Internacional

Estado Islámico dice haber matado a italiano en Bangladés

El grupo Estado Islámico se atribuyó la autoría del asesinato a tiros de un italiano en el barrio diplomático de la capital de Bangladesh, según un grupo de inteligencia que monitorea las amenazas yihadistas, en tanto que el gobierno dijo que no contaba con pruebas que respalden tal reivindicación.

Por Daca/AP

El ciudadano italiano Cesare Tavella -inserto. fue asesinado en Bangladés.
El ciudadano italiano Cesare Tavella -inserto. fue asesinado en Bangladés.

No fue posible verificar la reivindicación de forma independiente en un primer momento, pero de confirmarse, sería el primer atentado del grupo islamista suní radical en ese país del sur de Asia, que no tiene religión oficial pero sí una mayoría de población musulmana.       

Bangladesh ha luchado en los últimos meses contra el rápido ascenso de grupos islamistas extremistas, ilegalizando a varios grupos acusados de la muerte de cuatro blogueros este año.       

La Policía en Daca dijo no tener pistas que llevaran a las tres personas que montaban en una misma motocicleta el lunes recién pasado, se pusieron a la altura del ciudadano italiano Cesare Tavella y le dispararon.     

“No tenemos ni idea, no podemos decir nada definitivo por ahora” , dijo el policía Mujlesur Rahman, declinando hacer comentarios sobre la reivindicación del grupo EI. “Dejen que se realice la investigación” .       

Los primeros indicios apuntan a un ataque planificado, afirmó la policía, señalando que no se había sustraído nada a Tavella.       

En un comunicado con fecha del lunes, el grupo EI dijo supuestamente que un “destacamento de seguridad” había seguido y abatido a Cesare con “armas con silenciador” en Daca, según el sitio web del grupo de inteligencia SITE.       

El texto advertía que los “ciudadanos de la coalición de cruzados” no estarán a salvo en países musulmanes. Casi el 90% de los 160 millones de habitantes de Bangladés son musulmanes.       

  “No tenemos ni idea, no podemos decir nada definitivo por ahora” , dijo el policía Mujlesur Rahman.

Los testigos dijeron haber oído al menos tres disparos, y vieron huir a los después de que Tavella cayera al suelo, según la policía. La víctima fue trasladada a un hospital cercano, donde los médicos certificaron su muerte.       

El ministro italiano de Exteriores, Paolo Gentiloni, dijo el lunes por la noche en Nueva York que estaban “trabajando para verificar” la afirmación del grupo extremista. El Ministerio informó el martes que seguía trabajando con el gobierno bangladeshí en el asunto.       

Tavella trabajaba para ICCO, una cooperativa religiosa con sede en Holanda, y dirigía un proyecto centrado en la seguridad alimentaria y el desarrollo económico para personas en zonas rurales de Bangladesh, según el sitio web de ICCO.       

La víctima, veterinario y al comienzo de la cincuentena, había pasado largos periodos de tiempo viajando por el mundo y enseñando sobre cómo criar animales, según las noticias aparecidas en medios italianos. Tenía una hija, y fue a Bangladesh a finales del agosto.       

Los medios informaron que no había pasado mucho tiempo en Italia últimamente, al menos no periodos prolongados de tiempo, y su última residencia en el país fue en el centro de Italia.       

Estados Unidos y Gran Bretaña recomendaron a sus ciudadanos que tuvieran precaución en Bangladesh y citaron “información fiable” sobre que podrían producirse ataques contra intereses occidentales para instar a sus ciudadanos a limitar sus movimientos en el país. Los comunicados no entraron en detalles.       

La policía en Daca interrogaba a los testigos, incluidos varios indigentes que supuestamente oyeron los disparos y vieron huir a los atacantes, según dijo el martes la cadena local Somoy Television.       

Una testigo, Sitara Begum, dijo que estaba sentada en la calle en un cruce cerca del lugar del ataque cuando oyó unos disparos que la aterraron.       

“Estaba mirando al lado este de la calle, pero al oír los disparos miré al lado oeste y vi a dos hombres correr y subir a una motocicleta que esperaba. Huyeron rápidamente” , dijo Begum.