Internacional

Envían a prisión a tía de expareja de Morales por supuesta trata de personas

 Un juzgado boliviano envió el viernes a prisión a una tía de la expareja del presidente Evo Morales acusada por las autoridades de trata de personas por supuestamente intentar hacer pasar por hijo del gobernante a un niño que no lo es.

Por La Paz/EFE

Pilar Guzmán declaró que Gabriela Guzmán le pidio que mintiera en el caso del niño.
Pilar Guzmán declaró que Gabriela Guzmán le pidio que mintiera en el caso del niño.

En una audiencia cautelar celebrada en La Paz, se determinó la detención preventiva de Pilar Guzmán, tía de Gabriela Zapata, en la cárcel para mujeres de Obrajes, en la zona sur paceña, informó la Fiscalía General del Estado en un comunicado.

Guzmán fue acusada por los supuestos delitos de “impedir o estorbar el ejercicio de funciones y organización criminal y trata de personas”  debido a que la mujer afirmó la existencia del hijo que tuvieron "Evo Morales" y Gabierla Zapata en el 2007, “a sabiendas de que iba en contra de la verdad histórica de los hechos” , indicó el Ministerio Público.

Según la Fiscalía, “los actos”  de la tía de Zapata fueron coordinados con los abogados defensores de la exnovia de Morales Eduardo León, William Sánchez y Walter Zuleta, que fueron acusados por los mismos delitos que Guzmán.

La Fiscalía acusó a Guzmán y a los abogados de usar “documentación fraguada”  para demostrar la existencia del niño.

Zapata, Guzmán y los tres abogados fueron denunciados este lunes ante la Policía por el abogado del presidente Morales, Gastón Velázquez, por participar en una supuesta maniobra de trata y tráfico de personas.

La denuncia busca aclarar quién es el niño que la mujer presentó en un juzgado alegando que era el hijo de Morales.

León, que al igual que Guzmán fue detenido el martes, comparecerá este viernes ante un juez cautelar, mientras que Sánchez y Zuleta aún no han sido detenidos.

Zapata se encuentra en la actualidad en prisión preventiva acusada de supuestos delitos económicos y su nombre saltó a los medios de comunicación tras una denuncia de supuesto tráfico de influencias por parte de Morales hacia la empresa china Camce, en la que ella trabajaba y que logró millonarios contratos con el Estado.

La denuncia fue realizada por el periodista Carlos Valverde, quien, no obstante, se desdijo esta semana de la existencia del niño.

En su momento, Morales reconoció que tuvo un hijo con Zapata en el 2007 pero dijo que murió por enfermedad poco después de nacer, aunque la mujer siempre ha sostenido que el niño está vivo.

La confusión sobre el menor aumentó cuando algunos ministros afirmaron que el mandatario lo reconoció legalmente e incluso ayudó con atención médica, mientras otros aseguraron que no existió.

Este caso se ha convertido en uno de los mayores problemas políticos de Morales en el último tiempo y el mandatario achacó a sus efectos la derrota sufrida en el referendo constitucional con el que buscaba en febrero el aval para aspirar a otro mandato en 2019.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, vinculó hoy al encargado de Negocios de la Embajada de EE.UU., Peter Brennan, con un supuesto intento de “golpe político mediático”  contra Morales a través del “caso Zapata” .