Internacional

El Salvador se regocija con nombramiento de primer cardenal

Gregorio Rosa Chávez se convertirá en el primer cardenal en El Salvador, país que cuenta con una larga lista de mártires. 

Por AFP / El Salvador

Monseñor Gregorio Rosa Chávez, futuro cardenal salvadoreño. (Foto Prensa Libre: AFP)
Monseñor Gregorio Rosa Chávez, futuro cardenal salvadoreño. (Foto Prensa Libre: AFP)

Tras una carrera sacerdotal en la que recogió los cadáveres de compañeros asesinados y sorteó amenazas de muerte, el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, se convertirá este miércoles en el primer cardenal de su país, cuna de mártires encabezados por el beato Oscar Arnulfo Romero.

Con 47 años de sacerdocio y 35 como obispo auxiliar en sus espaldas, Rosa Chávez considera que su nombramiento es un homenaje a Romero, una veintena de sacerdotes, religiosas y centenares de catequistas asesinados por predicar durante el conflicto armado que vivió El Salvador entre 1980 y 1992.

“Hoy el tema es la violencia, hoy es más complicado el panorama (y) el Papa lleva ese tema en el corazón, y yo sé que hablará conmigo de eso y me dará orientaciones”. Futuro cardenal Rosa Chávez.

Pero dedica su futuro cargo a Romero. “Él merecía estar en este lugar, él es cardenal por la sangre martirial”, contó a la  AFP.

Romero “es el modelo que tengo, es el amigo e intercesor que va a guiar mis pasos en adelante”, declaró Rosa Chávez, de 74 años, antes de partir a Roma, donde la tarde de este miércoles será ungido por el papa Francisco como cardenal junto a cuatro obispos de otras regiones.

Su designación “es en honor a los mártires, eso es lo que todos los signos van indicando, desde monseñor Romero que está en el corazón del Papa”, aseguró.

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, coincide en que la iglesia del país centroamericano se inspira en sus miembros que entregaron su vida al servicio del pueblo.

“Nuestro país, dichosamente, tiene entre sus hijos un buen número de mártires que, con su sangre, han bendecido esta tierra”  y “sirven de iluminación a nosotros para poder seguir sus huellas” , afirmó Escobar.

Violencia y pobreza 

Rosa Chávez nació el 3 de septiembre de 1942 en el poblado de Sociedad  (noreste). Fue ordenado sacerdote en enero de 1970, luego se licenció en Comunicación Social en la Universidad Católica de Lovaina  (Bélgica) en 1976, y fue nombrado obispo auxiliar de San Salvador en febrero de 1982.

Junto al arzobispo Arturo Rivera, levantó los cadáveres de seis sacerdotes jesuitas asesinados por militares en el campus de la Universidad Centroamericana  (UCA) el 16 de noviembre de 1989.

Jesuitas asesinados en El Salvador en noviembre de 1989. (Foto: Hemeroteca PL)
Jesuitas asesinados en El Salvador en noviembre de 1989. (Foto: Hemeroteca PL)

Según él, la iglesia de los pobres debe acompañar a la población en temas muy sensibles como la violencia de las pandillas, que extorsionan e intimidad a la población en la mayoría de comunidades.

“Hoy el tema es la violencia, hoy es más complicado el panorama (y) el Papa lleva ese tema en el corazón, y yo sé que hablará conmigo de eso y me dará orientaciones”, anticipó el futuro cardenal.

La pobreza es otra lacra que afecta al 34% de los salvadoreños.

Un obispo destacado 

A pesar de haber acumulado méritos religiosos y destacar por ayudar a víctimas de la guerra civil durante sus años como obispo auxiliar, fue relegado por la cúpula de la Iglesia Católica y el Vaticano, que en el pasado declinó nombrarlo arzobispo.

“Había un sector de la oligarquía salvadoreña más recalcitrante que buscaron alianzas con algunos obispos de la época para bloquear la candidatura de Gregorio Rosa Chávez para arzobispo”, explicó el director de Teología de la salesiana Universidad Don Bosco, Juan Vicente Chopin.

El sacerdote jesuita José María Tojeira considera que, al nombrar cardenal a Rosa Chávez, el Papa “está honrando a la Iglesia salvadoreña” .

Rosa Chávez contribuyó al diálogo y participó en la preparación de los cinco negociaciones por la paz para buscar una salida negociada a la sangrienta guerra civil.

Con la mediación de la ONU, las partes lograron el fin del conflicto en 1992 con el saldo de 75 mil muertes.

Iglesia salvadoreña se prepara para celebrar el nombramiento de Gregorio Rosa Chávez. (Foto Prensa Libre: AFP)
Iglesia salvadoreña se prepara para celebrar el nombramiento de Gregorio Rosa Chávez. (Foto Prensa Libre: AFP)