Internacional

Estado Islámico reivindica atentado en Londres

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó este jueves el atentado en Londres, cometido por un británico investigado por radicalismo, que dejó 3 muertos y 40 heridos.

Por AFP / Londres

Siete personas fueron detenidas luego del ataque terrorista en Londres. (Foto Prensa Libre: AP)
Siete personas fueron detenidas luego del ataque terrorista en Londres. (Foto Prensa Libre: AP)

"El autor del ataque frente al parlamento británico en Londres es un soldado del EI" y su acción respondió al llamamiento a atacar "a los países de la coalición" internacional antiyihadista, indicó Amaq, la agencia de propaganda del Estado Islámico.

El Parlamento británico volvió al trabajo este jueves tras el atentado en sus inmediaciones, por el que se detuvo a 8 personas y cuyo autor fue un británico que había sido investigado por radicalismo.

Tras un minuto de silencio, la primera ministra británica Theresa May se dirigió al Parlamento y reveló que el autor del atentado fue un británico "investigado hace años en una ocasión por el Mi5 (servicio de inteligencia) por sospechas de violencia extremista".

La primera ministra tildó al hombre de "figura secundaria", y repitió la tesis avanzada por la policía de que actuó por motivaciones ideológicas islamistas. Su identidad no ha sido difundida todavía por las autoridades.

"No tenemos miedo", dijo May desafiante, asegurando: "nunca vacilaremos frente al terrorismo".

Un hombre arrolló con su coche a los peatones antes de acuchillar a un policía que custodiaba el Parlamento y ser abatido por la policía. El atentado dejó 4 muertos, incluyendo al agresor, y 40 heridos.

La reina Isabel II condenó en un comunicado la "terrible violencia" del atentado.

Una mujer de origen español, muerta 

Una de las tres víctimas mortales del atentado fue la británica de origen español Aysha Frade, de 43 años, profesora y madre de dos niñas.

"Estamos profundamente entristecidos y conmocionados por la noticia de que una de las víctimas era parte de nuestro personal, Aysha Frade", dijo Rachel Borland, directora del DLD College, la escuela de la víctima.

Frade "era muy querida y respetada", añadió Borland.

Los heridos, entre los que había siete graves, constituían también un mosaico de nacionalidades: franceses, surcoreanos, griegos, un alemán, un polaco, un irlandés, un italiano, y un estadounidense, además de británicos, explicó May.

La otra víctima mortal identificada era el agente de policía Keith Palmer, de 48 años, y falta conocer el nombre del hombre de unos 50 años arrollado en el puente de Wesminster.

Detenidos 

Ocho personas fueron detenidas en seis domicilios británicos en el marco de la investigación por el atentado de la víspera en Londres, anunció este jueves la policía británica.

Las pesquisas se desarrollan en Londres, Birmingham y otros puntos del país, dijo en una comparecencia ante la prensa, Mark Rowley, comandante de la unidad antiterrorista de Scotland Yard.

Medios británicos habían informado previamente de una gran operación policial en Birmingham que se saldó con varias detenciones.

Esta ciudad del centro de Inglaterra es una de las que tiene un mayor número de islamistas, y Mohamed Abrini, uno de los autores de los atentados de Bruselas y París, residió en ella.

Como ocurrió en 2016 en un mercado navideño en Berlín (12 muertos), y en la localidad francesa de Niza (86 muertos), el atacante se valió de un vehículo para causar estragos.

"Estos agresores actúan en solitario en la operación, pero en lo que se refiere a inspiración y planificación, es posible que hayan recibido apoyos de varias fuentes", explicó a la AFP Emily Winterbotham, investigadora de la organización de análisis RUSI, con sede en Londres.

El del miércoles fue el más mortífero en el Reino Unido desde los atentados suicidas del 7 de julio de 2005 en Londres, que dejaron 56 muertos, incluidos los cuatro kamikazes.





Más policía en las calles

El área de Westminster, con el Big Ben, la sede del Parlamento y la mayoría de ministerios y dependencias gubernamentales, es muy concurrida por turistas y funcionarios.

El perímetro en torno al Parlamento seguía, sin embargo, acordonado, y la estación de metro cercana, Wesminster, cerrada al público.

También estaba cerrado a la circulación el puente de Wesminster, donde los investigadores seguían trabajando.

El incremento de la presencia policial en la ciudad era visible y las portadas de todos los diarios estaban ocupadas totalmente por el atentado, con titulares como "Terror en Wesminster" (The Guardian), o "El maniaco que acuchilló al Reino Unido en el corazón" (The Sun).

"Me tranquiliza ver a tanta policía en las calles, definitivamente hay nerviosismo, se siente", explicó a la AFP Jason Llewelyn, un funcionario del gobierno que iba al trabajo, cerca del lugar del atentado.

"Paso cada mañana por el puente de Wesminster, y es evidente que aquí ocurrió algo muy grave", añadió.

Ataque causa pánico