Internacional

Extracción de petróleo causa sismos

Estados Unidos va camino a convertirse en un país con autosuficiencia energética debido a la extracción de petróleo y gas de esquisto mediante fracturación hidráulica, una técnica que, según sismólogos, produce temblores al activar fallas, aunque hay sectores que defienden a la industria petrolera.

Por Redacción Internacional*

Desde el 2011 han ocurrido sismos en Oklahoma que causan daño. (Foto Prensa Libre: AP).
Desde el 2011 han ocurrido sismos en Oklahoma que causan daño. (Foto Prensa Libre: AP).

La actividad sísmica inducida ha aumentado notablemente en EE. UU. desde el 2009, especialmente en el centro de ese país, por el auge del uso de la técnica de fracturación hidráulica o fracking para extraer petróleo y gas de esquisto, afirma el Servicio Geológico de estadounidense (USGS, en inglés)

Oklahoma es el principal afectado por esta alza en la actividad sísmica, con remezones de magnitudes superiores a 3 en la escala Richter; seguido de Texas, Kansas, Colorado, Nuevo México y Ohio, que en los últimos años han registrado sismos con más frecuencia de lo habitual.

Mark Petersen, jefe del Proyecto de Modelo Nacional de Riesgos Sísmicos del USGS, señaló en un comunicado que “estos terremotos inducidos están ocurriendo a un ritmo mucho mayor que anteriormente y suponen un mayor riesgo para la gente que vive cerca”.

Todas las áreas en las que se ha percibido este aumento en la actividad sísmica “están localizadas cerca de pozos de inyección profunda de fluidos u otras actividades industriales capaces de inducir terremotos en esos lugares”.

Según el estudio, la inyección de aguas residuales aumenta la presión de los poros subterráneos, lo que puede lubricar fallas cercanas y propiciar que los terremotos sean más probables. No obstante, matiza que aunque existe “el potencial” de desencadenar estos terremotos, la mayoría de estos pozos no los producen.

Muchas fallas geológicas activadas por las perforaciones habían estado inactivas durante millones de años, afirma William Ellsworth, geofísico del Servicio Meteorológico. “Son fallas antiguas”, precisó. “No siempre sabemos dónde están”, resaltó el experto.

El auge de la “fracturación hidráulica” se encuentra detrás del bum energético en EE. UU., cuya producción nacional se ha disparado en los últimos años gracias a esta técnica que permite el acceso a bolsas de petróleo y gas a las que anteriormente no era posible llegar.

Agua y químicos

Esta polémica técnica de extracción inyecta en el subsuelo una mezcla de agua y productos químicos a altas presiones para romper las rocas porosas que almacenan los combustibles y así liberarlos.

Grupos de activistas medioambientales han criticado los riesgos que el fracking acarrea, algo que ha llevado a algunos estados como Nueva York a prohibirla; mientras que la industria defiende el potencial que ofrece para conseguir la independencia energética de Estados Unidos.



Vivienda dañada en Oklahoma, por temblores en una zona cercana a petroleras. (Foto Prensa Libre: AP).
Vivienda dañada en Oklahoma, por temblores en una zona cercana a petroleras. (Foto Prensa Libre: AP).


Algunos científicos dicen que esos terremotos, y miles de otros antes y después, son causados por pozos usados para enterrar en las profundidades de la tierra, cerca de zonas de fallas geológicas, grandes cantidades de agua residual de la exploración petrolera y de gas.

“De acuerdo con mis cálculos, mientras sigan inyectando aguas residuales a lo largo de esa zona de falla se va a continuar teniendo sismos”, dijo Arthur F. McGarr, director del proyecto de sismos inducidos en el Centro de Ciencia Sismológica, en Menlo Park, California.

Si bien los científicos y expertos ven peligros, muchos habitantes de Oklahoma están reacios a trastocar una industria tan entretejida con la vida diaria. Los pozos de petróleo y gas de ese estado arrojan ganancias a los propietarios corporativos, pero también regalías a los agricultores y propietarios de casas, y pagos fiscales al Estado y las ciudades.

Empleo o riesgo

Uno de cada cinco empleos en Oklahoma es atribuible a esa industria.

Del 2010 al 2013, la producción petrolera de Oklahoma se disparó en dos terceras partes y la producción de gas se elevó en más de una sexta parte. La cantidad de agua residual enterrada anualmente aumentó en una quinta parte, a casi 1.1 mil millones de barriles.



En años anteriores sismos dañaron la Universidad de San Gregorio. (Foto Prensa Libre: AP).
En años anteriores sismos dañaron la Universidad de San Gregorio. (Foto Prensa Libre: AP).


Y Oklahoma pasó de sufrir tres terremotos de magnitud igual o superior 3.0 a 109 —y a 585 en el 2014 y a más de 750 este año si continúa el ritmo. En Estados Unidos, solo en Alaska tiembla más.

Muchos en la industria se mostraron renuentes a comentar sobre estos fenómenos.

Sin embargo, Kim Hatfield, presidente regulatorio de la Asociación Petrolera Independientede Oklahoma y presidente de Crawley Petroleum, advirtió: “Una reacción de pánico no es útil”. La mecánica de los terremotos inducidos por aguas residuales es clara: empapada con suficiente fluido, una capa de roca se expande y adquiere un mayor peso.

Los sismos pueden ocurrir cuando la presión del líquido llega a una falla, ya sea mediante contacto directo con la roca empapada o indirectamente, de la roca en expansión.

Advierten riesgos

Científicos de Estados Unidos tienen documentado el número de sismos en relación con excavaciones.

Los sismólogos estadounidenses tienen un año de advertir sobre los crecientes riesgos de terremotos, principalmente en zonas como Oklahoma. En marzo último, un geofísico sudafricano ofreció la advertencia más específica a la fecha: Otro sismo de magnitud mayor a 5 podría ocurrir para el 2016 y una falla que corre a través de Stillwater y otras dos ciudades podría causar un terremoto de magnitud 6.5.

Los científicos han documentado tales movimientos telúricos en Colorado, Nuevo México, Arkansas, Kansas, Oklahoma y otros sitios desde la década de 1960.

En reuniones públicas y en demandas, algunos residentes de los estados afectados han empezado a exigir una rendición de cuentas de las compañías del lugar.

Compañías se defienden

Petroleras estadounidenses exponen que los sismos son parte de un periodo activo de las capas terrestres.

Continental Resources, una de las compañías de petróleo y gas más grandes del estado de Oklahoma, argumenta en los periódicos, en televisión y ante los reguladores que la epidemia de sismos no es causada por el hombre, sino parte de un periodo inusitadamente activo de terremotos a escala mundial.

¿Qué es el fracking?

  • El proceso de fracturación hidráulica o fracking es una técnica que permite extraer petróleo o gas de esquisto del subsuelo, un tipo de hidrocarburo no convencional que se encuentra atrapado en capas de roca, a gran profundidad de la Tierra.

Una investigación en el Reino Unido indica que el proceso de fracturamiento hidráulico para obtener gas de esquisto, conocido como fracking, no representa una causa importante de terremotos.

Sin embargo, los investigadores aseguran que la contaminación del agua causada por las perforaciones que se efectúan durante el proceso es mucho más preocupante, porque los recursos hídricos corren peligro.

Con información de agencias EFE, AP y sitios oficiales en internet.

En este video, un experto explica los riesgos que la industria petrolera conlleva. (Youtube).