Internacional

Comentarios de Trump sobre mujeres causa ira generalizada

Luego del escándalo por un video en el que emite comentarios machistas el republicano Donald Trump comienza a quedarse solo aunque descarta renunciar.

Por Estados Unidos/AP/EFE/AFP

El republicano Donald Trump está de nuevo en el ojo del huracán por haber insultado a las mujeres. (Foto Prensa Libre: EFE).
El republicano Donald Trump está de nuevo en el ojo del huracán por haber insultado a las mujeres. (Foto Prensa Libre: EFE).

Mientras viajaba en un autobús rumbo al set de la telenovela Days of Our Lives en el 2005, Donald Trump fue grabado en secreto diciendo que él era atraído como imán a las mujeres bellas.       

“Simplemente las empiezo a besar”, alardeó. “Ni siquiera espero”.       

Después que la grabación fuera dada a conocer el viernes, las reacciones no se hicieron esperar.

Detractores de todo el espectro político dijeron que los comentarios del candidato republicano a la presidencia cruzaron el límite de la vulgaridad para agredir y enfatizaron la necesidad de combatir la misoginia y la llamada cultura de la violación.       

“Alguien que falte tanto el respeto a la mujer, con un estilo de vida tan misógino y que se jacta de usar su poder para agredir sexualmente a la mujer no puede —y no será— el líder de este país”, dijo la presidenta de la Organización Nacional a favor de la Mujer, Terry O’Neill.       

En la cinta, Trump fanfarronea que las mujeres lo dejan besarlas y tocarlas por el hecho de ser famoso.       

“Cuando uno es una estrella te dejan hacerlo”, aseveró el magnate. “Uno puede hacer lo que sea”.

Segundos después, añadió, usando un lenguaje soez y sexualmente explícito, “Tomarlas de la entrepierna. Uno puede hacer lo que sea”.       

Decenas de funcionarios republicanos han exigido que su propio candidato a la presidencia se retire de la contienda.

Reince Priebus, presidente del Comité Nacional Republicano, declaró secamente: “Ninguna mujer debería jamás ser descrita en tales términos o mencionada de esta manera. Nunca”.       

Kelly Oxford, autora y personalidad de redes sociales, publicó en su cuenta de Twitter que un hombre la tomó de la entrepierna y le sonrió a bordo de un autobús urbano cuando ella tenía 12 años.

Luego pidió a otras mujeres que compartieran por este medio sus propias experiencias de ataque sexual, y miles lo hicieron, convirtiendo al hashtag  #notokay en una tendencia en Twitter.       

Trump ha ofrecido mucho material para discutir al respecto.

Llamó Miss Piggy a la venezolana Alicia Machado —Miss Universo 1996—, se refirió a la actriz Rosie O’Donnell como un “cerdo” y especuló que la presentadora Megyn Kelly, Fox News, le hizo preguntas complicadas debido a que ella estaba menstruando.       

Parte del debate se centró en si los hombres realmente hablan de esa manera cuando no hay mujeres presentes.       

“Todos los hombres hablan así, supérenlo”, escribió alguien en Twitter con la cuenta @psychicempress.

A eso, muchos respondieron: “No lo hacen”.       

Desde que Trump hizo tales declaraciones en el 2005, la violencia sexual contra la mujer y la manera en que la sociedad lidia con ella son cada vez más discutidas, en parte debido a las redes sociales.

El tema fue el centro de una protesta tras la sentencia de seis meses de prisión a un ex nadador de la Universidad Stanford que agredió sexualmente a una mujer desmayada.

Y el directivo de Fox News, Roger Ailes, fue recientemente despedido por las acusaciones de maltratar a las mujeres..

  • |VIDEO| La grabación fue divulgada en canales como YouTube/The Daily Conversation



Le llueve sobre mojado

En tanto, Donald Trump, se negó el sábado a abandonar la carrera presidencial, en desafío a las múltiples voces de su partido que piden la dimisión por sus comentarios denigrantes sobre las mujeres.

“Hay cero posibilidades de que vaya a renunciar”, afirmó Trump en una entrevista al periódico The Wall Street Journal, en la que rechazó que su campaña esté “en crisis”  y aseguró contar con un apoyo “increíble”.

El escándalo ha generado una enorme polémica en EE. UU. y ha desatado una tormenta política en el seno del Partido Republicano.

“Yo nunca me rindo, jamás”, reiteró el sábado el multimillonario neoyorquino en la citada entrevista, después de publicar en su cuenta Twitter un mensaje que no parecía denotar la gravedad de la situación.

“¡Ciertamente han sido unas 24 horas interesantes!”, exclamaba el empresario en esa red social.

La controversia pone contra las cuerdas a Trump a justo un mes de las elecciones del 8 de noviembre para elegir al sustituto del demócrata Barack Obama al frente de la Presidencia.

Melania

La esposa de Donald Trump calificó el sábado como “inaceptables y ofensivos”  los comentarios lascivos hechos por su marido al menospreciar a las mujeres en el video del 2005 que se publicó recientemente, pero pidió al público que acepte las disculpas del magnate.

“Las palabras que mi marido uso son inaceptables y ofensivas para mi. Esto no representa al hombre que yo conozco”, dijo Melania Trump en un comunicado. “Él tiene el corazón y la mente de un líder. Espero que la gente acepte su disculpa, como yo lo he hecho, y se centre en los asuntos importantes que enfrenta nuestra nación y el mundo”.

También Pence

Mike Pence, compañero de fórmula de Donald Trump, se dijo “ofendido”  el sábado por las declaraciones del candidato republicano a la Casa Blanca tras divulgarse un video de hace 11 años en el que el magnate menosprecia a las mujeres.

“No consiento estas declaraciones y no puedo defenderlas”, dijo Pence en un comunicado, agregando que Trump tendrá la oportunidad de “mostrar lo que está en su corazón”  el domingo durante el segundo debate presidencial contra la demócrata Hillary Clinton.

Lo deja solo

El senador John McCain, precandidato presidencial republicano en el 2008 y figura influyente de ese partido, anunció el sábado que retira su apoyo a Donald Trump luego de la difusión de videos con declaraciones vulgares del magnate.

“El comportamiento de Donald Trump esta semana, que concluyó con la revelación de sus comentarios degradantes sobre las mujeres y su jactancia de agresiones sexuales, imposibilitan que continúe respaldando, incluso de manera condicional, su candidatura”, afirmó en un comunicado McCain, que se sumó a una larga lista de dirigentes republicanos que se pronunciaron en el mismo sentido.