Internacional

El presidente de Pakistán pide a los jóvenes no celebrar San Valentín

El presidente de Pakistán, Mamnoon Hussain, pidió a los jóvenes no celebrar el día de San Valentín, una fiesta de origen católico que crispa a los conservadores de ese país de mayoría musulmana. 

Por Pakistán/AFP

A pesar de la prohibición, en Pakistán se venden productos para celebrar el día de San Valentín.( Foto Prensa Libre: AFP)
A pesar de la prohibición, en Pakistán se venden productos para celebrar el día de San Valentín.( Foto Prensa Libre: AFP)

"El día de San Valentín no tiene ninguna relación con nuestra cultura y debe ser evitado", declaró el presidente durante un homenaje a un héroe de la independencia el viernes.

El mandatario pidió a los jóvenes que en lugar de celebrar ese día se centren en sus estudios.

En la misma línea, en Peshawar, capital de la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa, la asamblea local votó por unanimidad una resolución prohibiendo la fiesta de los enamorados.

"No hay lugar en nuestra cultura y nuestra civilización para un día tan inútil y obsceno, cuyo objetivo es difundir la vulgaridad y la indecencia entre nuestra juventud", resolución de un miembro del partido islamista de Peshawar.

"Una parte específica de nuestra sociedad quiere imponer los valores y la cultura occidental a nuestros jóvenes con San Valentín", reza la resolución, presentada por un miembro del partido islamista Jamaat-e-Islami.

"No hay lugar en nuestra cultura y nuestra civilización para un día tan inútil y obsceno, cuyo objetivo es difundir la vulgaridad y la indecencia entre nuestra juventud", añade el texto.

La policía del muy conservador distrito de Kohat, en la misma provincia, recibió también la orden de impedir cualquier celebración relacionada a esta fiesta.

Pero pese a la prohibición, varios comercios de Peshawar vendían abiertamente chocolates, flores y objetos relacionados a esta fiesta.

Confusión

Tras la prohibición de la fiesta en algunas zonas del país, las dudas sobre si se permite en Islamabad y las declaraciones de las autoridades pidiendo que la “vulgar e indecente”  celebración no tenga lugar, los paquistaníes no tienen claro si este año pueden celebrar San Valentín.

La celebración del día del amor ha sido tradicionalmente atacada por grupos religiosos en la República Islámica de Pakistán, pero este año reina una gran confusión en torno a la festividad con anuncios contradictorios en la prensa y dudas entre la población.

La perfecta metáfora de la situación es un pequeño bazar de flores en el popular mercado de F7 de la capital que desde hace dos días cuenta con corazones gigantescos, globos rojos y ositos, pero en ninguna parte aparecen las palabras San Valentín.



Un pakistaní prepara artículos que vende en Peshawar pese a la prohibición. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un pakistaní prepara artículos que vende en Peshawar pese a la prohibición. (Foto Prensa Libre: AFP).


Todo comenzó el miércoles cuando medios de comunicación paquistaníes publicaron que la Autoridad de Desarrollo de la Capital  (CDA) que gobierna Islamabad había prohibido su celebración, un extremo que fue negado por el organismo.

Un día más tarde, los periódicos informaron de que el ministro de Interior, Nisar Ali Khan, había vetado la fiesta en la capital, algo que de nuevo fue negado por las autoridades.

“Esas informaciones no son ciertas. No se ha prohibido esa festividad en la capital” , dijo hoy a Efe el portavoz del Ministerio de Interior, Sarfraz Hussain.

A pesar de los desmentidos oficiales, la prensa y los usuarios de redes sociales continuaron hablando de la supuesta prohibición.



Los globos, muy característicos de la fecha, también son ofrecidos en las calles de Islamabad, la capital paquistaní. (Foto Prensa Libre: AFP).
Los globos, muy característicos de la fecha, también son ofrecidos en las calles de Islamabad, la capital paquistaní. (Foto Prensa Libre: AFP).


Al mismo tiempo, camiones publicitarios aparecieron en Karachi  (sur) con carteles tildando la fiesta de “insensible, indigna e ignorante”  y recordaron que Alá afirma en el Corán que los que difundan indecencias serán castigados en esta vida y en el más allá.

Las autoridades de Karachi han vetado los baños en las playas de la urbe en San Valentín, por considerarlo peligroso.