Internacional

Expresidente salvadoreño es trasladado de urgencia a hospital

El expresidente salvadoreño Francisco Flores (1999-2004), en arresto domiciliario acusado de delitos de corrupción, fue trasladado este martes bajo custodia policial hacía un hospital de la capital por un posible sangrado interno, confirmó uno de sus abogados.

Por San Salvador/EFE

Francisco Flores (der.) expresidente de El Salvador. (Foto Prensa Libre: AFP).
Francisco Flores (der.) expresidente de El Salvador. (Foto Prensa Libre: AFP).

“Él ya venía sintiéndose mal (de salud), y ayer fue un poco más de emergencia, a raíz de eso llamó a su gastroenterólogo y al momento de realizar el chequeo determinó que al parecer está presentado un sangrado interno”, explicó Yanira Ticas.

Añadió que Flores tuvo que trasladarse al hospital “dada la emergencia y la urgencia”  para “practicarse exámenes hospitalarios”  porque su estado de salud está “de forma delicada”.

“Está a la espera de los resultados (de los análisis clínicos) para determinar si está con un sangrado severo”  que necesite una cirugía o “si es un padecimiento que se pueda controlar con medicamentos”, detalló.

Francisco Flores ya había sido hospitalizado durante 19 días en octubre del 2014 por una trombosis en una pierna; además, padece de pólipos en vesícula biliar.

El exgobernante fue trasladado el lunes último desde los calabozos de la División Antinarcóticos de la Policía hacía su residencia en una exclusiva zona residencial de San Salvador, luego de que la Cámara Primera de lo Penal restituyó el arresto domiciliario que fue suspendido por un juez de instrucción el pasado 3 de diciembre.





El exjefe de Estado es acusado de apropiarse y desviar US$15 millones de donaciones taiwanesas que tenían como destino proyectos de reconstrucción y atención a víctimas de dos terremotos que asolaron El Salvador en el 2001.

Las cargos que pesan contra Flores son peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia de terceros.

Durante la audiencia preliminar, el juez Miguel Ángel García Argüello, del Juzgado Séptimo de Instrucción, agregó a la imputación el delito de lavado de dinero, pero la citada cámara suprimió ese delito del proceso penal.

Según la acusación fiscal, el imputado sumó US$5 millones a su patrimonio personal y desvió otros 10 hacia una cuenta del partido Alianza Republicana Nacionalista, ahora en la oposición y que lo llevó al poder.

El juicio contra el exmandatario está previsto se realice el 18 de enero próximo y será ventilado por el Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador.