Internacional

Escándalo en Paraguay por bullying extremo entre estudiantes

Siete estudiantes del Colegio Nacional de Capital (CNC), de Asunción del Paraguay, fueron suspendidos y cuatro expulsados por haber participado en la rapada masiva de otros 90 estudiantes, confirmó el martes el ministro de Educación, Enrique Riera.

Por Asunción/DPA

Archivado en:

Paraguay
Un grupo de alumnos expulsados toman el establecimiento educativo luego de supuestos actos de bullying.
Un grupo de alumnos expulsados toman el establecimiento educativo luego de supuestos actos de bullying.

El ministro calificó el caso como "bullying extremo" y advirtió que "los estudiantes no deben confundirse porque una cosa es dialogar, construir una agenda propia y pelear por tener mejor educación, pero otra cosa es tomar un colegio para defender un hecho ilegal".

En defensa de los sancionados, algunos estudiantes ocuparon el martes el predio del tradicional colegio público de enseñanza secundaria, fundado en 1877, y que está entre las prestigiosas instituciones educativas de ese país.

El ministro Riera evaluó el martes que "no se puede tolerar" una acción de ese tipo y aseguró que "es irreversible la expulsión" de los cuatro principales responsables de agredir a sus compañeros.

Fernando Silva, uno de los estudiantes expulsados, se defendió el martes con el argumento que "es una tradición mantener el cabello corto en la institución" como parte de la imagen.

"Es como nuestra imagen, como siempre en el Colegio Nacional de la Capital usamos el cabello corto, fue el primer colegio fundado en ese país y tenemos esa imagen. Ahora, cada quien es libre de tener el cabello como quiere y yo no sé porqué nos quieren echar a nosotros", agregó Silva, quien también es vicepresidente del centro de Estudiantes.

El director del CNC, Ceferino Ruíz, declaró que la toma del colegio ha creado zozobra en la institución y denunció que los cuatro expulsados tienen antecedentes, incluso por robo de cámaras, maltrato a docentes y por no asistir a las clases.

La madre de uno de los alumnos rapados comentó que su hijo se niega a volver a la institución y está en tratamiento psicológico por la agresión sufrida.