Internacional

Evo Morales y Nicolás Maduro "alertan" de intento de golpe

Los presidentes Nicolás Maduro, de Venezuela y Evo Morales, de Bolivia, denunciaron este martes en Cochabamba, que hay un intento de golpe de Estado contra Dilma Rousseff, mandataria de Brasil y “una arremetida” contra gobiernos populares de la región.

Por La Paz/AFP

Evo Morales, presidente de Bolivia junto a su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro. (Foto Prensa Libre: EFE).
Evo Morales, presidente de Bolivia junto a su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro. (Foto Prensa Libre: EFE).

Maduro, que participó el lunes último de una conferencia mundial de movimientos sociales sobre el cambio climático en el poblado de Tiquipaya, bajo jurisdicción de Cochabamba, se reunió con su colega boliviano para analizar temas de cooperación bilateral y asuntos regionales.

“Tanto el presidente Evo Morales como mi persona manifestamos nuestra preocupación y vamos a iniciar un conjunto de consultas, porque parece anunciarse en el Brasil una nueva modalidad, un golpe de Estado contra la presidenta Dilma Rousseff”, dijo Maduro, en conferencia de prensa conjunta con el gobernante boliviano.

El mandatario venezolano aseguró que, en la reunión bilateral con Morales, han visto “la situación en Brasil con mucha preocupación y alarma”.

“Tanto el presidente Evo Morales como mi persona manifestamos nuestra preocupación y vamos a iniciar un conjunto de consultas, porque parece anunciarse en el Brasil una nueva modalidad, un golpe de Estado contra la presidenta Dilma Rousseff”, Nicolás Maduro.

“No nos vamos a quedar callados frente a un intento de golpe de Estado en Brasil, ni en ningún lugar de América Latina y el Caribe, ni nos vamos a dejar maniatar ni tapar la boca”, dijo Maduro.

Morales, había anticipado en agosto pasado sus temores de que se geste un golpe de Estado en Brasil y consideró que la región debería actuar en conjunto para defender la institucionalidad en el gigante sudamericano.

Los dos gobernantes izquierdistas, amigos y aliados políticos, hicieron eco de la difícil situación que atraviesa su colega brasileña, sumida en una crisis de gobernabilidad, acusaciones de corrupción contra el partido de gobierno y una popularidad baja.

El Tribunal Electoral brasileño decidió la semana pasada reabrir una investigación para determinar si se cometieron abusos durante la campaña electoral que la llevó al poder en el 2014, lo que revivió el fantasma de un impeachment.

Además, el Tribunal de Cuentas le rechazó la rendición de gastos de la gestión del 2014 de su gobierno.

Llamado a consulta

Morales y Maduro anunciaron este martes que impulsarán consultas regionales en respaldo a la presidenta de Brasil ante la posibilidad de un “golpe de Estado” en ese país.       



Dilma Rousseff, presidenta de Brasil. (Foto Prensa Libre: EFE).
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil. (Foto Prensa Libre: EFE).


“Estamos viendo con preocupación y alarma lo que ocurre en Brasil, vamos a hacer un conjunto de consultas porque parece anunciarse en Brasil una nueva modalidad de golpe de Estado contra la presidenta Dilma Rousseff”, dijo el presidente venezolano a la Prensa en compañía de Morales, tras una reunión que mantuvieron en Bolivia.       

“Vamos a hablar con voz clara y abierta para apoyar a Brasil”, agregó Maduro, quien arribó la víspera para participar de la clausura de la Conferencia Mundial de los Pueblos contra el Cambio Climático organizada por Morales en Cochabamba, en el centro de Bolivia.       





Los dos mandatarios resolvieron, además, relanzar el programa de cooperación venezolana a Bolivia que se diluyó tras la muerte del presidente Hugo Chávez en el 2013.

En particular acordaron “fortalecer la Escuela de Defensa del ALBA” creada en Bolivia con apoyo de Irán para forjar una doctrina militar antiimperialista.