary Clinton por el demócrata, fue visto por una audiencia récord de 80.9 millones.

Aunque la mayoría puso su atención en los temas centrales del cara a cara, fue inevitable fijarse en la sonrisa burlesca de Clinton —por ejemplo— o en la respiración agitada de Trump.

CTV news, un medio digital estadounidense entrevistó a expertos en lenguaje corporal quienes dieron su punto de vista sobre este peculiar aspecto del debate.

El experto en lenguaje corporal Mark Bowden Clinton lució mejor en el momento del apretón inicial de manos, pese a que Trump tenía ventaja por aparecer desde el lado izquierdo del escenario (para el público y los televidentes).

Según Bowden, Clinton logró extender por más tiempo su brazo con lo cual demostró mayor fuerza y control que su adversario. “Hay una especie de folclore que dice que, si gana el apretón de manos en la salida, que ha ganado el debate”, dijo.

La sonrisa de Clinton

La sonrisa de la aspirante demócrata fue algo de lo más notorio en el debate presidencial, según Bowden eso puede que le haya dado una imagen positiva, aunque hay que reconocer que en algunos pasajes del encuentro, sobre todo cuando Trump hacía algún comentario sobre ella, la sonrisa desaparecía.



Clinton respondió con una sonrisa a casi todos los ataques de su oponente republicano, aunque en algunos se comportó seria. (Foto Prensa Libre: AFP).
Clinton respondió con una sonrisa a casi todos los ataques de su oponente republicano, aunque en algunos se comportó seria. (Foto Prensa Libre: AFP).


Pese a que Bowden considera que eso pudo ser una ventaja, la doctora Lilian Glass otra experta en lenguaje corporal, sostiene que la sonrisa de Clinton “fue presumida y no fue real”, lo cual puede afectarle puesto que de eso es lo que ha sido acusada a lo largo de la campaña.

Sobre Trump, Glass acota que el candidato republicano “se vio más nervioso que nunca”.

Ruidos que se hacen virales

Los ruidos nasales Trump no pasaron desapercibidos para la audiencia que incluso los hicieron virales en internet, desatando comentarios y bromas sobre el candidato republicano, quien ha hecho de la salud de su contrincante, Hillary Clinton, un tema de campaña.

Las etiquetas referentes a sus constantes sorbos (#Sniffles, #TrumpSniffles, #Trumpsniffing) inundaron las redes sociales en los primeros minutos del debate, seguido por casi 81 millones de espectadores en Estados Unidos, según los últimos cálculos.

El cómico Stephen Colbert bromeó diciendo que los sorbos de nariz del candidato republicano a la Casa Blanca “sonaban como si estuviera combatiendo un resfriado con cocaína”.



Trump fue presa del nerviosismo, según analistas de lenguaje corporal. (Foto Prensa Libre: AFP).
Trump fue presa del nerviosismo, según analistas de lenguaje corporal. (Foto Prensa Libre: AFP).


Algunos internautas especularon con la salud de Trump: "A mí me suena a neumonía", tuiteó el excongresista demócrata John Dingell.

Como se recuerda, una neumonía obligó a Clinton, de 68 años, a suspender su campaña durante unos días a principios de mes, algo que Trump aprovechó para cuestionar el estado de salud y la fortaleza de la exsecretaria de Estado.

“¡Trump va enfermar a HRC [Hillary Clinton] otra vez!”, lanzó por su parte la usuaria de Twitter Carla Ingraham, parafraseando el lema de campaña de Trump “Hagamos a EEUU grande otra vez”.

En una entrevista en un programa de Fox News este martes, Trump dijo que no tenía ni un resfriado ni alergias, y aseguró que “no hubo sorbos”.

“El micro era muy malo, puede que funcionara lo suficiente como para que se escuchara mi respiración”, alegó.

  • El raro movimiento con que Hillary Clinton respondió a un ataque de Trump





“Cuando alguien se queja de su micrófono es que no pasó una buena velada”, afirmó después Hillary Clinton.

Raro movimiento de Clinton

Otro de los momentos más recordados y más parodiados en redes sociales es cuando Clinton, al escuchar que Trump argumentaba que tenía mucho mejor temperamento que ella para gobernar, sonrió, cerró los ojos y sacudió los hombros hcia atrás y hacia adelante varias veces.

Bowden considera que con ese movimiento, Clinton quiso demostrar a los votantes que es fuerte lo cual es probable que haya conseguido.

  • Estos son algunos memes difundidos en las redes sociales sobre la agitada respiración de Trump